Connect with us

Agencias

Redes sociales destruyen cada vez mas la democracia. Elecciones de EE.UU. en 2024 se verán afectadas

Francisco

Published

on

EP New York | Elecciones EE.UU. 2024

Redes sociales menos controladas y aumento de deepfakes ponen a prueba elecciones de 2024 en EEUU

NUEVA YORK  — Casi tres años después de los tumultos en el Capitolio de Estados Unidos, las falsas teorías de conspiración electoral que impulsaron el violento ataque siguen presentes en las redes sociales y en las noticias televisivas: maletas llenas de papeletas, papeletas desechadas a altas horas de la noche, personas fallecidas que votan.

Los expertos advierten que probablemente será peor en las próximas elecciones presidenciales. Los mecanismos que trataron de contrarrestar las afirmaciones falsas la vez pasada se están erosionando, mientras que las herramientas y los sistemas que las crean y difunden no hacen más que volverse más fuertes.

Muchos estadounidenses, incitados por el expresidente Donald Trump, han seguido promoviendo la idea infundada de que no es posible confiar en el proceso electoral de Estados Unidos. La mayoría de los republicanos, el 57%, cree que el demócrata Joe Biden no fue elegido presidente de forma legítima.

Mientras tanto, las herramientas de inteligencia artificial generativa han hecho que sea mucho más barato y fácil difundir el tipo de desinformación que puede confundir a los votantes y potencialmente influir en las elecciones. Y las empresas de redes sociales que en el pasado invirtieron mucho en corregir la información han cambiado sus prioridades.

“Es previsible un tsunami de desinformación”, dijo Oren Etzioni, especialista en inteligencia artificial y profesor emérito de la Universidad de Washington. “No lo puedo comprobar. Espero que se demuestre lo contrario. Pero los ingredientes ahí están, y estoy completamente aterrado”.

LOS DEEPFAKES SE POPULARIZAN

Imágenes y videos manipulados en torno a las elecciones no son nada nuevo, pero las de 2024 serán los primeros comicios presidenciales de Estados Unidos en que las sofisticadas herramientas de IA, que pueden crear falsificaciones en cuestión de segundos, estarán a tan sólo unos clics de distancia.

Los llamados deepfakes —imágenes, videos y audios manipulados con técnicas digitales— han empezado a abrirse camino en anuncios experimentales de la campaña presidencial. Versiones más perversas podrían propagarse fácilmente sin etiquetas en las redes sociales y engañar a la gente días antes de unas elecciones, dijo Etzioni.

“Podrías ver a un candidato político como el presidente Biden siendo llevado al hospital”, indicó. “Podrías ver a un candidato decir cosas que él o ella nunca ha dicho realmente. Podrías ver un pánico bancario. Podrías ver bombardeos y brotes de violencia que nunca han sucedido”.

Las falsificaciones de alta tecnología ya han afectado elecciones en diversas partes del mundo, dijo Larry Norden, director sénior del programa de elecciones y gobierno del Centro Brennan para la Justicia. Apenas unos días antes de las recientes elecciones de Eslovaquia, grabaciones de audio generadas por IA suplantaron la identidad de un candidato liberal haciéndolo hablar acerca de subir los precios de la cerveza y de amañar las elecciones. Los verificadores de datos rápidamente señalaron que eran falsas, pero a pesar de eso fueron compartidas en redes sociales como verdaderas.

Estas herramientas también podrían utilizarse para dirigirse a comunidades específicas y perfeccionar mensajes engañosos sobre el voto. Según los expertos, esto podría traducirse en mensajes de texto persuasivos, anuncios falsos sobre los procesos de votación compartidos en diferentes idiomas en WhatsApp, o sitios web falsos diseñados para parecerse a los oficiales.

Ante un contenido que parece real, “todo aquello para lo que hemos sido programados a través de la evolución va a entrar en juego para hacernos creer más en lo falso que en la realidad”, afirmó Kathleen Hall Jamieson, especialista en desinformación y directora del Centro Annenberg de Políticas Públicas de la Universidad de Pensilvania.

Los republicanos y los demócratas del Congreso, y la Comisión de Elecciones Federales de Estados Unidos están estudiando medidas para regular esta tecnología, pero no han ultimado ninguna norma ni legislación. Eso ha dejado a los estados la tarea de promulgar las únicas restricciones hasta ahora impuestas a los deepfakes políticos creados con IA.

