Connect with us

Articulos Destacados

Lo que se juega España en Cataluña

Avatar

Published

on

Por Ricardo Angoso

EP New York / opinión/ Mientras la crisis catalana parece consumir todas las energías políticas de nuestra clase dirigente, no parece vislumbrarse al día de hoy una salida razonable, negociada y consensuada al mayor desafío que tiene ante sí la joven democracia española. Cuarenta años de tranquilidad democrática se han visto turbados por la irrupción en escena de un nacionalismo radical, destructivo, ajeno al respeto a las más mínimas normas elementales de un Estado de Derecho y que, en su huida hacia adelante, ha sido capaz de destruir la institucionalidad catalana, aliarse con las fuerzas políticas más radicales del espectro europeo –la tardoestalinista CUP- y embarcarse en un proyecto ilegal sustentado en las más endebles bases, como la famosa y chapucera consulta del uno de octubre. 

No les ha bastado con haber destruido la concordia y la convivencia pacífica en la que vivía Cataluña, sino que no han parado en mientes para llevar a cabo el actual proceso de dinamitar a conciencia el diálogo con aquellos que en Cataluña pensaban de otra forma con respecto al dichoso proceso independentista. En su huida hacia adelante, rumbo hacia ninguna parte, fueron capaces de dar rienda suelta a un discurso racista, etnicista, supremacista y burdo, en que los españoles eran retratados como cerdos en sus demostraciones externas y catalogados –sin excepción- como fascistas. Olíamos a pescado, a mierda literalmente, llegó a decir esa gran pensadora de la ignominia y la infamia que es la periodista Pilar Rahola, a la sazón una suerte de Joseph Goebbels femenino del nacionalismo catalán. 

Pero, a pesar del ruido mediático y que la actual controversia será larga, virulenta y no exenta de riesgos de caer en una espiral violenta, España se está jugando mucho en Cataluña. Si el próximo 21 de diciembre, fecha en que están convocadas unas nuevas elecciones cruciales en esta parte de España, ganan otra vez los independentistas y se reinicia de nuevo el proceso, esta vez el ejecutivo de Madrid lo tendrá realmente difícil para invocar el artículo 155 de la Constitución española y disolver las instituciones catalanas. La comunidad internacional y la Unión Europea (UE) quizá también podrían reconsiderar su actual posición de cerrar filas en defensa de una España unida y podrían demandar en un futuro no lejano un diálogo con los secesionistas que, inevitablemente, llevaría a la aceptación por las dos partes de una consulta independentista al estilo Quebec para decidir el futuro de Cataluña, por mucho que ahora esa idea se antoje como absolutamente impensable para las autoridades españolas. 

En caso de producirse dicha consulta, un resultado afirmativo en la misma implicaría de inmediato la independencia de Cataluña y el comienzo de la “salida” de España, una idea nada descabellada y descartable a tenor del nivel de radicalización política de la sociedad catalana tras décadas de adoctrinamiento y propaganda rastrera a cargo del nacionalsocialismo catalán. Haber dejado en manos del nacionalismo catalán las competencias en educación en Cataluña de miles de niños y jóvenes fue un gravísimo error perpetrado en las postrimerías de la Transición democrática y las consecuencias de tan nefanda política a la vista están. 

Revertir décadas y décadas de zafia propaganda en contra de España será una tarea ardua y quizá destinada al fracaso; el discurso de que “España nos roba” ha calado con fuerza y poco se puede hacer ante el lavado de cerebro masivo efectuado por los nuevos apóstoles de la supremacía étnica. La izquierda española, que siempre despreció la idea de España por “reaccionaria” y “fascista”, tiene una gran responsabilidad en la difusión de este discurso simplista, manipulador y victimista. De aquellos barros vienen estos lodo; tanto silencio compasivo hacia el nacionalismo sólo podía desembocar en este auténtico choque de trenes. 

LAS CONSECUENCIAS FINALES DE LA CRISIS

Si cae Cataluña, obviamente, caerá después Euskadi. El nacionalismo vasco, que en los últimos tiempos se ha ido moderando y mostrando un mayor pragmatismo, nunca ha ocultado que su objetivo final es la independencia del País Vasco. Por ahora, una vez conseguidos un mayor autogobierno y un suerte de entente cordiale con el gobierno de Madrid, ha revelado un gran pragmatismo y ha sido capaz de forjar acuerdos, contribuir a la gobernabilidad de España y poner freno a los sectores más radicales del nacionalismo vasco que apoyaron en su momento a ETA y que nunca abandonaron la defensa numantina del derecho a la autodeterrminación de los vascos. Sin embargo, cabe preguntarse, ¿una vez fuera de España Cataluña seguirán defendiendo el mismo discurso o el efecto dominó se hará sentir en el País Vasco y se “abonarán” a la hoja de ruta catalana? 

