Connect with us

Enfoque Mundial

Los presidenciables de Colombia

Avatar

Published

on

 por Ricardo Angoso

rangoso@iniciativaradical.org

@ricardoangoso

Cuando quedan bastantes meses de tener que soportar (todavía) a nuestro Premio Nobel de la Paz y comandante en jefe, Juan Manuel Santos, ya ha comenzado la carrera presidencial, si es que se le puede llamar así, y ya se perfilan en el escenario político varios presidenciables. El panorama no puede ser más desolador y no augura nada bueno para el país. Parece un deja vu de la vieja política, nada nuevo bajo el sol en definitiva, y más de los mismo. Los mismos apellidos, la misma arrogancia, la misma prepotencia, el mismo desdén hacia los ciudadanos, los mismos cachetazos a los escoltas.

El primero en lanzarse en esta carrera hacia la presidencia, es el vicepresidente de la República, Germán Vargas Lleras, genuino representante del despotismo criollo y máximo exponente de la rancia (y decadente) oligarquía bogotana. Una de sus poses más conocidas (y tontas) es esa en las que se pone las manos en cabeza en forma como de V invertida y regala casas, que no son suyas sino del Estado, a unos pobres infelices. Descendiente de una familia que lleva chupando del bote toda la vida, y gozando de todos los beneficios de un sistema injusto y medieval, Vargas Lleras es ya precandidato y parecer gozar del apoyo y simpatía del Establecimiento colombiano. Tiene todas las cartas para ser un buen candidato, pues no ha hecho nunca nada más que vivir de su apellido, y hoy es la esperanza para aquellos que quieren que en el país todo siga igual, mientras ellos sigan participando del saqueo de la Nación, y de los lameculos a sueldo de este gobierno que se venden al mejor postor por un plato de lentejas. Cuánta miseria política.

El año pasado, como regalo de lo que está por venir, Vargas Lleras se despachó a mamporros con un escolta y los escribidores a sueldo del gobierno, que copan casi todos los medios del país, le rieron las gracias e incluso lo definieron como una “riña entre coequiperos”. Qué desvergüenza reina en Colombia. Estamos en el reino de la impostura y de la infamia, donde lo que en otro país le hubiera llevado a la dimisión a cualquier cargo público aquí es motivo egregio para entrar en campaña e incluso situarse en puesto de salida con posibilidades de éxito.

Luego está, por el Centro Democrático, Oscar Iván Zuluaga, personaje gris, triste, aburrido y anodino allá donde los haya. Seguramente es un buen hombre, eso nadie lo duda, pero es lo más anticarismático que se haya visto sobre la tierra en los últimos siglos. Zuluaga, seguramente, sería un buen gestor, hasta menos despilfarrador que el actual presidente, pero para ocupar la máxima magistratura de Colombia parece que hacen falta más cosas, como tenerlos bien puestos para poner coto a tanto ladrón, corrupto, saqueador, hampón y terrorista que campan a sus anchas por esta largo millón de kilómetros cuadrados que tiene este país.

También está la nueva apuesta de Alvaro Uribe, Iván Duque, buen economista, sólido argumentador y bien formado. Sin embargo, son muchos los que dudan de su autenticidad y se le señalan extrañas compañías políticas que podrían llevar a una nueva traición al máximo líder. Desdeñado por algunos sectores del Centro Democrático, que le acusan de arribista y otros epítetos que no vienen al caso, no parece ser el candidato de consenso que esta formación política necesita para ganar las próximas elecciones y dar después la batalla para reconstruir el país tras ocho años perdidos de desgobierno, tontadas por miles y una aguda recesión económica que ya se presiente con fuerza. Veremos qué pasa.

