Connect with us

Colombia

Bicentenaio de independencia de Colombia. ¿Habrá algo para celebrar?

Published

on

NO HAY NADA QUE CELEBRAR EN COLOMBIA


Los fastos para celebrar el bicentenario de la independencia son un sainete organizado por la dirigencia colombiana para tratar de maquillar el fracaso de Colombia como una nación incapaz de garantizar, al menos, que sus ciudadanos no se mueran de hambre o que tengan agua y servicios básicos en sus “favelas”.


EP New York/opinión

por Ricardo Angoso

El insustancial e insulso gobierno colombiano se ha lanzado a celebrar este año el 200 aniversario de la independencia de Colombia con boato y anunciando a bombo y platillo una serie de actos quizá para ocultar sus escasa concreción programática en sus objetivos o metas o, como suele ocurrir tantas veces en este país, para enriquecer de una forma súbita a los amigotes que organizan el sainete. Sin embargo, la realidad desnuda es que no hay nada que celebrar, sino más bien lo contrario. El caos, la inseguridad, el estancamiento económico, el triunfo del narcotráfico y la miseria social, junto con un atraso secular a merced del injusto reparto de la riqueza, son los hitos que jalonan esos doscientos años de la tan cacareada independencia.

Doscientos años después de la independencia de la nación colombiana a manos de los “oprobiosos” conquistadores españoles, el país no cuenta con un Estado digno de llamarse de tal nombre. Es una nación sin Estado que juega a serlo sin apenas contenidos concretos que merezcan darle tal nombre. Colombia es una construcción estatal incapaz de garantizar una auténtica red de los servicios propios que caracterizan a un Estado, tales como la salud pública, la educación gratuita, universal y pública de la que están dotadas las naciones modernas, el efectivo funcionamiento de la justicia y los servicios públicos y la prestación de un mínimo esquema de seguridad pública a sus ciudadanos.  En fin, y resumiendo, que Colombia carece de todos los elementos que dotan de funcionalidad a una verdadera administración pública en todos los sentidos.

La salud pública, para comenzar, es de carácter privado y se dejó en manos de las famosas EPS, que son una cuadrilla de mercaderes sin sentimientos que prestan unos pésimos servicios a cambio de unos miles de pesos a sus desgraciados usuarios. Todo el mundo sabe que la gente de dinero en Colombia, como los Santos o los Mockus, que para estas cosas la izquierda y la derecha en este país son la misma cosa, cuando tienen problemas de salud se cogen el primer vuelo en primera clase y salen volando -literalmente- hacia los Estados Unidos de América para que los atiendan en hospitales de primera  como se merecen. Por no hablar de las pensiones, que hay que reclamarlas eternamente por la vía judicial y son millonarias para magistrados, senadores, exministros y representantes políticos, mientras que para los trabajadores de a pie son asignadas miserablemente sin que puedan atender las demandas mínimas de los desgraciados pensionados.

Luego está la educación, otro de los grandes fracasos de la nación colombiana, que ni es pública, ni de calidad, ni universal, sino más bien lo contrario: es un negocio en manos de unos pocos y al que sólo pueden acceder, previo pago de matrículas millonarias, una minoría de jóvenes. Estudiar un semestre de medicina en Colombia -por ejemplo en la Universidad de los Andes- puede llegar a costar ¡ocho mil dólares! y tampoco hay un sistema de becas que permita el acceso de los más desfavorecidos socialmente a la Universidad. Colombia no es un país para pobres, desde luego; solamente los ricos pueden estudiar. La educación se acabó convirtiendo en este país en el germen que alimenta la desigualdad social y el resentimiento.

LA SEGURIDAD PÚBLICA Y EL NARCOTRÁFICO CRECIENTE, DOS SUSPENSOS CLAROS

A pesar de las mentiras oficiales y las medias verdades, la realidad siempre queda al desnudo en Colombia y no se puede maquillar: la cobertura del servicio de acueducto -el agua, hablando en castellano claro- no llega a 3,6 millones de habitantes y en alcantarillado falta cubrir el servicio de 5,6 millones de habitantes.

