Connect with us

Agencias

Niebla y baja visibilidad , posibles causas de fatal accidente de Kobe Bryant y su hija

Published

on

EP New York/agencias

la niebla y baja visibilidad existente en la zona en el momento del siniestro son hasta ahora las primeras causas del fatal accidente aéreo donde perdieron la vida Kobe Bryant , su hija de 13 años y siete personas mas. 

Entre los factores a pesquisar , entonces ,se encuentran las condiciones climáticas, dado que los pronosticadores habían informado previamente sobre nubes bajas y visibilidad limitada en las cercanías al momento del accidente. Además, varios testigos hablaron de una espesa niebla en la zona en que cayó el helicóptero.

El Departamento de Policía de Los Ángeles afirmó que durante la mañana del domingo decidió dejar en tierra los helicópteros con los que suele realizar tareas de vigilancia debido a las condiciones climatológicas.

La niebla “era suficiente como para no volar”, declaró a varios medios estadounidenses el vocero de la policía, Josh Rubenstein.

La Administración Federal de Aviación de EE.UU. identificó el helicóptero estrellado como un Sikorsky S-76 fabricado en 1991.

La NBA y el mundo del deporte están en shock: Kobe Bryant, uno de los más grandes campeones de la historia del baloncesto y leyenda de los Lakers de Los Ángeles, murió este domingo a los 41 años en un accidente de helicóptero en el sur de California.

Bryant, quíntuple campeón de la NBA con los Lakers y dos veces medallista de oro olímpico, y otras ocho personas fallecieron en la mañana del domingo en el accidente del helicóptero de propiedad del exdeportista en las colinas cercanas a Calabasas, en el sur de California.

En el siniestro también perdió la vida Gianna, una de las hijas de Bryant de 13 años, confirmó horas más tarde el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti.

Las causas del accidente aún son desconocidas, agregaron las autoridades.

El universo de las reacciones por el deceso del eximio exbasquetbolista fue tan amplio que abarcó colegas suyos, de los más diversos deportes, artistas y políticos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó en su cuenta en Twitter que la muerte de Bryant “¡Es una noticia terrible!”.

A su turno, el expresidente Barack Obama destacó, también en la red social, que “Kobe fue una leyenda en la cancha y apenas comenzaba lo que podría haber sido un significativo segundo acto”.

Dos números de apertura de los premios Grammy estuvieron dedicados a la estrella de Los Angeles Lakers, precisamente en el Staples Center que lo vio brillar y donde cientos de fanáticos se congregaron para rendirle homenaje.

“¡Esta noche es por Kobe!”, gritó la cantante Lizzo, y a quien le siguieron sentidas palabras de la anfitriona Alicia Keys, que también le dedicó a Kobe una canción con Boys II Men.

El accidente se produjo solo unas horas después de que la exestrella de Los Angeles Lakers felicitara al actual astro de ese equipo, LeBron James, quien lo superó como el tercer máximo anotador de la historia de la NBA en un partido el sábado contra Filadelfia.

“Continuar avanzando en el juego @KingJames”, escribió Bryant. “Mucho respeto a mi hermano #33644”, fue su última publicación en las redes sociales.

El helicóptero fue descrito como un Sikorsky S-76, dijo el vocero de la Administración Federal de Aviación, Allen Kenitzer.

Dolor en el mundo

Kobe Bean Bryant nació el 23 de agosto de 1978 en Filadelfia (Pensilvania) y fue el menor de los tres hijos -y único varón- del matrimonio de Joe Bryant y Pamela Cox.

Bryant fue cinco veces campeón de la NBA en una carrera que comenzó en 1996 y duró 20 años hasta su retiro en 2016.

También fue dos veces medallista de oro olímpico, ayudando al ‘Dream Team’ estadounidense a quedarse con los títulos de Pekín-2008 y Londres-2012.

TMZ informó que la esposa de Bryant, Vanessa, no estaba entre las personas fallecidas en el accidente aéreo.

En el Staples Center, casa de los Lakers en el centro de Los Ángeles, cientos de admiradores sorprendidos se reunieron para rendir homenaje a la estrella.

Algunos lloraban desconsolados, como si se tratara de un familiar. De hecho, para Gennesys Cabral fue peor.

“He perdido familiares y sé que suena loco, pero creo que no dolió tanto”, dijo a la AFP.

Estrellas del basquet y fútbol

El deporte mundial unió en el dolor a sus grandes estrellas.

Sus excolegas Magic Johnson y Michael Jordan y el actual astro de los Lakers, LeBron James, se manifestaron consternados, al igual que las grandes estrellas del fútbol como Lionel Messi, Diego Maradona, Cristiano Ronaldo y Neymar.

“Amaba a Kobe, era como un hermano pequeño para mí. Hablamos a menudo, extrañaré mucho estas conversaciones. Era un competidor feroz, uno de los mejores jugadores en este deporte y una fuerza creativa”, escribió Jordan en Twitter.