Un puñado de estados han aprobado leyes que obligan a etiquetar los deepfakes o prohíben los que tergiversan la imagen de los candidatos. Algunas empresas de redes sociales, como YouTube y Meta, propietaria de Facebook e Instagram, han introducido políticas de etiquetado de IA. Queda por ver si serán capaces de atrapar sistemáticamente a los infractores.

LOS CANDADOS DE LAS REDES SOCIALES DESAPARECEN

Ha pasado poco más de un año desde que Elon Musk compró Twitter y empezó a despedir a sus ejecutivos, desmantelando algunas de sus características principales y remodelando la plataforma de redes sociales en lo que ahora se conoce como X.

Desde entonces, ha trastocado su sistema de verificación, lo que ha dejado a los funcionarios públicos vulnerables a la suplantación de identidad. Ha desarticulado los equipos que luchaban contra la desinformación en la plataforma, dejando que la comunidad de usuarios se modere a sí misma. Y ha restaurado las cuentas de extremistas y de propagadores de teorías de conspiración que antes estaban vetadas.

Los cambios han sido aplaudidos por muchos conservadores que afirman que los anteriores intentos de moderación de Twitter equivalían a censurar sus opiniones. Pero algunos otros sostienen que la nueva red ha convertido lo que antes era un recurso defectuoso pero útil para las noticias y la información electoral en una caja de resonancia poco regulada que amplifica el discurso del odio y la desinformación.

Según Jesse Lehrich, cofundador de Accountable Tech, un grupo activista sin ánimo de lucro, Twitter solía ser una de las plataformas “más responsables”, y mostraba voluntad de probar funciones que pudieran reducir la desinformación incluso a expensas de la participación.

“Obviamente, ahora están exactamente en el otro extremo del espectro”, dijo, añadiendo que cree que los cambios de la compañía han servido para que otras plataformas relajen sus propias políticas. X no respondió a las preguntas enviadas por correo electrónico por The Associated Press; sólo se limitó a enviar una respuesta automatizada.

En la antesala de 2024, X, Meta y YouTube han eliminado en conjunto 17 políticas que protegían contra el odio y la desinformación, según un informe de Free Press, una organización sin ánimo de lucro que aboga por los derechos civiles en la tecnología y los medios de comunicación.

YouTube anunció en junio que, si bien seguiría regulando los contenidos engañosos sobre las elecciones actuales o futuras, dejaría de eliminar aquellos que afirman falsamente que las elecciones de 2020 u otras anteriores en Estados Unidos se vieron afectadas por “fraude generalizado, errores o fallas”. La plataforma dijo que la nueva política era un intento de proteger la facultad de “debatir abiertamente ideas políticas, incluso aquellas que son controvertidas o se basan en suposiciones refutadas”.

Lehrich dijo que incluso si las empresas tecnológicas quieren evitar la eliminación de contenidos engañosos, “hay muchas maneras neutrales” que las plataformas pueden utilizar para reducir la propagación de la desinformación, desde etiquetar artículos de hace meses hasta hacer más difícil compartir contenidos sin revisarlos primero.

X, Meta y YouTube también han despedido a miles de empleados y contratistas desde 2020, entre los que se encontraban moderadores de contenidos.

La reducción de estos equipos, que muchos atribuyen a presión política, “prepara el terreno para que las cosas estén peor en 2024 que en 2020”, afirmó Kate Starbird, experta en desinformación de la Universidad de Washington.

Meta explica en su sitio web que cuenta con unas 40.000 personas dedicadas a la seguridad y que mantiene “la mayor red independiente de verificación de datos de cualquier plataforma”. También desmantela con frecuencia redes de cuentas falsas que pretenden sembrar discordia y desconfianza.

“Ninguna empresa tecnológica hace más o invierte más para proteger las elecciones en internet que Meta, no sólo durante los periodos electorales, sino en cualquier momento”, afirma la publicación.

Ivy Choi, portavoz de YouTube, afirmó que la plataforma “invierte mucho” en conectar a la gente con contenidos de alta calidad, incluyendo el relacionado con las elecciones. Destacó que la plataforma cuenta con paneles informativos y con recomendaciones que proporcionan a los usuarios noticias fiables sobre las elecciones, y afirmó que la plataforma elimina los contenidos que confunden a los votantes sobre cómo votar o que fomentan el entorpecimiento del proceso democrático.