Si ese escenario se diera, ya con Cataluña y el País Vasco fuera de España, la primera consecuencia subsiguiente a esas secesiones sería un menor peso en Europa y en el mundo de nuestro país. Nuestro impacto en las instituciones europeas sería menor –incluyendo el número de parlamentarios en el Parlamento Europeo por nuestro menor peso demográfico-, el descrédito en el exterior sería evidente y nuestra acción internacional se vería seriamente debilitada, en parte por el descrédito pero también por la salida de la carrera diplomática de decenas de funcionarios vascos y catalanes. Nada volverá a ser lo mismo para España en las relaciones internacionales.

El impacto económico  de la crisis ya se ha comenzado a notar antes de su desenlace, bien sea porque en el horizonte final de la misma Cataluña finalmente se independice o porque quedará integrada en España con un (previsible) mayor autogobierno. Más de 2.000 empresas ya se han ido de Cataluña quizá para siempre, el turismo ha caído en Cataluña entre un 20 y un 30%, algunas empresas de cruceros ya han cancelado sus paradas en Barcelona, el crecimiento económico tanto en España como en Cataluña ya se estima en algunas décimas a la baja con respecto a si hubiera habido una situación de normalidad y la imagen país está por los suelos tras las imágenes de las hordas independentistas tomando las calles catalanas y bloqueando los accesos al tren y las carreteras, por señalar tan sólo algunas de las más inmediatas consecuencias de la deriva nacionalista catalana. Cuando no se sabe a ciencia cierta hacia donde se va se corre el riesgo de llegar al sitio menos pensado.

Finalmente, si se consuma el peor de los escenarios, España perdería el 19% de su Producto Interior Bruto (PIB) y el 7% de su territorio; sumando el País Vasco la pérdida en el PIB llegaría al 25% y al 9% territorial. Luego la  crisis política en el Estado Español sería profunda, la herida que podría provocar la independencia de Cataluña podría tener un impacto parecido a la de la crisis de 1898, cuando España perdió sus últimas colonias –Filipinas, Puerto Rico y Cuba- en el siglo XIX. Pero esa es otra historia que dejamos para otra ocasión.

 

Articulos Destacados

New York y New Jersey celebran desfile de las flores

Francisco

Published

on

EP NEW YORK | FLORIDA NEWS |

Desfile de las flores | New York

Continue Reading

Agencias

¿Atentado contra Donald Trump cambiará la carrera presidencial de EE.UU. ?

Francisco

Published

on

EP NEW YORK | Elecciones EE.UU. 2024

AGENCIAS

Después del tiroteo de Trump, la carrera presidencial cambiará drásticamente. Y posiblemente violentamente.

WASHINGTON, 14 jul  – En un país que ya está en vilo, el Intento de asesinato. sobre el ex Presidente Donald Trump. ha enfurecido a sus partidarios, ha detenido la campaña demócrata y ha aumentado los temores de más violencia política en el período previo a las elecciones de noviembre.

Los aliados republicanos de Trump lo pintaron como un héroe el sábado, aprovechando la imagen de él con la oreja ensangrentada y el puño levantado, apareciendo para pronunciar las palabras “¡Lucha! ¡Lucha! ¡Lucha!”

Mientras que Trump ha usado regularmente lenguaje violento con sus seguidores, asesores y aliados del ex presidente le dio la vuelta al guión a su oponente demócrata, el presidente. Joe Biden., diciendo que fue la demonización del candidato presidencial republicano lo que llevó al intento de asesinato.

“Hoy no es solo un incidente aislado. La premisa central de la campaña de Biden es que el presidente Donald Trump es un fascista autoritario que debe ser detenido a toda costa. Esa retórica llevó directamente al intento de asesinato del presidente Trump”, dijo el senador estadounidense J. D. Vance de Ohio, uno de los principales candidatos para ser compañero de fórmula de Trump, en X.

Biden se movió rápidamente para tratar de desactivar la situación, denunciando el ataque como violencia política inaceptable y retirando los anuncios electorales que atacan a Trump.

“No hay lugar en Estados Unidos para este tipo de violencia. Está enfermo”, dijo Biden a los periodistas.

Todavía no se conoce la motivación del tirador. El sospechoso, Thomas Matthew Crooks, de 20 años, de Bethel Park, Pensilvania, era un republicano registrado, según los registros estatales de votantes. Anteriormente hizo una donación de $15 a un comité de acción política que recauda dinero para políticos izquierdistas y demócratas.

