Connect with us

Agencias

Artículo anónimo del NYT, afirma que hay una “resistencia” contra Donald Trump

Published

on

¿REBELIÓN EN LA CASA BLANCA?

EP New York/ agencias/ Un nuevo escándalo político ronda en la Casa Blanca. Se trata de un alto funcionario del actual gobierno quien ha publicado un artículo anónimo en el New York Times aduciendo que existe un grupo de resistencia para contrarrestrar las decisiones de Donald Trump.

Según medios de prensa local la carta abierta publicada en el diario neoyorquino se conoció después de la polvareda que suscitaron anticipaciones del libro de Bob Woodward, una leyenda del caso “Watergate”. El autor de la carta habla de una “silenciosa resistencia” en el seno de la Administración con el objetivo de “poner al país en el primer lugar”. Altos funcionarios de la actual Administración “están trabajando diligentemente para obstaculizar parte de la agenda del presidente o sus peores inclinaciones”, menciona la misiva, publica hoy Ansa Latina.

El artículo de opinión en The New York Times publicado el miércoles por el supuesto funcionario en el que afirma que forma parte de un grupo de personas que “trabajan diligentemente desde adentro” para obstruir las “peores inclinaciones” de Trump y las partes mal concebidas de su agenda.

Trump respondió que se trataba de una “colaboración cobarde” y una “verdadera desgracia”, mientras que la secretaria de prensa de la Casa Blanca pidió la renuncia del funcionario.

Después Trump tuiteó: “¿TRAICIÓN?”, y en una maniobra extraordinaria exigió que si “la COBARDE persona anónima realmente existe, el Times debe, por propósitos de Seguridad Nacional, ¡entregarlo a él/ella al gobierno de inmediato!”

El autor, quien afirma que es parte de la “resistencia” al mandatario pero no de la izquierda, dijo que “muchos funcionarios designados por Trump nos hemos comprometido a hacer lo que esté a nuestro alcance para preservar nuestras instituciones democráticas y al mismo tiempo frustrar los impulsos más erróneos de Trump hasta que deje el cargo”. El periódico describió al autor de la columna como un “funcionario de alto rango en el gobierno de Trump”.

“Puede ser un consuelo escaso en esta era caótica, pero los estadounidenses deberían saber que hay adultos a cargo”, continuó el autor. “Reconocemos plenamente lo que está ocurriendo. Y tratamos de hacer lo correcto incluso cuando Donald Trump no lo hace”.

Durante un evento con jefes de policía en la Casa Blanca, Trump atacó al New York Times por publicar el artículo de opinión.

“No les cae bien Donald Trump y a mí no me caen bien”, dijo el mandatario sobre el periódico. Las páginas de opinión del diario son administradas de forma independiente al departamento de noticias.

La publicación de inmediato generó conjeturas en las redes sociales, en redacciones y al interior del Ala Oeste sobre la identidad del autor.

En un comunicado, la secretaria de prensa Sarah Huckabee Sanders acusó al autor de optar por “engañar” al presidente al permanecer en su administración.

“No está poniendo al país en primer lugar, sino poniéndose a él y su ego por encima de la voluntad del pueblo estadounidense”, dijo. “El cobarde debería hacer lo correcto y renunciar”.

Sanders también exhortó al Times a “ofrecer una disculpa” por publicar el artículo, llamándolo “un editorial patético, temerario y egoísta”.

Funcionarios de la Casa Blanca no respondieron de inmediato a una solicitud para que dieran detalles sobre la exhortación de Trump para que el escritor fuese entregado al gobierno ni sobre la afirmación de que es por cuestiones de seguridad nacional, sobre lo cual no dio argumentos.

Para funcionarios de la residencia presidencial, el ultimátum pareció ser una muestra de las preocupaciones acerca de los impulsos del presidente planteadas por el autor del ensayo. Trump ha exigido que los asesores identifiquen al autor de las filtraciones, según dos personas al tanto del asunto, aunque aún no está claro cómo podrían hacerlo. Las dos hablaron a condición de guardar el anonimato porque carecen de autorización para hacer declaraciones.

En un giro al estilo de la serie “House of Cards” de un gobierno que ya de por sí es muy fuera de lo común, los aliados de Trump y allegados políticos intentaron la tarde del miércoles desenmascarar al autor.

