Connect with us

Articulos Destacados

Triunfo taliban en Afganistán pone en riesgo liderzgo de occidente

Francisco

Published

on

EP New York/ opinión

OCCIDENTE, SIN RUMBO NI LIDERAZGO, EN PELIGRO

La derrota de los Estados Unidos en la guerra de Afganistán, dejando en el poder a los talibanes y abandonando a su suerte a la administración instalada por los occidentales en Kabul, significa una dura derrota para Occidente y el avance del totalitarismo frente a la democracia. Las consecuencias de esta debacle pueden ser fatales para el mundo libre.

por Ricardo Angoso

Occidente, liderado por los Estados Unidos, la OTAN y los principales países europeos, ha sido derrotado y humillado en Afganistán. La retirada caótica, vergonzante, desordenada y precipitada de Kabul, abandonando a miles de colaboradores de las tropas occidentales durante estos veinte inútiles años, ha sido la guinda de la tarta de una desabrida guerra con sabor a desastre. Primero fue el  erróneo anuncio de Donald Trump, a bombo y platillo, de que las tropas norteamericanas saldrían del país, lo que alimentó el voraz apetito de los talibanes y precipitó al país al abismo, y después llegaría la retirada total programada (¿?) por el nuevo inquilino de la Casa Blanca, Joe Biden.

El reconocimiento de los talibanes por Trump, que sirvió para torpedear y acabar con las negociaciones de Doha entre las autoridades de Kabul y el Talibán, precipitaron la ofensiva militar de los mismos y su rápida victoria, avanzando en todos los frentes, que les llevó a la capital de Afganistán y a conquistar todo el poder, mientras que el régimen instalado por los occidentales se derribaba como un castillo de naipes.Su presidente,  Ashraf Ghani, huyó cargado de maletas repletas de millones de dólares, abandonando a  su suerte a sus colaboradores y al maltrecho país. 

Entre ambos, Trump y Biden, han tirado a la basura veinte años de trabajo en Afganistán para democratizar y modernizar el país, miles de millones de dólares gastados en una inútil guerra y miles de muertos dejados en el camino. Este esfuerzo casi sobrehumano al final no ha servido para nada de nada, apenas para destruir materialmente y económicamente a Afganistán quizá por décadas. Cuatro presidentes norteamericanos, durante veinte largos años (2001-2021), bastaron para acabar en el mismo contexto político y en el mismo lugar, en un Kabul  nuevamente angustiado y dominado por la pesadilla del Talibán.

Pero aparte de estas consideraciones a la hora de hacer un balance de lo ocurrido, la guerra perdida de Afganistán nos deja muchas más lecciones. Estados Unidos pierde peso, influencia, prestigio y poder en esta zona del mundo, habiendo dejado el testigo a Rusia y China, que ya se aprestan a hacer negocios con los talibanes y a trabajar por la reconstrucción del país.

Pero también Irán sale ganando, contemplando la derrota de su sempiterno enemigo, los Estados Unidos, y consolidando así, al recomponer sus relaciones con los talibanes en los últimos tiempos, un eje de influencia y poder regional que arranca en Kabul y pasa por Irán mismo, Irak, donde los iraníes siguen armando a los grupos chiítas radicales, Siria, Líbano -país controlado por la guerrilla proiraní de Hezbolá- y concluye en Gaza, controlada por sus acólitos de Hamas. Nunca Teherán había tenido tanta fuerza y poder de desestabilizar a casi todos sus vecinos; Israel debe estar alerta.

RECOMPOSICIÓN DE LA OTAN Y UN NECESARIO EJÉRCITO EUROPEO

La OTAN, además, debe iniciar una revisión estratégica tras esta derrota rotunda y contundente, en la que varios de sus principales socios, entre los que destacan Estados Unidos, el Reino Unido, Francia, Alemania, Polonia, España e Italia, tuvieron centenares de bajas y derrocharon ingentes recursos  en la reconstrucción del país. Desde el final de la Guerra Fría y la implosión de la Unión Soviética (1991), la OTAN quedó con un papel muy desdibujado y sin enemigos claros con los que batirse; extendió sus fronteras hasta Rusia, integrando al mundo poscomunista que había salido de la tutela soviética, y no supo definir sus nuevos intereses geoestratégicos ni sus enemigos.