La seguridad pública es otro desastre sin necesidad de utilizar más eufemismos. El año pasado, pese a la firma de un acuerdo de paz entre el ejecutivo de Colombia de Juan Manuel Santos y la organización terrorista Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), se registraron en el país casi 13.000 homicidios, una cifra altísima si tenemos en cuenta que Colombia cuenta casi con la misma población que España y en este país europeo hubo algo menos de 300 homicidios. Colombia es uno de los países más inseguros del mundo, la impunidad campa a sus anchas, cuenta con ciudades situadas en los listas de las más peligrosas del planeta y las cárceles, saturadas y repletas, son auténticas escuelas de criminalidad. Y la justicia, para guinda final de la tarta, se muestra ausente.

Para colmo de todos los males, en la actualidad el país cuenta con cerca de 300.000 hectáreas de cultivo de coca, siendo el primer productor de cocaína del mundo, y no se han implementado auténticas políticas para luchar contra ese flagelo que alimenta a la criminalidad y a la delincuencia organizada. Según las Naciones Unidas, el 70% de la cocaína del planeta  procede de esta nación y nada parece que este tráfico se vaya a detener a tenor de la parálisis manifiesta, cuando no inacción, de la actual administración colombiana.

Capítulo aparte merecen las infraestructuras colombianas, tal como explicaba muy gráficamente el escritor William Ospina:”Lo cierto es que hoy, un siglo después de la invención del automóvil, y más de cincuenta años después del momento en que Colombia abandonó el trazado de los ferrocarriles, la red de carreteras del país da lástima comparada con la de muchas naciones del continente. Los Estados Unidos, el país al que siempre se miraron nuestros gobernantes, tiene cuatro millones de kilómetros de carreteras; Colombia, a comienzos del siglo XXI, tiene treinta mil kilómetros de vías asfaltadas y apenas unos mil kilómetros de vías de doble calzada”.

La corrupta e inepta casta que gobierna Colombia desde hace dos siglos como si fuera una finca, administrando y explotando sus recursos con un poder omnímodo y sin ninguna disposición a compartir sus riquezas con los más desfavorecidos, fue solo una prolongación del sistema colonial español en su dimensión más injusta, insolidaria y antisocial. “Así, la independencia habría sido, según esa visión de la historia, un proceso oligárquico y no popular: el triunfo del patriarcado criollo, tan blanco y tan cristiano, que se había aprovechado del vacío de poder de España para dar por fin un golpe de mano, incubado durante siglos, contra la única autoridad que frenaba su apetito y su poder, la corona. La utilización perversa del discurso democrático para negarlo en realidad y perpetuar con él las estructuras de una sociedad premoderna y señorial”, escribía muy atinadamente el columnista Juan Estaban Constaín. 

Para concluir, y explicar este colmo de males en que se suma el país, termino con unas palabras del ya citado Ospina sobre la irresponsable elite que ha gobernado la nación en los últimos años y que ahora se apresta, de la forma más cínica y vergonzosa, a ponerse sus mejores galas para celebrar esta ceremonia de la impostura:”Esta dirigencia colombiana, presa de una ideología medieval, ha permitido por décadas que la moral social se degrade, que grandes sectores sociales se hundan en el desamparo, la indigencia y la marginalidad, cuando no en la rebeldía y en el crimen. Pero no ha asumido jamás la responsabilidad de lo ocurrido, se niega  a reconocer que fue ella quien propició esas exclusiones, y acaba asintiendo que sus conciudadanos son extraterrestres”. Por tanto, no hay mucho que celebrar, doscientos años de independencia no han servido para casi nada y tan sólo han consolidado un sistema social y económico que hace de la desigualdad su centralidad y característica fundamental.