El texto fue fragmentado en busca de pistas: se identifica al autor como un “funcionario en el gobierno”; ¿significa que es una persona que trabaja afuera de la Casa Blanca? En un tuit, el periódico utilizó el pronombre “él” para referirse al escritor; ¿eso descarta a las mujeres? Las referencias a Rusia y al fallecido senador John McCain, ¿implican que es alguien que trabaja en seguridad nacional? ¿El estilo narrativo es de alguien que trabajó en un centro de investigación?

Posteriormente el periódico dijo que el tuit refiriéndose a “él” había sido “elaborado por alguien que desconoce la identidad del autor, incluido el género, por lo que el uso de ‘él’ fue un error”.

Muy debatido en Twitter fue el uso de las palabras “estrella que nos guía”, que surgen con frecuencia en los discursos del vicepresidente Mike Pence. ¿Podría el personaje anónimo estar dentro del círculo de Pence? Otros consideran que las palabras se incluyeron para despistar a la gente.

Con su distintiva habilidad para llamar la atención, la exfuncionaria federal Omarosa Manigault Newman tuiteó que las pistas de la identidad del autor ya estaban en la página 330 de su reciente libro. La estrella de reality show escribe en esa página: “Muchos en este ejército silencioso están en su partido, su administración e incluso su propia familia”.

El autor anónimo escribió en su columna que aunque Trump ha tenido éxitos, han sido “a pesar del _y no gracias al_ estilo de liderazgo del presidente, el cual es impetuoso, conflictivo, mezquino e ineficaz”.

Las afirmaciones en la columna van muy de la mano con las quejas sobre el comportamiento de Trump que, reiteradamente, han surgido de varios funcionarios de la administración, que con frecuencia han hablado bajo condición de anonimato. Y fueron publicadas un día después de que se difundieran detalles de un revelador nuevo libro escrito por el experimentado periodista Bob Woodward en el que habla de las inquietudes que tienen los asesores de Trump acerca del buen juicio del mandatario.

El autor del artículo de opinión del New York Times dice que los asesores de Trump son conscientes de las fallas del presidente y “muchos de los altos funcionarios trabajan diligentemente desde adentro para frustrar partes de su agenda y sus peores inclinaciones. Yo sé que es así. Yo soy uno de ellos”.

También dice que “hubo rumores tempranos dentro del gabinete sobre invocar la Enmienda 25” debido a la “inestabilidad” que se le notaba al presidente. Dicha enmienda permite que el vicepresidente ocupe el lugar del comandante en jefe si éste es “incapaz de cumplir con los poderes y deberes de su cargo”. Para ello se requiere que el vicepresidente y la mayoría del gabinete apoyen la sustitución del presidente.

“Esto no es obra del llamado Estado profundo _o camarilla_. Es la obra de un Estado estable”, agregó el autor. (AP)


Tema relacionado: ¿Cuánto vale la palabra de la Casa Blanca?

Agencias

Alerta mundial : Irán ataca a Israel con drones y misiles

Published

on

EP New York | Israel vs Iran

Irán ataca a Israel con decenas de drones y misiles

Estados Unidos desplazó buques de guerra.

Benjamin Netanyahu preside el Gabinete de Guerra en Tel Aviv.

Después de días de advertencias de Estados Unidos que definieron la acción militar de Teherán como “inminente” en represalia por el ataque que mató a un general Pasdaran en Damasco, el sábado por la tarde los ayatolás lanzaron decenas de drones contra el Estado judío, que en las últimas horas se ha blindado cerrando escuelas, playas, oficinas públicas y el espacio aéreo.

Los drones partieron del territorio iraní. Haaretz informó que posteriormente también se lanzaron misiles para atacar en sincronía y así confundir las defensas aéreas israelíes con un ataque múltiple, precisamente el predicho por la inteligencia estadounidense e israelí.

La región y el mundo esperan una medida que podría abrir escenarios impredecibles, mientras Estados Unidos -tras la polémica entre Biden y Netanyahu sobre Gaza- se ha alineado firmemente junto a su aliado israelí. El comandante en jefe se reunió por la tarde en la Sala de Situación de la Casa Blanca con funcionarios del Consejo de Seguridad Nacional tras regresar apresuradamente de Delaware, donde pasó el fin de semana.

Incluso asistieron a la reunión el secretario de Defensa, Lloyd Austin, el secretario de Estado, Antony Blinken, y el jefe del Estado Mayor Conjunto, general Charles Q. Brown.