El auge de TikTok y otras plataformas menos reguladas, como Telegram, Truth Social y Gab, también ha creado más fuentes de información en línea en las que pueden propagarse afirmaciones infundadas. Algunas aplicaciones que son especialmente populares entre las comunidades de color y los inmigrantes, como WhatsApp y WeChat, se basan en chats privados, lo que dificulta que grupos externos conozcan la desinformación que puede propagarse.

“Me preocupa que en 2024 vayamos a ver narrativas falsas similares recicladas y enquistadas, pero tácticas más sofisticadas”, comentó Roberta Braga, fundadora y directora ejecutiva del Instituto de Democracia Digital de las Américas. “Pero por el lado positivo, tengo la esperanza de que haya más resiliencia social a esas cosas”.

EL FACTOR TRUMP

La condición de favorito de Trump en las primarias presidenciales republicanas es una de las principales preocupaciones de los investigadores de la desinformación, que temen que exacerbe la desinformación electoral y potencialmente genere violencia electoral y actividad parapoliciaca.

El expresidente todavía afirma falsamente haber ganado las elecciones de 2020.

“Donald Trump ha evidentemente acogido y alimentado las llamas de las falsas afirmaciones sobre el fraude electoral en el pasado”, señaló Starbird. “Es de esperarse que siga utilizando el mismo discurso para animar a sus bases”.

Sin pruebas, Trump ya ha predispuesto a sus partidarios a esperar un fraude en las elecciones de 2024, instándoles a intervenir para “proteger el voto” y evitar el fraude electoral en varias ciudades demócratas. Trump tiene un largo historial de insinuar que las elecciones están amañadas si él no gana, y lo hizo antes de las votaciones de 2016 y 2020.

Ese desgaste continuo de la confianza de los votantes en la democracia puede desembocar en violencia, indicó Bret Schafer, investigador sénior de la organización no partidista Alliance for Securing Democracy, que se dedica al monitoreo de la desinformación.

“Si, en última instancia, la gente no confía en la información relacionada con unas elecciones, la democracia deja de funcionar”, afirmó. “Si una campaña de desinformación es lo suficientemente eficaz como para que un porcentaje suficientemente grande de la población estadounidense no crea que los resultados reflejan lo que realmente ocurrió, entonces el 6 de enero probablemente parecerá un acto de calentamiento”.

LA RESPUESTA DE LOS FUNCIONARIOS ELECTORALES

Los funcionarios electorales han pasado los años transcurridos desde 2020 preparándose para el previsible resurgimiento de las narrativas negacionistas de las elecciones. Han enviado equipos para explicar los procesos de votación, han contratado a grupos externos para monitorear la desinformación a medida que surge y han reforzado las protecciones físicas en los centros de recuento de votos.

En Colorado, la secretaria de Estado, Jena Griswold, dijo que las campañas informativas pagadas en redes sociales y televisión que humanizan a los trabajadores electorales han ayudado a vacunar a los votantes contra la desinformación.

“Es una batalla cuesta arriba, pero tenemos que ser proactivos”, afirmó. “La desinformación es una de las mayores amenazas para la democracia estadounidense que vemos hoy día”.

La oficina del secretario de Estado de Minnesota, Steve Simon, encabeza #TrustedInfo2024, una campaña de educación pública en línea impulsada por la Asociación Nacional de Secretarios de Estado para promover a los funcionarios electorales como una fuente confiable de información electoral en 2024.

Su oficina también está planeando reuniones con funcionarios electorales de condados y ciudades, y actualizará una página de información sobre “mitos y realidades” electorales en su sitio web a medida que surjan afirmaciones falsas. Una nueva ley de Minnesota protegerá a los trabajadores electorales de las amenazas y el acoso, prohibirá distribuir intencionadamente información errónea antes de las elecciones y tipificará como delito el uso no consentido de imágenes falsas para perjudicar a un candidato político o influir en unas elecciones.

“Esperamos lo mejor, pero nos preparamos para lo peor con estas medidas de protección”, afirmó Simon.

En un condado rural de Wisconsin al norte de Green Bay, la secretaria del condado Oconto, Kim Pytleski, ha viajado por la región dando charlas y haciendo presentaciones a pequeños grupos sobre el voto y las elecciones para aumentar la confianza de los votantes. El condado también ofrece demostraciones públicas de equipos de votación para que los residentes puedan observar el proceso.