Agencias

Colombia celebra los 90 años del escultor Fernando Botero

Published

on

EP New York/ Latinoamerica

Colombia celebra los 90 años de Fernando Botero, su artista vivo más universal

Medellín, Colombia,  – Con una exposición en homenaje, Medellín celebró los 90 años de su hijo más famoso en el mundo, el artista colombiano del volumen Fernando Botero, quien según su familia todavía sigue creando en su taller en Mónaco.Curadores, críticos y políticos se reunieron en el Museo de Antioquia para inaugurar la exposición “Botero 90 años”, que reúne pinturas y fotografías inéditas de uno de los artistas vivos más importantes del arte contemporáneo mundial.

“En nombre de los cientos de miles de visitantes que a diario se acercan a nuestras puertas (…) queremos decirle (a Botero) ¡gracias!, queremos honrar su vida”, dijo durante la ceremonia María del Rosario Escobar, directora del museo. Frente a fotografías gigantes de Botero sonriendo, Escobar destacó las enseñanza del ‘maestro’ para hacer “de la filantropía un camino”.Desde los años noventa, el artista ha donado algunas de sus creaciones a Medellín.

Sus regalos han sido un símbolo de recuperación para los habitantes de la segunda ciudad de Colombia, azotada en una época por el terrorismo del narcotráfico.”Hemos querido centrar la celebración en torno a aquello que no deja de llenarnos de orgullo y es el contar con su presencia [a través de sus obras, NDLR] y generosidad”, añadió.

“Para la ciudad y para nosotros como colombianos es muy importante celebrar hoy su cumpleaños”, dijo a la AFP Clara Tamayo, visitante de la exhibición. Es una “gran emoción (…) saber que está vivo, que continúa con nosotros y que sigue pintando”.

El acto finalizó con el concierto “Suite de Botero” de la Orquesta Filarmónica de Medellín dedicado a la vida del pintor y escultor.Botero nació el 19 de abril de 1932 en una familia conservadora y se forjó de forma autodidacta en un ambiente hostil para un artista.

Tras su temprano reconocimiento, saltó a Europa para abrirse un camino en las artes. Sus pinturas y esculturas han sido vendidas en millones de dólares y expuestas en Nueva York, Florencia, París, Múnich, Roma y Madrid, entre otras ciudades. Botero celebró su aniversario en el barrio monegasco de Montecarlo. Está “bien” y “trabajando todos los días” con “muchísima energía”, contó su hija Lina a Caracol Radio.

“Piensa en Colombia todos los santos días”, aseguró. “Enviamos un saludo de felicitación al maestro Fernando Botero en la conmemoración de sus 90 años.

 

Exaltamos la importancia de su obra y su legado que, a través de la pintura y la escultura, le ha dado a conocer al mundo la identidad de nuestro país”, escribió en Twitter el presidente de Colombia, Iván Duque. “La camera degli sposi”, los “Obispos muertos” y “La comida con Ingres y Piero della Francesca” son algunas de las obras del artista plástico más importante de Colombia. 

Con información de AFP

 

Continue Reading

Agencias

Gustavo Petro agita el péndulo político en Colombia

Published

on

EP New York/Elecciones (Colombia 2022)

Agencias

Izquierda y centro ganan fuerza en nuevo Congreso

BOGOTÁ — Las fuerzas políticas en el Congreso colombiano se diversificaron tras las elecciones del domingo y la izquierda obtuvo una representación sin precedentes que, sumada al centro, podría conformar mayorías que hasta ahora ostentaban los partidos tradicionales de derecha.

Los buenos resultados de la izquierda en el Congreso están ligados a las votación para elegir candidatos presidenciales que se hizo en simultáneo. Gustavo Petro, fue el más votado y alcanzó 4,4 millones de sufragios y 41 escaños para su movimiento político, Pacto Histórico.

Los candidatos presidenciales de derecha, Federico Gutiérrez, y de centro, Sergio Fajardo, obtuvieron 2,1 millones y 723.000 votos, respectivamente, en las consultas interpartidistas, mecanismo a través del cual los partidos políticos eligen un candidato único a la presidencia a través del voto ciudadano. La primera vuelta presidencial se celebrará el 29 de mayo.