“No tengo palabras… Todo mi cariño para la familia y amigos de Kobe. Fue un placer conocerle y compartir buenos momentos juntos. Se nos fue un genio como pocos”, publicó Messi a su vez en su cuenta en Instagram.

El brasileño Neymar le dedicó su segundo gol en el triunfo de su equipo el PSG contra el Lille haciendo la señal con los dedos del número 24, el que lucía en su indumentaria el estadounidense.

El Óscar de la leyenda

El legado de Kobe va más allá de los cinco anillos que ganó como campeón, las 18 veces que fue elegido al Juego de las Estrellas, 11 de ellas consecutivas, sus 30 récords para la franquicia de la NBA y otros muchas más marcas que lo colocan en un escalón habitado sólo por las leyendas de este deporte.

Su legado quedó cimentado por sus jugadas increíbles, y esa sangre fría a la hora de definir un partido con un tiro ganador, que le ganó el apodo de ‘Mamba Negra’.
En 2018, Kobe ganó un premio Óscar al mejor corto de animación por “Dear Basketball”.

“Dear Basketball” es un homenaje al deporte que lo convirtió en un ícono.

“Querido baloncesto, desde el momento que comencé a enrollar las medias de mi padre y hacer tiros imaginarios para ganar partidos en el Great Western Forum, supe que algo era real: me enamoré de ti…”, comienza el texto acompañado con una ilustración como de bosquejo a lápiz.

“Fue el tiro más afortunado que lancé nunca. Por lejos”, explicó entonces con una sonrisa y sosteniendo la preciada estatuilla.

Las otras vìctimas-

De acuerdo al siitio web TMZ , especializado en celebridades y quien fuera el primero en dar la noticia , otra de las víctimas era John Altobelli, entrenador de beisbol de 56 años de la escuela comunitaria Orange Coast College (OCC), según un comunicado del centro educativo.

En el helicóptero también viajaban Alyssa y Keri, hija y esposa de Altobelli. En el accidente también murió Christina Mauser, entrenadora de baloncesto femenino en una escuela primaria de la ciudad californiana de Newport Beach, tal y como confirmó su marido en redes sociales.

 

Agencias

9/11 , 20 años después del dolor

Published

on

EP New York/ 9/11

Nueva York, una ciudad herida pero cambiada 20 años después del 11S

Continue Reading

Agencias

23 fallecidos deja hasta el momento la tormenta ‘Ida’ en el área tri-estatal

Published

on

EP New York/Tormenta Ida

Continue Reading

Agencias

Talibanes celebran salida estadounidense de Afganistan y toman control de Kabul

Published

on

EP Newyork/Afganistan

Durante la evacuación, las fuerzas estadounidenses ayudaron a trasladar a unos 120.000 ciudadanos estadounidenses, afganos y de otros países, según la Casa Blanca

El Talibán proclama su victoria en Kabul y promete seguridad
KABUL — El Talibán hizo un recorrido triunfal el martes por el aeropuerto internacional de Kabul, horas después de la retirada de tropas que puso fin a la guerra más larga de Estados Unidos. De pie en la pista, líderes del grupo prometieron asegurar el país, reabrir el aeropuerto y dar una amnistía a sus antiguos rivales.

En una demostración de control, líderes talibanes caminaron por la pista escoltados por miembros de la unidad de élite Badri. Los comandos posaron con orgullo para la prensa vestidos con uniformes de camuflaje.

Poner el aeropuerto de nuevo en funcionamiento es uno de los considerables desafíos que afronta el Talibán para gobernar un país de 38 millones de habitantes que durante dos décadas sobrevivió con miles de millones de dólares en ayuda extranjera.

“Afganistán es libre por fin”, dijo a The Associated Press en la pista del aeropuerto Hekmatula Wasiq, un líder talibán. “El lado militar y el civil (del aeropuerto) están con nosotros y bajo control. Esperamos anunciar nuestro gobierno. Todo es pacífico. Todo es seguro”.

Wasiq instó a la gente a regresar al trabajo y reiteró la promesa talibán de ofrecer una amnistía general. “El pueblo debe ser paciente”, dijo. “Poco a poco devolveremos todo a la normalidad. Llevará tiempo”.

Un miembro destacado de la oficina política del Talibán felicitó a los afganos por su “gran victoria” al lograr la “plena independencia del país” con la salida de las fuerzas estadounidenses.

Shahabuddin Delawar habló ante un centenar de personas, aparentemente todos hombres, en un evento en Kabul transmitido por la televisión estatal. Delawar fustigó al enemigo —las fuerzas de Estados Unidos y la OTAN— y acusó a Occidente de difundir propaganda para socavar al Talibán.

“Pronto se verá el progreso” de la nación. La imagen en la TV estatal aparecía con el subtítulo “Celebración del Día de la Independencia y el fin de la invasión estadounidense de Afganistán”.

Apenas unas horas antes, el Ejército estadounidense completó su mayor evacuación aérea de personas no combatientes en la historia.