“Poder hablar directamente con los funcionarios electorales marca la diferencia”, dijo. “Poder ver que hay personas reales detrás de estos procesos que están comprometidas con su trabajo y quieren trabajar bien ayuda a la gente a entender que estamos aquí para servirles”.

<span;>___

<span;>Fernando informó desde Chicago. La periodista de The Associated Press Christina A. Cassidy en Atlanta contribuyó a este despacho.

___

The Associated Press recibe apoyo de varias fundaciones privadas para mejorar su cobertura explicativa de las elecciones y la democracia. La AP es la única responsable de todos los contenidos.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Agencias

Biden seguirá en contienda presidencial pese a escepticismo democrático

Francisco

Published

on

EP NEW YORK  | Elecciones EE.UU. 2024

Gustavo Lugo | SDP

La pésima actuación en el debate del jueves hace dos semanas, sigue generando nuevas inquietudes sobre el estado de salud mental del presidente más longevo de EE.UU. y si esta apto para desempeñar por otros cuatro años como presidente a sus 81 años.

A biden le llueve sobre mojado, Biden y su equipo presentaron las razones para explicar su desastroso desempeño en el debate. Inicialmente, Karine Jean-Pierre, portavoz de la Casa Blanca, afirmó que la mala actuación de Biden en el debate se debió a que el presidente había tenido “una mala noche”, además de un resfriado. y un día después, agregó que el mandatario estaba cansado debido a varios viajes y señaló que no se trataba de “excusas”, sino de “explicaciones”, pero Biden no se encontraba fuera de EE.UU. y pasó una semana completa en Camp David, desde el 20 de junio, preparándose para el debate antes de partir hacia Atlanta, mejor la preparación para el debate de nada le sirvió.

Los cuestionamientos de continuar en la carrera como candidato presidencial para las elecciones del 5 de noviembre se incrementaron después del debate con el republicano Donald Trump el 27 de junio donde se le vio sin fuerza en la voz, y desconcentrado, ademas tropezó en varias ocasiones con las palabras que pronunciaba y se quedó paralizado por unos momentos mirando al vacío, esto hiso sonar las alarmas del partido demócrata cuestionando la salud del presidente.

Joe Biden, aseguró este lunes que seguirá en “carrera hasta el final” para las elecciones de noviembre, a pesar de los llamados de algunos demócratas a que abandone su candidatura, y pidió a sus compañeros del partido que acaben con el debate. En una carta enviada a los demócratas en el Congreso, Biden dijo que no volvería a presentarse “si no creyera absolutamente” que es “el mejor” para vencer a Trump.

Nuevos informes recientes indican que un especialista en la enfermedad de Parkinson realizó al menos ocho visitas en ocho meses a la Casa Blanca.

En la rueda de prensa este lunes, la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, respondió a las preguntas de los periodistas sobre la salud de Joe Biden, ante los crecientes rumores de que el presidente estadounidense, de 81 años, está recibiendo tratamiento para la enfermedad de Parkinson, Jean-Pierre tuvo con los periodistas tenzos intercambios sobre si la Administración había sido sincera sobre la salud del mandatario tras su desastrosa participación en el primer debate presidencial con Donald Trump, que inicio los llamados en los círculos demócratas para que Biden abandone su candidatura a la reelección.

La marca que dejo Biden el dia del debate, lo pone en la mira de todos, porque todo lo que haga, su mirada, sus pasos, sus movimientos, su hablar o confusion estarán al analices de todos.

En la cumbre de la OTAN en capital de la nación, Washington, DC, que se realizará este año del 9 al 11 de julio de 2024, sera el escenario apropiado para que Biden se muestre como el candidato demócrata capaz de derrotar a Trump.

A cuatro meses de las elecciones presidenciales Biden tiene que seguir luchando para mantenerse firme y al frente del partido demócrata.