El Pacto Histórico, que es la unión de varios movimientos de izquierda, consiguió igualar los escaños del Partido Conservador, uno de los más tradicionales del país, logrando 16 escaños en el Senado y 25 en la Cámara de Representantes. Sin embargo, el Partido Liberal, también tradicional, se impuso como la primera fuerza política al obtener 15 escaños en el Senado y 32 en la cámara baja.

“Petro es ganador, pero menos de lo que se esperaba, sobre todo en el Senado”, dijo a The Associated Press el analista político Héctor Riveros, quien consideró que para lograr tener mayoría en caso de ser presidente Petro tendría que consolidar alianzas con el Partido Liberal.

A la izquierda también se suman 10 escaños del partido Comunes, conformado por exguerrilleros de las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que dejaron las armas tras firmar un acuerdo de paz con el Estado en 2016.

El centro político con el Partido Verde y la Coalición Centro Esperanza, ahora liderada por Fajardo, lograron pasar de 9 a 14 bancas en el Senado y de 9 a 12 en la cámara baja. En esta elección también entraron nuevas fuerzas políticas como el Nuevo Liberalismo, que logró un escaño, y la Liga de Gobernantes Anticorrupción, un movimiento político del candidato presidencial Rodolfo Hernández, que obtuvo por primera vez dos representantes a la cámara.

El Congreso en Colombia está conformado por 108 senadores y 187 diputados. Además, en el nuevo Legislativo habrá por primera vez 16 representantes de las víctimas del conflicto armado interno.

“Aunque con la conformación de los escaños podemos ver que tenemos un Legislativo un poco más balanceado entre izquierda, centro y derecha, tenemos que esperar a la posesión del nuevo presidente y ver cuál será la posición de los partidos políticos respecto al gobierno”, dijo a AP Johan Caldas, analista político y económico de la Universidad de la Sabana.

En Colombia los partidos o movimientos políticos deben declarar ante la autoridad electoral si son de oposición, de gobierno o independientes un mes después de que el nuevo presidente se posesione.

Petro celebró el triunfo en las elecciones legislativas e invitó a otras fuerzas políticas a unirse a su proyecto. “De ganar la presidencia se ha abierto por completo la posibilidad de configurar una coalición de mayorías progresistas en el Congreso. Las reformas son posibles ahora. Y la estabilidad del gobierno progresista es altamente posible”, publicó el lunes en Twitter.

Mientras la izquierda aumentó su presencia, la fuerza política del expresidente Álvaro Uribe (2002-2010) disminuyó la suya. El Centro Democrático, que avaló al actual presidente Iván Duque, pasó de tener 51 escaños en el Congreso a 30.

Dos factores habrían jugado en contra del uribismo, indicó Riveros. Por un lado, esta vez el expresidente Uribe no aspiró al Senado y, por tanto, su figura no logró conquistar votos para su partido. Por el otro, durante el gobierno de Duque su imagen “se deterioró significativamente”.

El candidato oficial del Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga, decidió declinar su aspiración presidencial el lunes y apoyar a Federico Gutiérrez, quien ganó la consulta de la derecha.

Con los resultados de las consultas presidenciales la baraja de candidatos se redujo de 18 a 6. Además de Petro, Fajardo y Gutiérrez, continúan en la carrera electoral Íngrid Betancourt, quien estuvo secuestrada por las FARC y se relanzó a la política con su partido Verde Oxígeno; el exalcalde Rodolfo Hernández, quien se ha declarado independiente; y el político tradicional y exgobernador de Antioquia Luis Pérez.

Péndulo político presidencial hacia la izquierda ?

El péndulo de la política colombiana, que tradicionalmente se ha movido entre el centro y la derecha, empieza a oscilar hacia la izquierda empujado por la insatisfacción social con el establecimiento que ha sabido capitalizar el candidato presidencial Gustavo Petro, gran triunfador de las elecciones del domingo.