PARA SALIR CORRIENDO: CLAUDIA LÓPEZ

Claudia López, la única mujer en esta áspera lucha que se prevé larga, sería la candidata de la Alianza Verde. Demagoga, vociferante y típica representante de las vendedoras de mercado, por su estilo dicharachero y gritón, se cree el martillo de la derecha, ¡ya quisiera!, y no es más que una burda caricatura de la rancia clase alta bogotana. Va de progre, o al menos eso dice, y en sus discursos -insufribles, peor incluso que escuchar a Santos- nos habla como si fuéramos tontos o ignorantes, o ambas cosas a la vez. Qué lástima de mujer, qué gran actriz se ha perdido la industria del cine colombiano para la eternidad. Cuanto más grita, menos ganas de votarla.

Otro que parece que se lanzará es el ex Procurador General de la República, Alejandro Ordóñez, lefrebvriano e integrista católico radical, es un hombre que se mueve entre las ideas radicales y  el pensamiento político reaccionario. Pero, a  su vez, Ordóñez es sincero, coherente y nada amigo de las componendas y las comedias, tan habituales en esta Colombia desdibujada por la mentira, la corrupción moral y ética y el transfugismo sin mácula de rencor o vergüenza. El único problema es que las elecciones se ganan desde el centro, intentando atraer a electores que incluso no están en tu cuerda política, y con un poco de tacto, respeto y tolerancia, tres características que no son las principales del personaje que nos ocupa. Sería un buen candidato si no fuera porque se le va mano con la ideología. Aunque quien sabe, si ganó Trump en Estados Unidos ¿por qué no Ordóñez en Colombia?

Por último, aunque en la nomina habría más candidatos y la lista no deja de aumentar, estaría el senador de izquierdas Jorge Enrique Robledo, del Polo Democrático, para mí el mejor candidato de la derecha decente para este país. ¿Por qué digo de la derecha? Porque Robledo es honrado, trabajador, no pega a sus escoltas, no grita a sus colaboradores y, sobre todo, porque no dice las sandeces típicas de los ministros de Santos y los aduladores a sueldo de este gobierno mezquino, mediocre, zalamero e ignorante. Robledo es un hombre preparado, sabe de economía, maneja los datos con soltura, habla con un estilo sombrío y entendible, pisa la calle y conoce a la gente, algo que en Colombia no es poco.

Los poderosos de Colombia, que en su vida han salido del Parque de la 93, no conocen la calle y dicen boludeces al estilo de las que pronunció el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Alberto Moreno, quien asegura que en el país abunda el pesimismo mientras que en el exterior no paran de hablar bien de Colombia, que es como una suerte de Disneylandia en grande. ¡Qué tonterías se pueden decir desde un cómodo despacho en Washington! El día que este señor pise la Carrera Séptima de Bogotá a las diez de la noche entenderá muchas cosas sobre su país. Robledo no es de esos: conoce la tierra donde pisa y, por eso, en el ejercicio de gobierno seguramente (¿?) no hará pendejadas. Lo dicho, el mejor voto a la derecha para Robledo, por lo menos no parece un saqueador profesional y tiene aspecto de honesto. ¿Será así realmente?

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Agencias

¿Atentado contra Donald Trump cambiará la carrera presidencial de EE.UU. ?

Francisco

Published

on

EP NEW YORK | Elecciones EE.UU. 2024

AGENCIAS

Después del tiroteo de Trump, la carrera presidencial cambiará drásticamente. Y posiblemente violentamente.

WASHINGTON, 14 jul  – En un país que ya está en vilo, el Intento de asesinato. sobre el ex Presidente Donald Trump. ha enfurecido a sus partidarios, ha detenido la campaña demócrata y ha aumentado los temores de más violencia política en el período previo a las elecciones de noviembre.

Los aliados republicanos de Trump lo pintaron como un héroe el sábado, aprovechando la imagen de él con la oreja ensangrentada y el puño levantado, apareciendo para pronunciar las palabras “¡Lucha! ¡Lucha! ¡Lucha!”