Washington reiteró su “apoyo inquebrantable” a Israel y desplazó buques de guerra cerca de sus costas para estar preparados ante cualquier eventualidad. Mientras tanto, Benyamin Netanyahu reunió al Gabinete de Seguridad en el ministerio de Defensa en Tel Aviv. “Responderemos a quienes nos hagan daño”, advirtió el primer ministro.

En Israel, el ejército ya llevaba días en alerta máxima. En un vídeo difundido durante su descanso sabático, el portavoz de las FDI advirtió que Teherán “sufrirá las consecuencias de optar por agravar aún más la situación”. “El ejército – advirtió Daniel Hagari – está preparado para todos los escenarios y tomará las medidas necesarias, junto a sus aliados, para proteger al pueblo de Israel”.

Hoy temprano, Irán se atribuyó la responsabilidad de la incautación de un barco de propiedad parcial de Israel en el Estrecho de Ormuz después de abordarlo con un helicóptero y fuerzas especiales. Se trata del MSC Aries, que enarbola bandera portuguesa y es propiedad de Gortal Shipping Inc, filial de Zodiac Maritime, propiedad del empresario israelí Eyal Ofer.

La agencia oficial IRNA subrayó que el barco “pertenece al capitalista sionista Eyal Ofer”, afirmando que el cargamento se dirigía “hacia aguas territoriales iraníes”. Estados Unidos pidió la liberación inmediata del barco “detenido en aguas internacionales” y reiteró su “apoyo inquebrantable” a su aliado israelí ante las amenazas de los ayatolás. La tripulación de 25 personas, añadió la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Adrienne Watson, en X, “está compuesta por ciudadanos indios, filipinos, paquistaníes, rusos y estonios”.

Con información de agencias de noticias

Continue Reading

Agencias

Los 90 segundos clave que frenaron el tráfico en puente de baltimore

Published

on

EP New York | Baltimore

“Héroes” detuvieron el tránsito antes de caída de puente en Baltimore; obreros podrían haber muerto

BALTIMORE, Maryland, EE.UU. (AP) — En plena noche, la radio emitió un aviso de 12 segundos: un enorme carguero había perdido la dirección y se dirigía hacia el puente Francis Scott Key.

En unos 90 segundos, los agentes de policía respondieron que habían conseguido frenar el tráfico rodado sobre el puente en ambas direcciones. Uno de ellos dijo que estaba a punto de acercarse para alertar a un equipo de construcción.

Pero ya era demasiado tarde. Sin gobierno y cargado con grandes contenedores, el buque se estrelló contra uno de los pilares.

“Todo el puente acaba de caer”, dijo un frenético agente. “(…) A quien sea, a todo el mundo… todo el puente acaba de colapsar”.

Cuando el portacontenedores Dalí se estrelló contra el pilar alrededor a la 01:30 de la madrugada, hizo que un largo tramo del puente — una pieza clave en la infraestructura de transporte de la región — se desplomara sobre el río Patapsco. Se cree que seis personas han muerto y se espera que la pérdida del puente altere el tránsito en la zona y la actividad de un puerto comercial vital.

Al menos ocho personas cayeron al agua. Dos sobrevivieron y los otras seis, todas identificadas como parte de un equipos de construcción que estaba rellenando baches en la calzada, están desaparecidas. Está previsto que la operación de búsqueda se reanude el miércoles por la mañana.

Entre los desaparecidos hay guatemaltecos, hondureños y mexicanos, dijeron diplomáticos de los tres países. El hondureño fue identificado como Maynor Yassir Suazo Sandoval.

Funcionarios federales y estatales indicaron que el siniestro parecía ser un incidente. La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte está investigando lo ocurrido, y las llegadas y salidas de embarcaciones del puerto de Baltimore quedaron suspendidas indefinidamente.

El capitán Michael Burns Jr., del Maritime Center for Responsible Energy, apuntó que llevar un barco a puerto y sacarlo en aguas restringidas con un margen de maniobra limitado es “una de las cosas técnicamente más difíciles y exigentes que hacemos”.

“Hay realmente pocas cosas que den más miedo que la pérdida de potencia en aguas restringidas”, afirmó. Y cuando una barco pierde la propulsión y el gobierno, “queda realmente a merced del viento y la corriente”.

