Connect with us

Agencias

Manuel López Obrador , 100 días de gobierno , entre el asombro y resquemor

Avatar

Published

on

EP New York/ agencias

Hablar de AMLO , como ya es popular en México para referirse al líder socialista , deja entrever varios criterios políticos que van desde el asombro , pasando por polémicas y graciosas decisiones , hasta algunas divisiones en los compromisos que, según él, le darán a su revolucionario sistema , la cuarta transformación del país , en estos primeros meses de gobierno.

Al tenor de lo que analistas estiman es que la popularidad que ha generado López Obrador al romper los esquemas tradicionales de la política mexicana se alínea con el prototipo comunista que desestima el ‘status quo’ y hace reformas a la “topa tolondra” para generar confianza en un pueblo que ha estado sumido en la corrupción y la inseguridad. Ésta forma y carácter de implantar ideas por encima incluso del parlamento recuerda a otros líderes socialstas que ejecutaron políticas similares como el desaparecido Hugo Chávez de Venezuela.

A parte de la ya dividida opinión sobre el gobierno de AMLO , otro de los aspectos que llaman poderosamente la atención , es el concepto de la “guardia nacional” que , de acuerdo a expertos , es uno de los puntos clave para potenciar los sistemas socialstas que terminan protegiendo la figura presidencial que,  a posteriori , se convierten en ditactoriales.

¿Hacia un nuevo estilo de gobierno?

Hoy los analistas de AP, han recopilado a través de entrevistas y opiniones , como ha sido el comportamiento de Andrés López Obrador en los primeros 100 días de gobierno y las perspectivas que ha generado , gracias a su popularidad y dinamismo los cuales han mezclado un abandono compulsivo de los compromisos del cargo con una sorprendente variedad de iniciativas políticas, y una serie de pasos en falso que no han mermado siquiera su elevado índice de aprobación.

López Obrador ha respondido a más preguntas de la prensa, ha tomado más vuelos comerciales, posado para más selfies con admiradores y visitado zonas de peligro real con muy poca o ninguna seguridad en este tiempo, que sus predecesores sumando varias décadas. Además, sorprendió a muchos al mantener una relación cordial con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ayudando a contener las caravanas de migrantes centroamericanos hacia la frontera mientras se resiste a los esfuerzos de Washington para derrocar al gobierno izquierdista de Venezuela.

El popular y perenne candidato asumió la presidencia el 1 de diciembre y, al final de su primer mes en el cargo, su índice de aceptación superaba el 80%. AMLO, como se le conoce popularmente, aprovechó este mandato al máximo para avanzar con rapidez en muchos frentes, quizás demasiados.

“Cada semana por lo menos anuncia una o dos cosas”, explicó Ivonne Acuña Murillo, profesora de Ciencia Política en la Universidad Iberoamericana en la Ciudad de México. “A veces la velocidad de los temas que está poniendo en la agenda es tal que en la mañana ponen un tema y en la tarde este tema está desplazado por otro”.

Antes incluso de tomar posesión, López Obrador celebró un referéndum sobre un aeropuerto de 13.000 millones de dólares en la capital, cuyas obras ya habían comenzado. Tomó el resultado de la consulta como una luz verde para cancelar un proyecto contra el que había hecho campaña.

En su primer mes en el cargo, López Obrador lanzó una operación militar contra las bandas que roban combustible en el país, dividiendo la seguridad de las refinerías y oleoductos más críticos entre el ejército y la marina. La ofensiva, que se planeó a toda prisa, provocó escasez de gas en la nación pero, de algún modo, no afectó a su popularidad.

Este mes ignoró las quejas de defensores de los derechos humanos y logró que el congreso y las legislaturas estatales aprobasen reformas constitucionales para la creación de una Guardia Nacional fuertemente militarizada que, según considera, será clave para controlar la violencia en el país.

Para AMLO, un día normal comienza a las 06:00 de la mañana con una reunión de gobierno centrada en la seguridad, donde recibe el reporte diario de criminalidad. A las 07:00 se sube a un estrado en el histórico Palacio Nacional para una conferencia de prensa abierta que suele prolongarse por hora y media.

