Connect with us

EE.UU

Xavier Becerra , un procurador hecho a la medida de Trump

Published

on

EP New York/ Inmigración

“Vamos a seguir respetando las familias de inmigrantes, como la mía, que trabajan duro para construir una California mejor”, declaró Becerra en una de las numerosas conferencias de prensa que ofrece en inglés y español, a veces dos en un mismo día, para criticar las políticas de Trump.

SACRAMENTO, California, EE.UU. (AP) Xavier Becerra pasó a ser tal vez el procurador general más influyente del país cuando fue nombrado para ese cargo en California y ha usado su puesto en lo que algunos llaman el “estado de la resistencia” a Donald Trump para bombardear al mandatario con decenas de acciones legales.

En el 2019 podría incluso intensificar su campaña, alentado por el abrumador respaldo de los votantes, una Cámara de Representantes demócrata y un gobernador más militante que asume el lunes.

Becerra inició el nuevo año encabezando el jueves una coalición de 17 procuradores generales estatales demócratas que apelaron el reciente dictamen de un juez federal conservador de Texas que declaró inconstitucional la ley de salud de Barack Obama.

La ley, que Becerra describió como “la columna vertebral de nuestro sistema de atención médica”, seguirá en vigor mientras el caso es analizado por el 5to Circuito de los tribunales de apelaciones de Nueva Orleáns.

En total, el primer procurador general hispano de California inició unas 70 acciones legales, incluidas 45 demandas, contra el gobierno de Trump, enfocadas mayormente en la inmigración y en temas del medio ambiente.

Becerra se ha apuntado importantes victorias, sobre todo en defensa del programa de Obama que protege de la deportación a los cientos de miles de jóvenes traídos al país de niños y que no tienen permiso de residencia, y de las leyes que ofrecen santuario a los inmigrantes sin papeles limitando la cooperación del estado con los agentes del servicio de inmigración.

Trump amenazó en una ocasión con retirar de California a todos los agentes de inmigración, afirmando que eso generaría un aumento en la delincuencia y un “caos como nunca se ha visto”.

Becerra, de 60 años, fue designado procurador general por el gobernador saliente Jerry Brown y en las elecciones de noviembre recibió casi dos tercios de los votos en su contienda con el republicano Steven Bailey, quien lo criticó por reaccionar “a cada tuit que viene de Washington” en lugar de enfocarse en reducir la delincuencia.

En California, un estado dominado por los demócratas, no obstante, su rival en las primarias demócratas, Dave Jones, lo criticó por no radicar más demandas contra Trump.

El portal de su campaña lo describe como hijo de inmigrantes, aunque su padre, Manuel, nació en Sacramento. Manuel, sin embargo, se crió en México. La madre de Becerra es mexicana y vino a Estados Unidos tras casarse con su padre.

Becerra afirma que su padre “fue más inmigrante que mi madre” porque hablaba español con los trabajadores que construían carreteras mientras que su madre hablaba inglés en su trabajo como obstetra especializada en embarazos de alto riesgo.

Menciona a sus padres cada vez que puede y a menudo luce el anillo de matrimonio de su padre.

Los amigos de Becerra atribuyen su éxito a sus padres.

“Trabajo duro, compromiso con la educación, gran integridad y carácter: Nunca se apartó de esos valores”, dijo el ex presidente del Partido Demócrata de California Art Torres, un legislador estatal de amplia trayectoria que dio a Becerra su primer trabajo en la política: el manejo de su campaña para el Senado estatal en Los Ángeles.

Becerra se radicó en Los Ángeles en 1986 y pronto aprendió a manejarse en la política hispana de la ciudad.

En pocos años llegó a ser subprocurador general y se quedó con una banca en la asamblea estatal luego de que su esposa le dijese que se “sacase la espina”.

De inmediato empezó una campaña en busca de una banca legislativa y fue elegido para el primero de 12 períodos. Se concentró mayormente en la inmigración y la salud. y llegó a presidir el bloque demócrata antes de que Brown lo nombrase en el 2016 para que reemplazase a Kamala Harris, quien había llegado al Senado nacional.