En lo que respecta a la Unión Europea (UE), una vez definidas sus verdaderas fronteras tras la salida del Reino Unido, va quedando meridianamente claro que para su verdadera puesta en escena en el mundo necesita una verdadera diplomacia europea y un ejército con capacidad para operar en el exterior, liderar misiones internacionales y garantizar la defensa de las fronteras de Europa ante las nuevas amenazas y desafíos. No queda tan claro si realmente nuestros líderes políticos tienen voluntad de seguir adelante con el proyecto porque eso implicaría riesgos para las dos potencias que ahora lideran la UE, es decir, Francia y Alemania, que quizá prefieran seguir con esta diplomacia tutelada que inspiran desde hace años y en la que modelan a su antojo el proyecto, condicionado al resto de socios o imponiendo sus decisiones en materia de inmigración, seguridad fronteriza y otras materias, tal como han hecho en numerosas ocasiones.

Pese a todo, los desafíos para Occidente son ingentes y requerirán un trabajo de ingeniería política y un nuevo liderazgo, del que carecemos en estos momentos debido a la decadencia de los Estados Unidos, presente y permanente durante el mandato de Trump y agudizada ahora con Biden, y a la falta de nervio político en el interior de la UE. Se echa en falta la década de los ochenta, caracterizada por el hiperliderazgo de dirigentes como Ronald Reagan, el primer Bush, Margaret Thatcher, Helmut Kohl y Francois Mitterrand, y por haber sentado los rieles para la derrota del bloque comunista, la democratización de Europa Central y del Este, la reunificación alemana y la desintegración de la Unión Soviética. Europa era una fiesta compartida por unos Estados Unidos victoriosos, mientras que el mundo contemplaba atónito la sucesión vertiginosa de cambios y reformas.

Ahora todo es bien distinto y las cosas han tomado derroteros inesperados. Rusia está más fuerte que nunca en la escena internacional e impone su orden neoimperial en toda su periferia, habiendo ocupados territorios de Georgia, Moldavia, Ucrania e incluso Azerbaiyán, donde instaló recientemente una base militar para “observar” el proceso de paz de ese país con Armenia. La tiranía como forma de gobierno se ha impuesto en numerosos países del mundo, tales como Siria, Bielorrusia, Cuba, Nicaragua y Venezuela, por citar solamente algunos, y la democracia está seriamente cuestionada hasta en países miembros de la OTAN, como la Turquía del sátrapa Erdogan, que ha establecido una suerte de triple alianza con Rusia e Irán. Occidente, compuesto por la alianza fundamental a través del vínculo transatlántico entre los Estados Unidos y Canadá con Europa, observa impávido que se ha convertido en una suerte de fortín democrático acosado por el populismo creciente, la amenaza integrista, el auge del autoritarismo en el mundo, la inmigración creciente y desbordada y nuevas provocaciones, como los programas nucleares puestos en marcha por Irán y Corea del Norte.

La gran cuestión que planea sobre todos estos asuntos y  retos sobre la mesa, es ¿si los líderes occidentales, sin un verdadero liderazgo de los Estados Unidos en estos momentos, serán capaces nuevamente de vertebrar y articular respuestas desde la política y la diplomacia a todos estos asuntos, tal como lo hicieron tantas veces desde el final de la Segunda Guerra Mundial? O, por el contrario, si, perdidos en estereotiopadas visiones provincianas, acabarán dejando que la actual realidad multipolar acabe siendo liderada por países como China y Rusia, potencias ambas sin principios democráticos ni respetuosas con los derechos humanos, sino más bien lo contrario, como han demostrado tantas veces a lo largo de su historia. De ser así, la más negra de las noches puede estar por llegar a todo el planeta y la sombra del totalitarismo se asomará por todo el mundo libre. ¡Atentos!

Ricardo Angoso García , analista y columnista internacional. 
 

Agencias

Biden seguirá en contienda presidencial pese a escepticismo democrático

Francisco

Published

on

EP NEW YORK  | Elecciones EE.UU. 2024

Gustavo Lugo | SDP

La pésima actuación en el debate del jueves hace dos semanas, sigue generando nuevas inquietudes sobre el estado de salud mental del presidente más longevo de EE.UU. y si esta apto para desempeñar por otros cuatro años como presidente a sus 81 años.

A biden le llueve sobre mojado, Biden y su equipo presentaron las razones para explicar su desastroso desempeño en el debate. Inicialmente, Karine Jean-Pierre, portavoz de la Casa Blanca, afirmó que la mala actuación de Biden en el debate se debió a que el presidente había tenido “una mala noche”, además de un resfriado. y un día después, agregó que el mandatario estaba cansado debido a varios viajes y señaló que no se trataba de “excusas”, sino de “explicaciones”, pero Biden no se encontraba fuera de EE.UU. y pasó una semana completa en Camp David, desde el 20 de junio, preparándose para el debate antes de partir hacia Atlanta, mejor la preparación para el debate de nada le sirvió.