A partir de entonces puede celebrar una reunión sobre la iniciativa del día y, alrededor del mediodía, vuela _ en clase turista, repartiendo abrazos y tomándose selfies con otros pasajeros _ a alguna ciudad de provincias, donde se reunirá con líderes locales, comerá en alguna modesta cafetería local, celebrará un mitin al aire libre y dará más abrazos. Más tarde toma otro vuelo comercial a la Ciudad de México. (Él dice que se va pronto a dormir).

¿La parte del día que más claramente disfruta? El contacto directo y las bromas con los asistentes a sus actos en ciudades provinciales, que es esencialmente lo que ha estado haciendo durante los últimos 20 años en sus tres intentos por llegar a la presidencia.

“Es un poco mesiánico en el sentido de evangélico. Está siempre por ahí predicando”, dijo Federico Estévez, profesor de Ciencia Política en el Instituto Tecnológico Autónomo de México. “Es Bernie Sanders con poder”.

“No estoy seguro de si este es un buen modelo de gobernabilidad, pero como modelo político es excepcionalmente bueno”, agregó.

Es fácil perder la perspectiva de lo diferente que es el mandato de AMLO, a menos que se haya vivido durante décadas la distante e imperial presidencia, en la que el dirigente de turno rara vez comparecía más allá de en discursos preparados, y una caravana de vehículos de lujo circulaba a toda velocidad hasta el hangar personal del mandatario para volar en el avión presidencial a eventos extremadamente vigilados.

Pero ya no están ni las caravanas, ni el avión, ni la seguridad, ni la residencia oficial. Es más probable que pueda ver a López Obrador comprando un café de un dólar en una tienda de conveniencia o comiendo frijoles en un restaurante de carretera, que codeándose con mandatarios extranjeros.

AMLO llegó al poder de la mano de una ola de descontento popular con la corrupción en el país, y ha generado una devoción casi incuestionable por su estilo honesto y humilde.

“La ventaja que tiene Andrés Manuel como gobernante es que llega con un respaldo que ningún presidente había tenido en México”, señaló Benjamín Arditi, profesor de Ciencia Política en la Universidad Nacional Autónoma de México.

López Obrador ya ha tenido enfrentamientos con ONGs, reguladores, ambientalistas, expertos externos y agencias de calificación. Su campaña contra la delincuencia y la violencia ha arrojado pocos resultados. Se molesta con quienes piden estudios de viabilidad o de impacto ambiental para sus proyectos.

Pero casi nadie se da cuenta. “Hay un elemento como devocional, como religioso”, dijo José Antonio Crespo, analista político en el Centro de Investigación y Docencia Económicas. “Hace que solo creen lo que él dice, a despecho de lo que digan expertos, o calificadores u organismos internacionales. No importa, es lo que él diga”.

Al menos dos agencias de calificación rebajaron su perspectiva sobre la deuda de México a “negativa” desde que AMLO asumió el cargo. Sus decisiones, como la cancelación del proyecto del aeropuerto “no generan la menor confianza, y eso va a costar, y está costando, en términos de salidas de capital o de dinero no invertido”, apuntó Crespo.

Para López Obrador, la policía exterior de México se reduce simplemente a la no intervención y la deja en manos de su principal diplomático, Marcelo Ebrard.

Pero algunos críticos sostienen que México está cumpliendo órdenes de Trump al aceptar su programa para que los solicitantes de asilo centroamericanos esperen la resolución de sus casos en el lado mexicano de la frontera, y restringir el movimiento de las caravanas de migrantes.

“Es una política de los Estados Unidos que una vez más intenta subordinar la política migratoria mexicana”, manifestó Oscar Misael Hernández, investigador de inmigración en el Colegio de la Frontera Norte en Matamoros.

Otros lo consideran un cálculo pragmático de que los tribunales estadounidenses suspenderán pronto el programa. Mientras tanto, permitirlo ayuda a la relación con Washington y le reportó un compromiso para invertir 10.600 millones de dólares en desarrollo regional, un paquete que busca crear empleo en Centroamérica y el sur de México para que menos gente se vea obligada a marcharse.

Ante los crecientes signos de un sentimiento antimigratorio en el país, contener la inmigración tiene un costo político bajo para AMLO y se compensa con su iniciativa para conceder visas de trabajo a los migrantes.