Un video mostró al buque desplazándose a una velocidad, que según el gobernador, Wes Moore, era de unos 8 nudos — aproximadamente 15 kilómetros por hora (9 millas por hora) — hacia el puente de 2,6 kms (1,6 millas) de largo. En ese momento todavía había tráfico cruzando el puente, y algunos vehículos parecieron escapar de la tragedia por apenas unos segundos. El impacto hizo que la estructura se quebrase y cayese al agua en cuestión de segundos, y los restos podían verse sobresaliendo en el río más tarde en el día.

La policía apuntó que no hay evidencia de que nadie más cayese al mar además de los trabajadores, aunque no se descartó la posibilidad.

Un ejecutivo de la empresa que empleaba a los desaparecidos, Brawner Builders, explicó que en el momento del derrumbe estaban trabajando en el centro del puente.

“Esto era completamente imprevisto”, dijo Jeffrey Pritzker, vicepresidente ejecutivo de la empresa. “No sabemos qué más decir. Estamos muy orgullosos de la seguridad, y tenemos conos, letreros, luces, barreras y señalizadores”.

Jesús Campos, quien ha trabajado en el puente para Brawner Builders y conoce a miembros de la cuadrilla, relató que le dijeron que estaban en un descanso y que algunos estaban sentados en sus camiones cuando el puente se vino abajo.

“Sé que hace un mes yo estaba allí, y sé lo que se siente cuando pasan los camiones”, comentó. “Imagínate saber que se está cayendo. Es tan duro que uno no sabría qué hacer”.

El padre Ako Walker, un sacerdote católico en la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, dijo que pasó tiempo con los familiares de los trabajadores desaparecidos mientras esperaban noticias de sus seres queridos.

“Se puede ver el dolor en sus rostros”, indicó.

Los rescatistas sacaron a dos personas del agua. y una de ellas fue atendida en un hospital y dada de alta horas después.

El accidente ocurrió mucho antes de la ajetreada hora pico de la mañana en el puente, que el año pasado fue utilizado por 12 millones de vehículos.

Entre 1960 y 2015, se produjeron 35 grandes derrumbes de puentes en todo el mundo por colisión de barcos o barcazas, según la Asociación Mundial de Infraestructura de Transporte Acuático.

Es casi seguro que el incidente del martes provocará una pesadilla logística en la Costa Este estadounidense durante meses, o tal vez años, al cerrar el tráfico marítimo en el puerto de Baltimore, un importante centro de distribución.

El secretario estatal de Transporte, Paul Wiedefeld, dijo que el tráfico marítimo de entrada y salida al puerto quedó suspendido hasta nuevo aviso, aunque los camiones podrán seguir accediendo a la infraestructura.

“Perder este puente devastará toda la región, así como a toda la Costa Este”, dijo el senador estatal de Johnny Ray Salling.

Por su parte, el secretario federal de Transporte, Pete Buttigieg, apuntó que era demasiado pronto para ofrecer una estimación del tiempo que tomará despejar el canal, que tiene unos 15 metros (50 pies) de profundidad. El presidente, Joe Biden, indicó que tiene previsto viajar a Baltimore pronto y que espera que el gobierno federal asuma el costo total de la reconstrucción.

Synergy Marine Group — la empresa administradora de la embarcación — dijo que el impacto se produjo mientras estaba bajo el control de uno o más pilotos, que son especialistas locales que ayudan a guiar a los barcos para su entrada y salida segura de los puertos. Uno de los tripulantes fue atendido en un hospital por una herida leve, agregó en un comunicado el miércoles.

El buque es propiedad de Grace Ocean Private Ltd. y el gigante naviero danés Maersk dijo que lo había fletado.

El Dalí, de 300 metros (985 pies) de largo, se dirigía desde Baltimore a Colombo, Sri Lanka, y navega con bandera de Singapur, según datos de Marine Traffic.

El portacontenedores había superado inspecciones portuarias en junio y septiembre de 2023. En la primera, se rectificó un medidor de presión de combustible defectuoso antes de zarpar, indicó la autoridad portuaria de Singapur en un comunicado el miércoles.
___

Continue Reading

Agencias

Barco de carga se estrella contra un importante puente en Baltimore

Published

on

EP New York | Baltimore

Barco de carga se estrella contra un importante puente en Baltimore

BALTIMORE, Maryland, EE.UU. — Un barco de carga perdió potencia y se estrelló contra un importante puente en Baltimore la madrugada del martes, lo que hizo que la infraestructura se partiera y cayera al agua. Varios vehículos se precipitaron a las frías aguas del río y los rescatistas buscaban al menos a seis personas.