El martes por la mañana aún quedaban signos del caos registrado en los últimos días. En la terminal se veían maletas y ropas tiradas entre montones de documentos. Había alambres de cuchillas para separar zonas y autos volcados y vehículos estacionados bloqueaban rutas en torno al aeropuerto civil, un indicio de las medidas tomadas para proteger contra posibles ataques suicidas con vehículos.

Varios vehículos con combatientes talibanes recorrían la única pista del Aeropuerto Internacional Hamid Karzai, en la zona militar al norte del aeropuerto. Antes del amanecer, combatientes fuertemente armados caminaban por los hangares de la zona militar entre algunos de los siete helicópteros CH-46 que utilizó el Departamento de Estado en sus evacuaciones antes de inutilizarlos.

El vocero del grupo, Zabihula Muyahid, se dirigió a los miembros presentes de la unidad Badri. “Confío en que sean muy prudentes al tratar con el país”, dijo. “Nuestro país ha sufrido guerra e invasión y el pueblo no tiene más tolerancia”.

Tras su intervención, los combatientes exclamaron: “¡Dios es el más grande!”.

En otra entrevista con la televisora estatal afgana, Muyahid habló sobre reanudar la actividad en el aeropuerto, que sigue siendo una vía crucial para los que quieren salir del país.

“Nuestro equipo técnico comprobará las necesidades técnicas y logísticas del aeropuerto”, dijo. “Si podemos arreglarlo todo por nuestra cuenta, no necesitaremos ayuda. Si hace falta ayuda técnica o logística para reparar la destrucción, entonces pediremos ayuda a Qatar o Turquía”.

El vocero no entró en detalles sobre qué estaba destruido.

El general de la Infantería de Marina Frank McKenzie, responsable del Comando Central del Ejército de Estados Unidos, había dicho antes que las tropas habían “desmilitarizado” el sistema para que no pudiera volver a utilizarse. Las autoridades dijeron que las tropas no habían volado equipamiento para asegurar que el aeropuerto podía utilizarse para operar vuelos en el futuro. Además, McKenzie señaló que las tropas estadounidenses habían inutilizado 27 camionetas Humvee y 73 aeronaves.

En el aeropuerto se produjeron escenas dramáticas después de que los Talibanes conquistaran Afganistán en una ofensiva relámpago y tomaran Kabul el 15 de agosto. Miles de afganos rodearon el aeropuerto, y algunos murieron tras aferrarse con desesperación al lateral de un avión de transporte C-17 del Ejército estadounidense que despegaba. La semana pasada murieron al menos 169 afganos y 13 militares de Estados Unidos en un ataque suicida del grupo extremista Estado Islámico en una puerta del aeropuerto.

Durante la evacuación, las fuerzas estadounidenses ayudaron a trasladar a unos 120.000 ciudadanos estadounidenses, afganos y de otros países, según la Casa Blanca. Las fuerzas de la coalición también evacuaron a sus ciudadanos y a más afganos. Pero pese a todos los que salieron, Estados Unidos y otros países admitieron que no habían evacuado a todos los que querían marcharse.

Pero el martes, tras una noche en la que combatientes talibanes dispararon al aire en señal de triunfo, nuevos guardias mantenían alejados a los curiosos y a los que de algún modo aún aspiraban a tomar un vuelo para marcharse.

“Después de 20 años hemos derrotado a los estadounidenses”, dijo Mohammad Islam, un guardia talibán en el aeropuerto, procedente de la provincia de Logar y que sostenía un rifle Kalashnikov. “Se han marchado y ahora nuestro país es libre”.

“Está claro lo que queremos”, añadió. “Queremos sharía (ley islámica), paz y estabilidad”.

Zalmay Khalilzad, el representante especial de Estados Unidos en Afganistán que supervisó las conversaciones de Estados Unidos con el Talibán, escribió en Twitter que “los afganos afrontan un momento de decisión y oportunidad” tras la retirada.

“El futuro del país está en sus manos. Elegirán su camino con plena soberanía”, escribió. “Esta es la oportunidad de poner fin a su guerra también”.

Pero el Talibán afronta lo que podría ser una sucesión de grandes crisis mientras toma el control del país. La mayoría de los miles de millones de dólares que tiene Afganistán en divisas extranjeras están ahora congelados en Estados Unidos, lo que presiona a una moneda local en franca caída. Los bancos han impuesto controles a la retirada de dinero por temor a una fuga de depósitos en el clima de incertidumbre. Funcionarios de todo el país dicen que llevan meses sin recibir sus salarios.

El equipo médico sigue escaseando y miles de personas que huyeron del avance talibán viven en condiciones penosas. Además, una fuerte sequía ha reducido la producción de alimentos en el país y hecho aún más importantes las importaciones, al tiempo que aumenta el riesgo de hambruna.

___

Akhgar informó desde Estambul. El periodista de Associated Press Jon Gambrell en Dubái, Emiratos Árabes Unidos, contribuyó a este despacho.

Continue Reading
Advertisement

Trending

Copyright © 2020 Enfoque Periodístico. Created by Conectya.

shares