El tropiezo más criticado del nuevo gobierno fue la decisión del presidente de recortar los fondos a las organizaciones no gubernamentales que trabajaban en diversos campos, desde la promoción del arte y la cultura a la gestión de albergues para víctimas de violencia doméstica, alegando que los “intermediarios” solían usarse para desviar fondos oficiales. López Obrador quiere entregar el dinero directamente a la gente que lo necesita pero, según los expertos, esto no funcionará con servicios sociales complejos como las guarderías y los refugios para mujeres maltratadas.

Mariana Baños, cuya Fundación Origen ofrece servicios de ayuda a las mujeres _ normalmente a través de alianzas con otras organizaciones y gobiernos locales _ dijo que muchos grupos tuvieron que cerrar porque dependen totalmente de la financiación gubernamental.

Baños rechazó las denuncias de corrupción e instó al ejecutivo a reconsiderar su decisión.

“Hay que trabajar en conjunto, de la mano, no hacer una división, no estigmatizar”, agregó.

Pese a las fricciones, también hay momentos distendidos en “El 4-T”, un juego de palabras con la descripción que AMLO hace de su gobierno como la “cuarta transformación” de México.

López Obrador suele reírse de sus propias bromas. Publica videos en Facebook desde restaurantes de carretera con lecciones improvisadas sobre los beneficios del coco u otras frutas locales para la salud. Y los mexicanos adoptan sus habituales frases populares, como “Me canso ganso”. (Con información de AP noticias)


Tema relacionado: AMLO y la crónica de un fracaso anunciado


 

Agencias

Biden renuncia a candidatura presidencial y respalda a Kamala Harris

Francisco

Published

on

EP NEW YORK. | ELECCIONES EE.UU. 2024

Joe Biden se retira de la contienda presidencial

El presidente de EE. UU. anunció que no buscaría la reelección. Indicó por escrito que retirarse era “por el bien de mi partido y del país”.

El presidente Joe Biden, de 81 años, abandonó su candidatura a la reelección y sumió en el caos la contienda presidencial de 2024 el domingo, cediendo a la implacable presión de sus aliados más cercanos para que abandonara la carrera en medio de profundas preocupaciones de que es demasiado mayor y frágil para derrotar al expresidente Donald Trump.

Después de tres semanas de negativas, a menudo airadas, a dar un paso al lado, Biden finalmente cedió ante un torrente de encuestas devastadoras, llamados urgentes de legisladores demócratas y señales claras de que los donantes ya no estaban dispuestos a pagar para que continuara.

La decisión de Biden pone un abrupto fin a una crisis política que comenzó cuando el presidente protagonizó un calamitoso debate contra Trump el 27 de junio. Pero para el Partido Demócrata, la retirada de Biden desencadena una segunda crisis: con quién reemplazarlo y, específicamente, si organizarse en torno a la vicepresidenta Kamala Harris o iniciar un rápido esfuerzo para encontrar a alguien más para ser el candidato del partido.

El anuncio de Biden, que se encuentra aislado con covid, se produjo apenas tres días después de que Trump pronunciara un discurso incendiario y cargado de insultos para aceptar la nominación de su partido y tener la oportunidad de volver a la Casa Blanca para un segundo mandato. Trump, que lleva años preparándose para la revancha con Biden, se enfrentará ahora a un contrincante demócrata diferente —y hasta ahora desconocido—, cuando solo quedan 110 días para el día de las elecciones.

Esto es lo que hay que saber:

• Permanencia en el cargo:

Biden ha dicho que no renunciará a la presidencia y que tiene intención de terminar su mandato aunque deje en manos de otros el intento de derrotar a Trump. En los próximos meses, se enfrenta a la guerra en curso en Ucrania y a los esfuerzos cada vez más desesperados por alcanzar un acuerdo para poner fin a los combates entre Israel y Hamás en Gaza.

• Una primicia política:

Ningún presidente estadounidense en ejercicio había abandonado una carrera tan tarde en el ciclo electoral. La Convención Nacional Demócrata, en la que Biden iba a ser nominado formalmente por 3939 delegados, comenzará el 19 de agosto en Chicago. Eso deja menos de un mes para que los demócratas decidan quién debe reemplazar a Biden en la candidatura y poco menos de cuatro meses para que esa persona monte una campaña contra Trump.

• Kamala Harris bajo los reflectores.