Los operadores del buque emitieron una llamada de socorro momentos antes del accidente que derribó el Puente Francis Scott Key, lo que permitió a las autoridades limitar el tráfico de vehículos en el tramo, dijo el gobernador de Maryland.

El barco se estrelló contra uno de los soportes del puente, provocando que la estructura se rompiera como un juguete. Cayó al agua en cuestión de segundos, un espectáculo impactante que fue capturado en video y publicado en las redes sociales. El barco se incendió y de él salió un humo denso y negro.

El accidente ocurrió mucho antes de la ajetreada hora pico de la mañana. Dos personas fueron rescatadas y las autoridades buscaban a seis más. Se cree que todos estaban trabajando en el puente cuando se derrumbó.

“Jamás me imaginé que vería ver, verlo físicamente, al Puente Key derrumbarse así. Pareció algo salido de una película de acción”, expresó el alcalde de Baltimore, Brandon Scott, calificándolo de “una tragedia inimaginable”.

Las autoridades dijeron que una cuadrilla de trabajadores de tamaño desconocido estaba laborando en el puente en ese momento y que el sonar detectó vehículos en las aguas, que tienen allí una profundidad de 15 metros (50 pies). La temperatura en el río era de unos 8 grados Celsius (47 Fahrenheit) en la madrugada del martes, según una boya que recopila datos para la Administración Oceánica y Atmosférica.

Poco antes, Kevin Cartwright, director de comunicaciones del Departamento de Bomberos de Baltimore, dijo a The Associated Press que había varios vehículos en el puente en ese momento, incluyendo del tamaño de un camión con remolque. El derrumbe ocurrió en la madrugada, antes de la hora pico matutina cuando miles de vehículos suelen usar ese puente.

Synergy Marine Group —la empresa propietaria y administradora de la embarcación, llamada “Dalí”— confirmó que el carguero chocó contra un pilar del puente alrededor de las 1:30 de la madrugada mientras estaba bajo el control de uno o más pilotos, que son especialistas locales que ayudan a navegar embarcaciones y adentrarlas en los puertos. Añadió que la tripulación, incluyendo los capitanes, estaban localizados y no se reportaron heridos. El buque es propiedad de Grace Ocean Private Ltd.

A medida que salía el sol, se empezaron a ver trozos del puente en el agua. La rampa de ingreso al puente terminaba abruptamente en el punto donde antes comenzaba la transversal.

Cartwright dijo que al parecer quedaron unos algunos contenedores de carga guindando del puente, que se extiende sobre el río Patapsco a la entrada de un puerto muy transitado. El río desemboca al puerto de Baltimore, un importante centro de mercancías en la costa este norteamericana. El puente inaugurado en 1977 y bautizado con el nombre del compositor del himno nacional estadounidense, “The Star-Spangled Banner”.

El secretario de Transporte de Maryland, Paul Wiedefeld, dijo que todo el tráfico marítimo hacia o desde el puerto sería suspendido hasta nuevo aviso, aunque se permitiría la entrada de camiones. El FBI estaba en el lugar, pero se dijo que no había información creíble que sugiriera terrorismo. También se estaba informando al presidente Joe Biden.

El gobernador de Maryland, Wes Moore, declaró el estado de emergencia y dijo que estaba trabajando para movilizar a las fuerzas federales.

El Dalí iba de Baltimore a Colombo, Sri Lanka, bajo bandera de Singapur, según data de Marine Traffic. El buque contenedor tiene unos 300 metros (985 pies) de largo y unos 48 metros (157 pies) de ancho, según ese website.

La empresa naviera danesa Maersk dijo que había fletado la nave, que llevaba la carga de sus clientes. No había a bordo ningún tripulante de Maersk. El suceso hizo caer las acciones de Maersk en el mercado Nasdaq-Copenhague 2% en la mañana.

En 2001, un tren de mercancías que transportaba materiales peligrosos descarriló en un túnel en el centro de Baltimore y se incendió, arrojando un humo negro sobre vecindarios próximos y obligando a las autoridades a cerrar temporalmente todos los principales accesos a la ciudad.

 

Continue Reading
Advertisement

Title

Categories

Trending

Copyright © 2020 Enfoque Periodístico. Created by Conectya.

shares