Mientras que Trump ha usado regularmente lenguaje violento con sus seguidores, asesores y aliados del ex presidente le dio la vuelta al guión a su oponente demócrata, el presidente. Joe Biden., diciendo que fue la demonización del candidato presidencial republicano lo que llevó al intento de asesinato.

“Hoy no es solo un incidente aislado. La premisa central de la campaña de Biden es que el presidente Donald Trump es un fascista autoritario que debe ser detenido a toda costa. Esa retórica llevó directamente al intento de asesinato del presidente Trump”, dijo el senador estadounidense J. D. Vance de Ohio, uno de los principales candidatos para ser compañero de fórmula de Trump, en X.

Biden se movió rápidamente para tratar de desactivar la situación, denunciando el ataque como violencia política inaceptable y retirando los anuncios electorales que atacan a Trump.

“No hay lugar en Estados Unidos para este tipo de violencia. Está enfermo”, dijo Biden a los periodistas.

Todavía no se conoce la motivación del tirador. El sospechoso, Thomas Matthew Crooks, de 20 años, de Bethel Park, Pensilvania, era un republicano registrado, según los registros estatales de votantes. Anteriormente hizo una donación de $15 a un comité de acción política que recauda dinero para políticos izquierdistas y demócratas.

A corto plazo, el ataque probablemente impulsará las apariciones de Trump en Milwaukee esta semana en la Convención Nacional Republicana mientras acepta la nominación presidencial de su partido, fortaleciendo el sentido de agravio y distanciamiento que sus partidarios ya sienten hacia la clase política de la nación.

Pocas horas después del tiroteo, la campaña de Trump envió un mensaje de texto pidiendo a los votantes que contribuyeran a la campaña. “No me persiguen, te persiguen”, decía el mensaje.

Los multimillonarios Elon Musk y Bill Ackman también respaldaron rápidamente a Trump. “Apoyo totalmente al presidente Trump y espero su rápida recuperación”, dijo Musk en X, el sitio de medios sociales que posee.

Chris LaCivita, el co-gerente de la campaña de Trump, dijo en X que “durante años e incluso hoy, activistas de izquierda, donantes demócratas y ahora incluso Joe Biden han hecho comentarios y descripciones repugnantes de disparar a Donald Trump… ya es hora de que rindan cuentas por ello… la mejor manera es a través de las urnas”.

Aparentemente, LaCivita se refería a los recientes comentarios de Biden hechos en el contexto de pedir a sus partidarios que se concentren en vencer a Trump en lugar de su propio desempeño. “Entonces, hemos terminado de hablar sobre el debate, es hora de poner a Trump en un blanco”, dijo Biden, quien siempre ha condenado cualquier violencia política.

Con información de Reuters

 

Continue Reading

Agencias

Biden seguirá en contienda presidencial pese a escepticismo democrático

Francisco

Published

on

EP NEW YORK  | Elecciones EE.UU. 2024

Gustavo Lugo | SDP

La pésima actuación en el debate del jueves hace dos semanas, sigue generando nuevas inquietudes sobre el estado de salud mental del presidente más longevo de EE.UU. y si esta apto para desempeñar por otros cuatro años como presidente a sus 81 años.

A biden le llueve sobre mojado, Biden y su equipo presentaron las razones para explicar su desastroso desempeño en el debate. Inicialmente, Karine Jean-Pierre, portavoz de la Casa Blanca, afirmó que la mala actuación de Biden en el debate se debió a que el presidente había tenido “una mala noche”, además de un resfriado. y un día después, agregó que el mandatario estaba cansado debido a varios viajes y señaló que no se trataba de “excusas”, sino de “explicaciones”, pero Biden no se encontraba fuera de EE.UU. y pasó una semana completa en Camp David, desde el 20 de junio, preparándose para el debate antes de partir hacia Atlanta, mejor la preparación para el debate de nada le sirvió.