“Fue un ascenso meteórico realmente”, manifestó David Ayon, del Centro para el Estudio de Los Ángeles de la Universidad Loyola Marymount y analista de la firma de investigaciones de opiniones políticas Latino Decisions. Conoce a Becerra desde que cursaron estudios en la Universidad de Stanford.

Becerra fue uno de los primeros de “una nueva generación de líderes latinos del sur de California con altos niveles de educación… jóvenes, llenos de energía, que parecían boy scouts”, expresó Ayon, coautor de “Power Shift: How Latinos in California transformed politics in America” (Traspaso del poder: Cómo los latinos de California transformaron la política en Estados Unidos”.

Don Thomas, quien conoce a Becerra desde el jardín de infantes, dice que el procurador general aprendió a controlarse y a mantener la calma jugando al golf en la escuela secundaria y que además es un gran jugador de póker. Becerra analizó las recomendaciones de golfistas famosos y practicaba con un juego de palos usados por los que pagó menos de 100 dólares.

“Dijo que iba a leer sobre el tema, a estudiarlo, y a practicar mucho”, manifestó Thomas. “Así se manejó siempre”.

Profesores y amigos a menudo pronunciaban mal su nombre, pero Becerra, a diferencia de su padre, dice que nunca enfrentó situaciones discriminatorias abiertas. Aunque no oculta su furia cuando recuerda una oportunidad hace casi 30 años en la que, en sus inicios en la política, dos mujeres le dijeron en una recepción de una cámara de comercio: “Nos caes muy bien, te insertas bien”.

Lori Kalani, copresidenta del estudio de abogados Cozen O’Connor, que representa a empresas que a menudo no ven con buenos ojos las estrictas políticas de defensa del medio ambiente y del consumidor de California, admite que Becerra aprende rápido y “es muy receptivo de las opiniones de la oposición”.

Detractores de ambos partidos dicen que al enfocarse tanto en Trump, Becerra descuida algunas de sus principales funciones, como la lucha contra el abuso de los opioides o la confiscación de armas a personas que ya no están autorizadas a tenerlas.

Becerra dice que se propone dedicarle más tiempo a cosas como los delitos financieros, al abuso de los mayores y el tráfico de personas y sexual. Pero creó nuevas dependencias para proteger el plan de salud de Obama, los derechos reproductivos de las mujeres y las leyes para proteger el medio ambiente.

La procuraduría general ha sido a menudo un trampolín para los políticos, incluidos Brown y Harris, y se especula que Becerra podría postularse a gobernador o senador en el futuro. Ya se postuló sin éxito a la alcaldía de Los Ángeles en el 2001, contempló buscar una banca en el Senado y fue mencionado como posible candidato a la vicepresidencia en el 2016.

“Creo que no tiene ningún apuro. Es muy centrado y metódico en todo lo que hace”, afirmó Torres. “Y no creo que haya nada fuera de su alcance cuando decida que llegó la hora de buscar otra cosa”. (DON THOMPSON-AP)


Tema relacionado: Juez de California falla a favor del TPS. Gran alivio para los inmigrantes


 

Agencias

Abogados defensores de Trump cuestionan testimonio de Michael Cohen

Published

on

EP NEW YORK | Juicio contra Donald Trump

Juicio contra Donald Trump: Michael Cohen fue apuntado por la defensa del ex presidente

El equipo del republicano interrogó ferozmente al ex abogado con el objetivo de descreditar su testimonio. Por el momento, es el último testigo de los fiscales

En una nueva jornada del juicio contra Donald Trump por el pago a una actriz porno para que mantuviera silencio, los abogados defensores del ex mandatario  presionaron este jueves al ex abogado Michael Cohen:  fue cuestionado sobre su historial criminal y sus mentiras pasadas ; mientras trabajaban para convencer a los jurados de que no creyeran el testimonio fundamental del testigo estrella.

Durante el tercer día de testimonios Cohen retornó al banquillo mientras los abogados defensores describían al ahora enemigo de Trump como un ex empleado despreciado que dirá lo que sea necesario para poner tras las rejas al candidato presidencial republicano.