La decisión del presidente pone a la vicepresidenta bajo un renovado escrutinio; algunos demócratas argumentan que ella es la única persona que puede desafiar eficazmente a Trump a estas alturas de las elecciones. Y dicen que el partido se fracturará si se considera que los líderes demócratas han pasado por alto a la primera vicepresidenta negra. Pero otros argumentan que el Partido Demócrata debería evitar una coronación, especialmente dadas las debilidades políticas de Harris en los últimos tres años y medio.

• La edad es una de las principales preocupaciones:

El intento de reelección de Biden se vio frenado por la preocupación que suscitaba su edad y su capacidad física y mental para desempeñar el cargo. Incluso antes del debate, las encuestas mostraban constantemente que la gente pensaba que era demasiado viejo, y la mayoría —también de los demócratas— querían que alguien más joven fuera presidente. Biden nació durante la Segunda Guerra Mundial y fue elegido senador por primera vez en 1972, antes de que nacieran dos tercios de los estadounidenses de hoy. Biden tendría 86 años al final de su segundo mandato.

• El momento del debate:

La Casa Blanca y los asesores más cercanos a Biden negaron durante años que su edad tuviera algún impacto en su capacidad para hacer su trabajo. Pero el debate con Trump a finales de junio, que vieron más de 50 millones de personas, puso claramente de manifiesto sus limitaciones. Se mostró frágil, vacilante, confuso y disminuido, y fue incapaz de presentar argumentos contra Trump, un delincuente convicto que intentó anular las últimas elecciones presidenciales.

Agencias / NYT

 

Continue Reading

Agencias

¿Atentado contra Donald Trump cambiará la carrera presidencial de EE.UU. ?

Francisco

Published

on

EP NEW YORK | Elecciones EE.UU. 2024

AGENCIAS

Después del tiroteo de Trump, la carrera presidencial cambiará drásticamente. Y posiblemente violentamente.

WASHINGTON, 14 jul  – En un país que ya está en vilo, el Intento de asesinato. sobre el ex Presidente Donald Trump. ha enfurecido a sus partidarios, ha detenido la campaña demócrata y ha aumentado los temores de más violencia política en el período previo a las elecciones de noviembre.

Los aliados republicanos de Trump lo pintaron como un héroe el sábado, aprovechando la imagen de él con la oreja ensangrentada y el puño levantado, apareciendo para pronunciar las palabras “¡Lucha! ¡Lucha! ¡Lucha!”

Mientras que Trump ha usado regularmente lenguaje violento con sus seguidores, asesores y aliados del ex presidente le dio la vuelta al guión a su oponente demócrata, el presidente. Joe Biden., diciendo que fue la demonización del candidato presidencial republicano lo que llevó al intento de asesinato.

“Hoy no es solo un incidente aislado. La premisa central de la campaña de Biden es que el presidente Donald Trump es un fascista autoritario que debe ser detenido a toda costa. Esa retórica llevó directamente al intento de asesinato del presidente Trump”, dijo el senador estadounidense J. D. Vance de Ohio, uno de los principales candidatos para ser compañero de fórmula de Trump, en X.

Biden se movió rápidamente para tratar de desactivar la situación, denunciando el ataque como violencia política inaceptable y retirando los anuncios electorales que atacan a Trump.

“No hay lugar en Estados Unidos para este tipo de violencia. Está enfermo”, dijo Biden a los periodistas.

Todavía no se conoce la motivación del tirador. El sospechoso, Thomas Matthew Crooks, de 20 años, de Bethel Park, Pensilvania, era un republicano registrado, según los registros estatales de votantes. Anteriormente hizo una donación de $15 a un comité de acción política que recauda dinero para políticos izquierdistas y demócratas.

A corto plazo, el ataque probablemente impulsará las apariciones de Trump en Milwaukee esta semana en la Convención Nacional Republicana mientras acepta la nominación presidencial de su partido, fortaleciendo el sentido de agravio y distanciamiento que sus partidarios ya sienten hacia la clase política de la nación.

Pocas horas después del tiroteo, la campaña de Trump envió un mensaje de texto pidiendo a los votantes que contribuyeran a la campaña. “No me persiguen, te persiguen”, decía el mensaje.