Continue Reading

Agencias

Corte Suprema de EE.UU. otorga inmunidad política a Trump por acciones oficiales de su gobierno

Francisco

Published

on

EP NEW YORK | POLÍTICA ESTADOUNIDENSE

La Corte Suprema de Estados Unidos determinó el lunes que Donald Trump no puede ser procesado por acciones oficiales tomadas como presidente, pero sí por actos privados, en un fallo histórico que reconoce por primera vez cualquier forma de inmunidad presidencial ante el procesamiento.
El tribunal le otorgó el derecho a “inmunidad absoluta contra el procesamiento penal” por aquellas acciones de carácter oficial que llevó a cabo durante su mandato. Los magistrados de la Corte Suprema, de mayoría conservadora, emitieron el veredicto con 6 votos a favor y 3 en contra.
“Concluimos que, bajo nuestra estructura constitucional de separación de poderes, la naturaleza del poder presidencial requiere que un expresidente tenga cierta inmunidad contra el procesamiento penal por actos oficiales durante su mandato”, escribió el presidente del tribunal, John Roberts, en el documento que explica el veredicto. sin embargo, que “el presidente no goza de inmunidad por sus actos no oficiales, y no todo lo que hace es oficial. El presidente no está por encima de la ley”.
El tribunal analizó cuatro categorías de conducta contenidas en la acusación de Trump: sus conversaciones con funcionarios del Departamento de Justicia después de las elecciones de 2020, su supuesta presión sobre el entonces vicepresidente Mike Pence para bloquear la certificación de la victoria electoral de Biden, su presunto papel en el montaje de falsos partidarios de Trump. electores y su conducta relacionada con el ataque del 6 de enero de 2021 al Capitolio de los Estados Unidos.
El fallo marcó la primera vez desde la fundación de la nación que la Corte Suprema ha declarado que los ex presidentes pueden estar protegidos de cargos penales en cualquier instancia.
Trump, de 78 años, es el primer expresidente de Estados Unidos procesado penalmente, así como el primer expresidente condenado por un delito.
Trump valoró la decisión como una “gran victoria para nuestra Constitución y democracia” en un post de su red social Truth Social. “Gran victoria para nuestra Constitución y la democracia. ¡Orgulloso de ser estadounidense!”, escribió en su cuenta de Truth Social.
Con este veredicto, los demócratas ya no cuentan con la posibilidad de llevar al exmandatario republicano a juicio antes de las elecciones presidenciales de noviembre.
el dictamen de la Corte Suprema pone fin a las esperanzas de los demócratas de llevar a Trump a juicio antes de los comicios de noviembre.

Continue Reading

Agencias

Trabajos que pronto serán desplazados por la inteligencia artificial

Francisco

Published

on

EP NEW YORK | INTELIGENCIA ARTIFICIAL | TECNOLOGÍA

Cuando el encargado de tu edificio es un bot de IA

La inteligencia artificial hace de todo, desde ayudar a los propietarios a comunicarse con los inquilinos hasta gestionar el consumo de energía.

El nuevo coordinador de mantenimiento de un complejo de departamentos de Dallas ha recibido elogios de inquilinos y colegas por su buen trabajo y su ayuda hasta altas horas de la noche. Antes, las ocho personas que gestionaban los 814 apartamentos y casas adosadas del edificio estaban sobrecargadas de trabajo y hacían más horas de las deseadas.

Además de trabajar horas extras, el nuevo miembro del personal del complejo, The District at Cypress Waters, está disponible las 24 horas al día y los siete días a la semana, para programar las solicitudes de reparación, y no se toma tiempo libre.

Esto se debe a que el coordinador de mantenimiento es un bot de inteligencia artificial que el administrador de la propiedad, Jason Busboom, empezó a utilizar el año pasado. El bot, que envía mensajes de texto con el nombre de Matt, atiende las solicitudes y gestiona las citas.

El equipo también cuenta con Lisa, un bot de arrendamientos que responde a las preguntas de posibles inquilinos, y Hunter, un bot que recuerda a la gente que debe pagar el alquiler. Busboom eligió las personalidades que quería para cada asistente de IA: Lisa es profesional e informativa; Matt es amable y servicial; y Hunter es estricto, pues debe sonar con autoridad cuando le recuerda a los inquilinos que paguen el alquiler.

La tecnología ha liberado un tiempo valioso para el personal humano de Busboom y ha hecho a todos mucho más felices en sus labores, afirmó. Antes, “cuando alguien tomaba vacaciones, era muy estresante”, añadió.