Cohen es el último testigo de los fiscales, al menos por ahora, que intentan demostrar que Trump planeó suprimir una historia dañina que temía que arruinaría su campaña presidencial de 2016 y luego falsificó registros comerciales para encubrirla. El contrainterrogatorio de Cohen es un momento crucial para  el equipo de Trump, que intenta socavar su credibilidad, lo que podría determinar el destino del ex presidente en el caso.

Al ser interrogado por el abogado defensor Todd Blanche  admitió haber mentido bajo juramento cuando se declaró culpable de cargos federales, incluido fraude fiscal, en 2018, así como de mentir al Congreso sobre el trabajo que realizó en un acuerdo inmobiliario de Trump en Rusia.

Blanche preguntó a Cohen si le mintió al juez de distrito estadounidense William H. Pauley III en una audiencia judicial acerca de que no lo presionaron para que se declarara culpable. “¿Fue una mentira? ¿Correcto?”, preguntó. “Correcto”, respondió Cohen.

Durante varios días en el estrado de los testigos, Cohen colocó a Trump directamente en el centro del supuesto plan para reprimir las historias negativas y evitar daños a su candidatura a la Casa Blanca. Cohen dijo al jurado que Trump prometió reembolsarle el dinero que adelantó y que se le informaba constantemente sobre los esfuerzos para silenciar a las mujeres que alegaban haber tenido encuentros sexuales con él . Trump niega las afirmaciones de las mujeres.

Cohen había colocado a Trump directamente en el centro del plan para reprimir las historias negativas y evitar daños a su candidatura .

Trump insiste en que la acusación es un esfuerzo por dañar su campaña para reclamar la Casa Blanca, dice que los pagos a Cohen se clasificaron adecuadamente como gastos legales porque Cohen era abogado. La defensa ha sugerido que estaba tratando de proteger a su familia, no a su campaña, al sofocar lo que, según él, eran afirmaciones falsas y difamatorias.

“El crimen es que están llevando este caso”, dijo a los periodistas el jueves antes de entrar a la sala del tribunal, flanqueado por un grupo de aliados en el Congreso que incluía al representante Matt Gaetz, republicano por Florida, y a la representante Lauren Boebert, republicana por Colorado y el representante Bob Good, republicano por Virginia, presidente del grupo de extrema derecha House Freedom Caucus.

Al ex presidente se le ha unido en el tribunal en los últimos días una gran cantidad de partidarios conservadores, incluidos algunos considerados posibles candidatos a vicepresidente y otros que buscan puestos futuros en la administración. El presidente de la Cámara de Representantes, Mike Johnson , compareció el martes.

Al interrogar a Cohen, los abogados defensores no se enfocaron en el plan de pago de silencio ni en los cargos penales en cuestión. En cambio, lo acribillaron con preguntas sobre sus propias fechorías y su nueva personalidad como feroz crítico de Trump para atacar la credibilidad y las motivaciones de Cohen.

Blanche confrontó a Cohen con publicaciones obscenas en las redes sociales, un podcast y libros que escribió sobre el ex presidente, logrando que Cohen reconociera que había ganado millones de dólares criticando a Trump. En un clip reproducido en el tribunal el jueves, se puede escuchar a Cohen usando un insulto y diciendo que realmente espera “que este hombre termine en prisión”.

“No recuperará el año que perdí ni el daño causado a mi familia. Pero la venganza es un plato que se sirve mejor frío”, se escuchó decir a Cohen. “Será mejor que creas que quiero que este hombre caiga”. También reconoció que ha seguido atacando a Trump, incluso durante el juicio.

En una publicación en las redes sociales citada por el abogado defensor, Cohen llamó a Trump un apodo aliterado y explícito, así como un “ignorante con corteza naranja”. Cuando se le preguntó si había usado la frase, respondió: “Suena correcto”.

La defensa no está obligada a llamar a ningún testigo y no está claro si los abogados lo harán (REUTERS/Jane Rosenberg)

Cohen, en un testimonio anterior, le dijo al jurado cómo su vida y su relación con Trump cambiaron después de que el FBI allanara su oficina, apartamento y habitación de hotel en 2018. Trump inicialmente lo colmó de afecto en las redes sociales y predijo que Cohen no se “volvería loco”. El tono de Trump cambió cuando, meses después, Cohen se declaró culpable de cargos federales de financiación de campañas y lo implicó en el plan de dinero para mantener el silencio. Trump no fue acusado de ningún delito relacionado con la investigación federal.