Petro decidió salirse del nicho de la izquierda y ampliar sus alianzas a todo el espectro político lo que le permitió sumar votos de gente que tradicionalmente había estado en la orilla contraria, como los senadores Roy Barreras y Armando Benedetti, que dejaron el Partido la U, que fue de los expresidentes Álvaro Uribe y Juan Manuel Santos, para convertirse en alfiles del Pacto Histórico, la coalición que lo apoya.

Con inf. De AP_EFE

 

Continue Reading

Articulos Destacados

Nicolás Ramírez , el niño genio del ajedrez latinoamericano

Published

on

EP New York /noticia destacada

Por: Redacción

NICOLAS RAMIREZ , EL NIÑO GENIO 6 VECES CAMPEÓN DE COLOMBIA DE AJEDREZ


NICOLAS RAMIREZ es un niño genio que con tan solo 8 años , es seis veces campeón de Colombia del ajedrez y con nueve podios nacionales.

Pese a su corta edad , Nicolás ha trascendido en casI todos los niveles de esta disciplina intelectual y ha participado en 50 torneos de ajedrez incluidos varios torneos Panamericanos, ha ganado 20 competiciones  , entre los cuales ,  tres han sido en Estados Unidos.

Mas allá de lo que Nicolás Ramírez representa para el ajedrez infaltil a nivel mundial , hay que destacar que su coeficiente intelectual  es de 170 (IQ) por lo que su brillantez abarca también la inteligencia lógica matemática, espacial, la joya de la corona la interpersonal, emocional , etc

El aspecto de Nicolás “es blanco como la nieve” , de agradables y bellas facciones , cabellos rojos y unos ojos que hipnotizan, tal como lo describe su padre Octavio Ramírez quien lo acompaña en sus compromisos y viajes . Además , Nicolás es un niño con gran simpatía, muy agradable y carismático.

Un niño bueno de gran corazón que ama profundamente a su país y lo lleva en el alma. “Nico” me dice que debe portarse bien en cada juego y torneo en todo momento porque él es la representación de Colombia y el mundo debe saber que en Colombia hay personas buenas, inteligentes, intelectuales, personas de bien.

Viajes , competiciones y triunfos en EE.UU.

La llegada de Nicolás a Miami , quien fue recibido por el Alcalde Francis X. Suarez
y las autoridades del gobierno de la florida , es todo un acontecimiento apoteósico cuyo homenaje y objetivo fue honrar sus logros y triunfos de su corta pero exitosa carrera. También le acompañaron el cónsul y personalidades de Colombia.

Hasta el momento , en su recorrido en Estados Unidos , Nicolás , el niño genio del ajedrez , ha ganado tres torneos internacionales y un primer lugar en un sub 14.

 

Cualidades , metas y proyecciones 

Las mayores cualidades de Nicolás en el ajedrez son:  su mentalidad ganadora en todo momento, siempre sale a ganar, tiene una capacidad de concentración impresionante (ha durado hasta una hora pensando un movimiento) .

En realidad Nicolás tiene la bendición de Dios y es poseedor del ship para el ajedrez, tiene nervios de acero como Superman y nunca está nervioso . Al contrario , es muy tranquilo, controla muy bien sus emociones no se sabe si está contento o preocupado, no le afecta el frio ó el calor o la presión, puede jugar horas a gran nivel.

 

En cierta ocasión un profesor de la liga del Valle nos decía que era una máquina, sus inteligencias lógico matemática y espacial son idóneas para el ajedrez, expresa don Octavio. Es un apasionado del juego ciencia es lo que más le gusta en la vida  y entiende que al final es solo un juego gane o pierda hay que disfrutar  la partida, el torneo y la vida.  Nicolas es el presente y el futuro del ajedrez en América.

Nicolás Ramírez comparte con su madre Mónica Andrea Villegas y su padre Octavio Ramirez


 

Contactos.

INSTAGRAM/ nico.ramirez2013

Continue Reading
Advertisement

Trending

Copyright © 2020 Enfoque Periodístico. Created by Conectya.

shares