Los cuestionamientos de continuar en la carrera como candidato presidencial para las elecciones del 5 de noviembre se incrementaron después del debate con el republicano Donald Trump el 27 de junio donde se le vio sin fuerza en la voz, y desconcentrado, ademas tropezó en varias ocasiones con las palabras que pronunciaba y se quedó paralizado por unos momentos mirando al vacío, esto hiso sonar las alarmas del partido demócrata cuestionando la salud del presidente.

Joe Biden, aseguró este lunes que seguirá en “carrera hasta el final” para las elecciones de noviembre, a pesar de los llamados de algunos demócratas a que abandone su candidatura, y pidió a sus compañeros del partido que acaben con el debate. En una carta enviada a los demócratas en el Congreso, Biden dijo que no volvería a presentarse “si no creyera absolutamente” que es “el mejor” para vencer a Trump.

Nuevos informes recientes indican que un especialista en la enfermedad de Parkinson realizó al menos ocho visitas en ocho meses a la Casa Blanca.

En la rueda de prensa este lunes, la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, respondió a las preguntas de los periodistas sobre la salud de Joe Biden, ante los crecientes rumores de que el presidente estadounidense, de 81 años, está recibiendo tratamiento para la enfermedad de Parkinson, Jean-Pierre tuvo con los periodistas tenzos intercambios sobre si la Administración había sido sincera sobre la salud del mandatario tras su desastrosa participación en el primer debate presidencial con Donald Trump, que inicio los llamados en los círculos demócratas para que Biden abandone su candidatura a la reelección.

La marca que dejo Biden el dia del debate, lo pone en la mira de todos, porque todo lo que haga, su mirada, sus pasos, sus movimientos, su hablar o confusion estarán al analices de todos.

En la cumbre de la OTAN en capital de la nación, Washington, DC, que se realizará este año del 9 al 11 de julio de 2024, sera el escenario apropiado para que Biden se muestre como el candidato demócrata capaz de derrotar a Trump.

A cuatro meses de las elecciones presidenciales Biden tiene que seguir luchando para mantenerse firme y al frente del partido demócrata.

Continue Reading

Agencias

Muchas dudas y mentiras en primer debate presidencial “Biden vs Trump” 2024

Francisco

Published

on

EP NEW YORK | Debate presidencial EE.UU. 2024

Debate Trump vs. Biden: un desempeño titubeante y un partido en pánico

El desempeño del presidente Biden en el debate hace que demócratas destacados hablen de sustituirle en la candidatura.

El presidente Joe Biden esperaba dar un nuevo impulso a su candidatura a la reelección cuando aceptó debatir dos meses antes de ser nominado formalmente por su partido. En lugar de ello, su actuación titubeante e inconexa del jueves por la noche provocó una oleada de pánico entre los demócratas y reabrió el debate sobre si debería ser el candidato.

A lo largo de 90 minutos, un Biden de voz ronca se esforzó por pronunciar sus líneas y contrarrestar a un expresidente Donald Trump agudo pero profundamente deshonesto, lo que suscitó dudas sobre la capacidad del actual presidente para llevar a cabo una campaña vigorosa y competitiva a cuatro meses de las elecciones. En lugar de disipar las dudas sobre su edad, Biden, de 81 años, las convirtió en el tema central.

Los demócratas que han defendido al presidente durante meses frente a sus escépticos —entre ellos miembros de su propio gobierno— intercambiaron frenéticas llamadas telefónicas y mensajes de texto a los pocos minutos de comenzar el debate, cuando quedó claro que Biden no estaba en su mejor momento. Algunos acudieron a las redes sociales para expresar su conmoción por sus dificultades, mientras que otros discutían en privado lo que significaría para el partido y si era demasiado tarde para convencer al presidente de que se hiciera a un lado en favor de un candidato más joven.