Cohen también describió una reunión en la que dice que él y Trump discutieron con Allen Weisselberg, ex director financiero de la Organización Trump, cómo los reembolsos por el pago de 130.000 dólares de Cohen a la actor porno Stormy Daniels se pagarían como servicios legales en cuotas mensuales. Esto es importante porque los fiscales dicen que los reembolsos se registraron falsamente como gastos legales para ocultar el verdadero propósito de los pagos.

Se espera que los abogados defensores interroguen a Cohen hasta el final del día jueves. La oficina del fiscal de distrito de Manhattan, Alvin Bragg, ha dicho que cerrará su caso una vez que él haya terminado de declarar, aunque podría tener la oportunidad de convocar testigos de refutación si los abogados de Trump presentan sus propios testigos.

La defensa no está obligada a llamar a ningún testigo y no está claro si los abogados lo harán. Blanche le dijo el martes al juez Juan M. Merchán que la defensa podría llamar a un perito y que aún no se había determinado si Trump subiría al estrado.

En cualquier caso, el juicio se suspenderá el viernes para que Trump pueda asistir a la graduación de la escuela secundaria de su hijo menor, Barron.

(Con información de AP)

Continue Reading

Agencias

Protestas universitarias contra israel

Published

on

EP NEW YORK. | PROTESTAS CONTRA ISRAEL

Por Gustsvo Lugo

A una semana de las protestas a favor de Palestina, la Universidad de Columbia, epicentro de la creciente disidencia estudiantil contra la guerra en Gaza, enfrentaban el jueves una fecha límite para levantar los campamentos mientras las protestas y los arrestos se intensificaban en todo el país, los manifestantes se mantiene firmes mientras el reloj sigue corriendo,

En Columbia, con más de 100 arrestos en los últimos días, el presidente de la escuela, Minouche Shafik, advirtió a los estudiantes que si las tiendas de campaña no se retiran antes del viernes “tendremos que considerar opciones alternativas” para despejar el área y restaurar la calma en el campus. El presidente de la Cámara de Representantes, Mike Johnson, arremetió el jueves contra los manifestantes de Columbia, quienes lo abuchearon durante su visita a la escuela un día antes. Johnson había criticado a los estudiantes y profesores que participaron en la protesta y pidió la dimisión de Shafik.

Ya suman mas de veinte campus que se han unido en todo el pais a las protestas, la chispa que prendio las protestas, se predujo la  semana pasada en la Universidad de Columbia cuando la presidenta de la institución, Nemat “Minouche” Shafik, testificó ante una comisión de la Cámara de Representantes sobre la respuesta de la universidad a las acusaciones de antisemitismo en el campus. Al mismo tiempo se inició en el campus una protesta propalestina. Tras su testimonio, Shafik solicitó en una carta hecha pública por la universidad que el Departamento de Policía de la ciudad de Nueva York desalojara a las personas que estaban acampando en el jardín sur del campus y que “infringían las normas y políticas de la universidad” y estaban invadiendo el campus.

Más de 100 personas fueron detenidas, según las fuerzas de seguridad.

Los campamentos fueron organizados por Columbia University Apartheid Divest (CUAD), una coalición estudiantil de más de 100 organizaciones, entre ellas Estudiantes por la Justicia en Palestina y Voz Judía por la Paz, para protestar contra lo que describen como la “continua inversión financiera de la universidad en empresas que se benefician del apartheid israelí, el genocidio y la ocupación militar de Palestina”, según dijeron en un comunicado de prensa.

Los manifestantes propalestinos de Columbia afirmaron que no se dispersarán hasta que la universidad acceda a cortar lazos con instituciones académicas israelíes y se comprometa a una “completa desinversión” de sus fondos de entidades relacionadas con Israel, entre otras demandas. Las autoridades de Columbia advirtieron a principios de esta semana que el campamento viola las normas de la escuela, pero no proporcionaron consecuencias disciplinarias específicas.