Los chatbots —así como otras herramientas de IA que pueden hacer un seguimiento del uso de las zonas comunes, controlar el consumo de energía, ayudar en la gestión de la construcción y realizar otras tareas— son cada vez más habituales en la gestión inmobiliaria. El dinero y el tiempo que ahorran las nuevas tecnologías podrían generar 110.000 millones de dólares o más en valor para el sector inmobiliario, según un informe publicado en 2023 por McKinsey Global Institute. Sin embargo, los avances de la IA y su impulso a la conciencia pública también han suscitado dudas sobre si se debe informar a los inquilinos cuando interactúan con un bot de IA.

Ray Weng, programador de software, se enteró de que estaba tratando con agentes de arrendamiento de IA mientras buscaba un departamento en Nueva York el año pasado, cuando los agentes de dos edificios utilizaron el mismo nombre y dieron las mismas respuestas a sus preguntas.

“Prefiero tratar con una persona”, afirmó. “Firmar un contrato de alquiler es un gran compromiso”.

Algunas de las visitas a departamentos que hizo eran autoguiadas, afirmó Weng, “y si todo está automatizado, pareciera que no les importara lo suficiente como para que una persona real hable conmigo”.

EliseAI, una empresa de software con sede en Nueva York cuyos asistentes virtuales son utilizados por propietarios de casi 2,5 millones de departamentos en todo Estados Unidos, incluidos algunos operados por la empresa de gestión inmobiliaria Greystar, se centra en hacer que sus asistentes sean lo más parecidos posible a los humanos, explicó Minna Song, directora ejecutiva de EliseAI. Además de estar disponibles a través de chat, texto y correo electrónico, los bots pueden interactuar con los inquilinos mediante la voz y pueden tener diferentes acentos.

Los asistentes virtuales que ayudan con las solicitudes de mantenimiento pueden hacer preguntas de seguimiento, como verificar qué fregadero hay que arreglar en caso de que un inquilino no esté disponible cuando se está haciendo la reparación, dijo Song, y algunos están empezando a ayudar a los inquilinos cuando solucionan problemas de mantenimiento por su cuenta. Los inquilinos con un inodoro que gotea, por ejemplo, pueden recibir un mensaje con un video que les muestra dónde está la válvula de cierre del agua y cómo utilizarla mientras esperan a un fontanero.

La tecnología es tan buena para mantener una conversación y hacer preguntas de seguimiento que los inquilinos a menudo confunden al asistente de IA con un humano. “La gente viene a la oficina de alquiler y pregunta por Elise”, relató Song, y añadió que los inquilinos han enviado mensajes de texto al chatbot para irse a tomar un café, han dicho a los gerentes que Elise merecía un aumento de sueldo e incluso han dejado tarjetas de regalo para el chatbot.

No informar a los clientes que han interactuado con un bot es arriesgado. Duri Long, profesora adjunta de estudios de comunicación en la Universidad del Noroeste, afirma que podría hacer que algunas personas perdieran la confianza en la empresa que utiliza la tecnología.

Alex John London, profesor de ética y tecnologías informáticas en la Universidad Carnegie Mellon, afirmó que la gente podría considerar el engaño como una falta de respeto.

“En general, es mejor que el robot anuncie desde el principio que es un asistente informático”, comentó London.

Marshal Davis, que dirige una inmobiliaria y una consultora de tecnología inmobiliaria, supervisa el sistema de IA que creó para ayudar a sus dos oficinistas a responder entre 30 y 50 llamadas diarias que reciben en un complejo de 160 apartamentos de Houston. El chatbot responde bien preguntas sencillas, como las de procedimientos de pago de la renta o detalles sobre los departamentos disponibles, explicó Davis. Pero en cuestiones más complicadas, el sistema puede “responder como cree que debe hacerlo y no necesariamente como tú quieres”.

Davis graba la mayoría de las llamadas, las pasa por otra herramienta de IA para resumirlas y luego escucha las que parecen problemáticas —como “cuando la IA dice: ‘El cliente expresó su frustración’”, especificó— para entender cómo mejorar el sistema.

A algunos inquilinos no los convence del todo. Jillian Pendergast interactuó con bots el año pasado mientras buscaba un departamento en San Diego. “Están bien para reservar citas”, dijo, pero tratar con asistentes de IA en lugar de humanos puede resultar frustrante cuando empiezan a repetir respuestas.

“Veo su potencial, pero creo que aún están en la fase de prueba y error”, concluyó Pendergast.

Publicado en NYT

Continue Reading
Advertisement

Title

Categories

Trending

Copyright © 2020 Enfoque Periodístico. Created by Conectya.

shares