“Biden está a punto de enfrentarse a un crescendo de peticiones para que se haga a un lado”, dijo un veterano estratega demócrata que ha apoyado incondicionalmente a Biden en público. “Joe tenía una reserva profunda de afecto entre los demócratas. Se ha secado”.

“Los partidos existen para ganar”, continuó este demócrata. “El hombre que está en el escenario con Trump no es capaz de ganar. El miedo a Trump sofocó las críticas a Biden. Ahora ese mismo miedo va a alimentar las peticiones para que renuncie”.

El objetivo de Biden al aceptar el debate más temprano sobre las elecciones generales jamás celebrado en la historia presidencial era recalibrar la contienda como una elección entre él y un delincuente que trató de anular unas elecciones y que destruiría la democracia estadounidense si volviera a tener el poder de la presidencia. Biden abandonó el estudio de la CNN en Atlanta enfrentándose a un referendo sobre sí mismo y su capacidad, cuyo eco resonará durante días, si no más tiempo.

Trump, de 78 años, pareció superar el debate sin demasiados problemas, a pesar de que soltó una falsedad tras otra sin que nadie se lo cuestionara. Se mostró confiado y evitó el mismo comportamiento excesivamente prepotente que le perjudicó durante su primer debate con Biden en 2020, aparentemente contento de dejar que su oponente se hundiera en sus propias dificultades.

“Chicos, los demócratas deberían nominar a otra persona antes de que sea demasiado tarde”, escribió en las redes sociales Andrew Yang, quien compitió contra Biden por la nominación demócrata en 2020, antes de que terminara el debate, añadiendo la etiqueta #swapJoeout (cambien a Joe, en español).

Van Jones, excolaborador del expresidente Barack Obama en la Casa Blanca y una de las principales voces liberales, predijo que habría una discusión renovada al respecto. “Hay mucha gente que va a querer que se plantee ahora tomar un rumbo diferente”, dijo Jones en CNN tras el debate.

La discusión en internet se llenó de valoraciones similares en la primera media hora del enfrentamiento. “Lo siento, voy a votar al presidente Biden, pero esto es un desastre hasta ahora”, escribió Mike Murphy, un republicano anti-Trump. Y añadió: “En una escala de 1 a 10 puntos —si esto continúa— la explosión de pánico dentro del Partido Demócrata llegará a 28 mañana”.

Alyssa Farah Griffin, una ex ayudante del expresidente Trump en la Casa Blanca que se distanció de él, dijo: “Es peor de lo que creo que la mayoría de la gente imaginaba.“

Los asesores de Biden han descartado durante mucho tiempo cualquier discusión sobre su renuncia, descartando tales conversaciones como nerviosismo injustificado, incluso cuando ha quedado por detrás de Trump en los estados disputados necesarios para la victoria este otoño. Los asesores y aliados de Biden han cuestionado repetidamente las encuestas y han señalado que las predicciones de derrotas demócratas en las últimas elecciones han sido exageradas.

Ningún presidente en ejercicio ha abandonado la carrera cuando el ciclo de campaña está tan avanzado, y hay poco consenso sobre lo que sucedería si lo hiciera. El jueves por la noche, los demócratas imaginaban escenarios que requerirían que veteranos del partido como el senador Chuck Schumer, de Nueva York, la expresidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi, de California, y el representante James E. Clyburn, de Carolina del Sur, intervinieran ante el presidente, aunque no había indicios de que ninguno de ellos accediera a hacerlo.

Otros demócratas dijeron que temían que fuera demasiado tarde y que Biden no escuchara a nadie más que quizá a su esposa, Jill Biden, quien ha apoyado firmemente la candidatura de su esposo. El equipo del presidente terminó la velada sabiendo que la tarea de los próximos días sería acallar esas habladurías y reunir el apoyo del partido en torno a su asediado líder.

Publicado en New York Time

 

Continue Reading
Advertisement

Title

Categories

Trending

Copyright © 2020 Enfoque Periodístico. Created by Conectya.

shares