No obstante, la situación siguió agravándose y este miércoles el presidente de la Cámara de Representantes, Mike Johnson, acudió a la universidad para intentar persuadir a los estudiantes de que detuvieran las protestas. Mientras pronunciaba su discurso, los jóvenes gritaban “No podemos oírte”. Ante esta presión, Johnson respondió: “Disfruten de su libertad de expresión”.

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, publicó un mensaje de video en sus redes sociales, en el que condenó las acciones de estudiantes del país norteamericano y la falta de reacción adecuada por parte de las autoridades de las escuelas.

“Multitudes antisemitas han tomado las principales universidades. Piden la aniquilación de Israel. Atacan a estudiantes judíos”, afirmó. Además, calificó las manifestaciones de “horribles” y agregó que “recuerdan lo sucedido en las universidades alemanas en los años 30”.

Las manifestaciones y acalorados debates sobre la guerra de Israel en Gaza y la libre expresión han sacudido los campus de EE.UU. desde el ataque de Hamás en Israel el 7 de octubre, que dio inicio la campaña militar israelí en la Franja.

Las autoridades de estas prestigiosas e influyentes universidades tienen dificultades para calmar los ánimos en sus campus y en su mayoría han fracasado, y una de sus mayores preocupaciones son las próximas ceremonias de graduación.

Como ha sucedido en otras universidades, los manifestantes de NYU exigen que los administradores revelen y se despojen de “su financiación y donaciones recibidas de productores de armas y empresas con intereses en la ocupación israelí”.

Otros campamentos de protesta también se han erigido en la Universidad de California en Berkeley, el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), la Universidad de Michigan, el Emerson College y Tufts.

 

Continue Reading

Agencias

A 7 meses de elecciones inicia juicio penal contra Donald Trump

Published

on

EP NEW YORK | Donald Trump

Gustavo Lugo

Donald Trump hizo historia este lunes al convertirse en el primer expresidente de Estados Unidos en ser juzgado bajo acusaciones penales.

Por decisión del juez Juan Mechan, que encabeza el juicio contra el exmandatario por un caso de dinero supuestamente obtenido de manera subrepticia, Trump no podrá presentar argumentos sobre la inmunidad presidencial ante la Corte Suprema, la próxima semana, y está obligado a asistir a la totalidad de su juicio en Nueva York, a menos que obtenga un permiso especial para faltar.

Trump, arremetio contra él juez a la salida del tribunal, y calificó todo el proceso como una “cacería de brujas política” en medio de la contienda electoral por la presidencia.

El expresidente de 77 años está siendo juzgado por un presunto pago que realizó a la actriz de cine para adultos Stormy Daniels antes de las elecciones presidenciales de 2016 para que esta no revelara los detalles de un supuesto encuentro sexual entre ambos.

El exmandatario está acusado de 34 cargos que un jurado de 12 miembros deberá valorar en las próximas semanas. La audiencia de este lunes fue convocada para el proceso de elección de los miembros del jurado.

Stormy Daniels, cuyo nombre real es Stephanie Clifford, asegura que tuvo relaciones sexuales con Trump en 2006 algo que él niega y que, a cambio de mantener ese encuentro en privado, recibió un pago antes de las elecciones presidenciales de 2016.

El juicio se centra en el presunto pago que Trump le hizo a su antiguo abogado personal, Michael Cohen. Este asegura que con ese dinero se le ordenó pagar a Daniels US$130.000.

Trump es el primer expresidente y candidato republicano en las elecciones de noviembre en enfrentar una acusación penal.

juan Merchan es el juez del caso, magistrado de origen colombiano que el año pasado se hizo cargo de un juicio por fraude fiscal contra la Organización Trump.

La defensa del expresidente podría argumentar que las acusaciones son “infundadas” y tienen una “motivación política”. Eso es lo que ha dicho Trump sobre los múltiples juicios a los que se enfrenta, sin aportar pruebas que respalden estas afirmaciones.

Se espera que el juicio se prolongue de seis a ocho semanas.

 

Continue Reading
Advertisement

Title

Categories

Trending

Copyright © 2020 Enfoque Periodístico. Created by Conectya.

shares