A corto plazo, el ataque probablemente impulsará las apariciones de Trump en Milwaukee esta semana en la Convención Nacional Republicana mientras acepta la nominación presidencial de su partido, fortaleciendo el sentido de agravio y distanciamiento que sus partidarios ya sienten hacia la clase política de la nación.

Pocas horas después del tiroteo, la campaña de Trump envió un mensaje de texto pidiendo a los votantes que contribuyeran a la campaña. “No me persiguen, te persiguen”, decía el mensaje.

Los multimillonarios Elon Musk y Bill Ackman también respaldaron rápidamente a Trump. “Apoyo totalmente al presidente Trump y espero su rápida recuperación”, dijo Musk en X, el sitio de medios sociales que posee.

Chris LaCivita, el co-gerente de la campaña de Trump, dijo en X que “durante años e incluso hoy, activistas de izquierda, donantes demócratas y ahora incluso Joe Biden han hecho comentarios y descripciones repugnantes de disparar a Donald Trump… ya es hora de que rindan cuentas por ello… la mejor manera es a través de las urnas”.

Aparentemente, LaCivita se refería a los recientes comentarios de Biden hechos en el contexto de pedir a sus partidarios que se concentren en vencer a Trump en lugar de su propio desempeño. “Entonces, hemos terminado de hablar sobre el debate, es hora de poner a Trump en un blanco”, dijo Biden, quien siempre ha condenado cualquier violencia política.

Con información de Reuters

 

Continue Reading

Agencias

Biden seguirá en contienda presidencial pese a escepticismo democrático

Francisco

Published

on

EP NEW YORK  | Elecciones EE.UU. 2024

Gustavo Lugo | SDP

La pésima actuación en el debate del jueves hace dos semanas, sigue generando nuevas inquietudes sobre el estado de salud mental del presidente más longevo de EE.UU. y si esta apto para desempeñar por otros cuatro años como presidente a sus 81 años.

A biden le llueve sobre mojado, Biden y su equipo presentaron las razones para explicar su desastroso desempeño en el debate. Inicialmente, Karine Jean-Pierre, portavoz de la Casa Blanca, afirmó que la mala actuación de Biden en el debate se debió a que el presidente había tenido “una mala noche”, además de un resfriado. y un día después, agregó que el mandatario estaba cansado debido a varios viajes y señaló que no se trataba de “excusas”, sino de “explicaciones”, pero Biden no se encontraba fuera de EE.UU. y pasó una semana completa en Camp David, desde el 20 de junio, preparándose para el debate antes de partir hacia Atlanta, mejor la preparación para el debate de nada le sirvió.

Los cuestionamientos de continuar en la carrera como candidato presidencial para las elecciones del 5 de noviembre se incrementaron después del debate con el republicano Donald Trump el 27 de junio donde se le vio sin fuerza en la voz, y desconcentrado, ademas tropezó en varias ocasiones con las palabras que pronunciaba y se quedó paralizado por unos momentos mirando al vacío, esto hiso sonar las alarmas del partido demócrata cuestionando la salud del presidente.

Joe Biden, aseguró este lunes que seguirá en “carrera hasta el final” para las elecciones de noviembre, a pesar de los llamados de algunos demócratas a que abandone su candidatura, y pidió a sus compañeros del partido que acaben con el debate. En una carta enviada a los demócratas en el Congreso, Biden dijo que no volvería a presentarse “si no creyera absolutamente” que es “el mejor” para vencer a Trump.

Nuevos informes recientes indican que un especialista en la enfermedad de Parkinson realizó al menos ocho visitas en ocho meses a la Casa Blanca.

En la rueda de prensa este lunes, la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, respondió a las preguntas de los periodistas sobre la salud de Joe Biden, ante los crecientes rumores de que el presidente estadounidense, de 81 años, está recibiendo tratamiento para la enfermedad de Parkinson, Jean-Pierre tuvo con los periodistas tenzos intercambios sobre si la Administración había sido sincera sobre la salud del mandatario tras su desastrosa participación en el primer debate presidencial con Donald Trump, que inicio los llamados en los círculos demócratas para que Biden abandone su candidatura a la reelección.

La marca que dejo Biden el dia del debate, lo pone en la mira de todos, porque todo lo que haga, su mirada, sus pasos, sus movimientos, su hablar o confusion estarán al analices de todos.

En la cumbre de la OTAN en capital de la nación, Washington, DC, que se realizará este año del 9 al 11 de julio de 2024, sera el escenario apropiado para que Biden se muestre como el candidato demócrata capaz de derrotar a Trump.

A cuatro meses de las elecciones presidenciales Biden tiene que seguir luchando para mantenerse firme y al frente del partido demócrata.

Continue Reading
Advertisement

Title

Categories

Trending

Copyright © 2020 Enfoque Periodístico. Created by Conectya.

shares