Los multimillonarios Elon Musk y Bill Ackman también respaldaron rápidamente a Trump. “Apoyo totalmente al presidente Trump y espero su rápida recuperación”, dijo Musk en X, el sitio de medios sociales que posee.

Chris LaCivita, el co-gerente de la campaña de Trump, dijo en X que “durante años e incluso hoy, activistas de izquierda, donantes demócratas y ahora incluso Joe Biden han hecho comentarios y descripciones repugnantes de disparar a Donald Trump… ya es hora de que rindan cuentas por ello… la mejor manera es a través de las urnas”.

Aparentemente, LaCivita se refería a los recientes comentarios de Biden hechos en el contexto de pedir a sus partidarios que se concentren en vencer a Trump en lugar de su propio desempeño. “Entonces, hemos terminado de hablar sobre el debate, es hora de poner a Trump en un blanco”, dijo Biden, quien siempre ha condenado cualquier violencia política.

Con información de Reuters

 

Continue Reading

Agencias

Biden seguirá en contienda presidencial pese a escepticismo democrático

Francisco

Published

on

EP NEW YORK  | Elecciones EE.UU. 2024

Gustavo Lugo | SDP

La pésima actuación en el debate del jueves hace dos semanas, sigue generando nuevas inquietudes sobre el estado de salud mental del presidente más longevo de EE.UU. y si esta apto para desempeñar por otros cuatro años como presidente a sus 81 años.

A biden le llueve sobre mojado, Biden y su equipo presentaron las razones para explicar su desastroso desempeño en el debate. Inicialmente, Karine Jean-Pierre, portavoz de la Casa Blanca, afirmó que la mala actuación de Biden en el debate se debió a que el presidente había tenido “una mala noche”, además de un resfriado. y un día después, agregó que el mandatario estaba cansado debido a varios viajes y señaló que no se trataba de “excusas”, sino de “explicaciones”, pero Biden no se encontraba fuera de EE.UU. y pasó una semana completa en Camp David, desde el 20 de junio, preparándose para el debate antes de partir hacia Atlanta, mejor la preparación para el debate de nada le sirvió.

Los cuestionamientos de continuar en la carrera como candidato presidencial para las elecciones del 5 de noviembre se incrementaron después del debate con el republicano Donald Trump el 27 de junio donde se le vio sin fuerza en la voz, y desconcentrado, ademas tropezó en varias ocasiones con las palabras que pronunciaba y se quedó paralizado por unos momentos mirando al vacío, esto hiso sonar las alarmas del partido demócrata cuestionando la salud del presidente.

Joe Biden, aseguró este lunes que seguirá en “carrera hasta el final” para las elecciones de noviembre, a pesar de los llamados de algunos demócratas a que abandone su candidatura, y pidió a sus compañeros del partido que acaben con el debate. En una carta enviada a los demócratas en el Congreso, Biden dijo que no volvería a presentarse “si no creyera absolutamente” que es “el mejor” para vencer a Trump.

Nuevos informes recientes indican que un especialista en la enfermedad de Parkinson realizó al menos ocho visitas en ocho meses a la Casa Blanca.

En la rueda de prensa este lunes, la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, respondió a las preguntas de los periodistas sobre la salud de Joe Biden, ante los crecientes rumores de que el presidente estadounidense, de 81 años, está recibiendo tratamiento para la enfermedad de Parkinson, Jean-Pierre tuvo con los periodistas tenzos intercambios sobre si la Administración había sido sincera sobre la salud del mandatario tras su desastrosa participación en el primer debate presidencial con Donald Trump, que inicio los llamados en los círculos demócratas para que Biden abandone su candidatura a la reelección.

La marca que dejo Biden el dia del debate, lo pone en la mira de todos, porque todo lo que haga, su mirada, sus pasos, sus movimientos, su hablar o confusion estarán al analices de todos.

En la cumbre de la OTAN en capital de la nación, Washington, DC, que se realizará este año del 9 al 11 de julio de 2024, sera el escenario apropiado para que Biden se muestre como el candidato demócrata capaz de derrotar a Trump.

A cuatro meses de las elecciones presidenciales Biden tiene que seguir luchando para mantenerse firme y al frente del partido demócrata.

Continue Reading
Advertisement

Title

Categories

Trending

Copyright © 2020 Enfoque Periodístico. Created by Conectya.

shares