Los cuestionamientos de continuar en la carrera como candidato presidencial para las elecciones del 5 de noviembre se incrementaron después del debate con el republicano Donald Trump el 27 de junio donde se le vio sin fuerza en la voz, y desconcentrado, ademas tropezó en varias ocasiones con las palabras que pronunciaba y se quedó paralizado por unos momentos mirando al vacío, esto hiso sonar las alarmas del partido demócrata cuestionando la salud del presidente.

Joe Biden, aseguró este lunes que seguirá en “carrera hasta el final” para las elecciones de noviembre, a pesar de los llamados de algunos demócratas a que abandone su candidatura, y pidió a sus compañeros del partido que acaben con el debate. En una carta enviada a los demócratas en el Congreso, Biden dijo que no volvería a presentarse “si no creyera absolutamente” que es “el mejor” para vencer a Trump.

Nuevos informes recientes indican que un especialista en la enfermedad de Parkinson realizó al menos ocho visitas en ocho meses a la Casa Blanca.

En la rueda de prensa este lunes, la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, respondió a las preguntas de los periodistas sobre la salud de Joe Biden, ante los crecientes rumores de que el presidente estadounidense, de 81 años, está recibiendo tratamiento para la enfermedad de Parkinson, Jean-Pierre tuvo con los periodistas tenzos intercambios sobre si la Administración había sido sincera sobre la salud del mandatario tras su desastrosa participación en el primer debate presidencial con Donald Trump, que inicio los llamados en los círculos demócratas para que Biden abandone su candidatura a la reelección.

La marca que dejo Biden el dia del debate, lo pone en la mira de todos, porque todo lo que haga, su mirada, sus pasos, sus movimientos, su hablar o confusion estarán al analices de todos.

En la cumbre de la OTAN en capital de la nación, Washington, DC, que se realizará este año del 9 al 11 de julio de 2024, sera el escenario apropiado para que Biden se muestre como el candidato demócrata capaz de derrotar a Trump.

A cuatro meses de las elecciones presidenciales Biden tiene que seguir luchando para mantenerse firme y al frente del partido demócrata.

Continue Reading

Agencias

Corte Suprema de EE.UU. otorga inmunidad política a Trump por acciones oficiales de su gobierno

Francisco

Published

on

EP NEW YORK | POLÍTICA ESTADOUNIDENSE

La Corte Suprema de Estados Unidos determinó el lunes que Donald Trump no puede ser procesado por acciones oficiales tomadas como presidente, pero sí por actos privados, en un fallo histórico que reconoce por primera vez cualquier forma de inmunidad presidencial ante el procesamiento.
El tribunal le otorgó el derecho a “inmunidad absoluta contra el procesamiento penal” por aquellas acciones de carácter oficial que llevó a cabo durante su mandato. Los magistrados de la Corte Suprema, de mayoría conservadora, emitieron el veredicto con 6 votos a favor y 3 en contra.
“Concluimos que, bajo nuestra estructura constitucional de separación de poderes, la naturaleza del poder presidencial requiere que un expresidente tenga cierta inmunidad contra el procesamiento penal por actos oficiales durante su mandato”, escribió el presidente del tribunal, John Roberts, en el documento que explica el veredicto. sin embargo, que “el presidente no goza de inmunidad por sus actos no oficiales, y no todo lo que hace es oficial. El presidente no está por encima de la ley”.
El tribunal analizó cuatro categorías de conducta contenidas en la acusación de Trump: sus conversaciones con funcionarios del Departamento de Justicia después de las elecciones de 2020, su supuesta presión sobre el entonces vicepresidente Mike Pence para bloquear la certificación de la victoria electoral de Biden, su presunto papel en el montaje de falsos partidarios de Trump. electores y su conducta relacionada con el ataque del 6 de enero de 2021 al Capitolio de los Estados Unidos.
El fallo marcó la primera vez desde la fundación de la nación que la Corte Suprema ha declarado que los ex presidentes pueden estar protegidos de cargos penales en cualquier instancia.
Trump, de 78 años, es el primer expresidente de Estados Unidos procesado penalmente, así como el primer expresidente condenado por un delito.
Trump valoró la decisión como una “gran victoria para nuestra Constitución y democracia” en un post de su red social Truth Social. “Gran victoria para nuestra Constitución y la democracia. ¡Orgulloso de ser estadounidense!”, escribió en su cuenta de Truth Social.
Con este veredicto, los demócratas ya no cuentan con la posibilidad de llevar al exmandatario republicano a juicio antes de las elecciones presidenciales de noviembre.
el dictamen de la Corte Suprema pone fin a las esperanzas de los demócratas de llevar a Trump a juicio antes de los comicios de noviembre.

Continue Reading

Agencias

Trabajos que pronto serán desplazados por la inteligencia artificial

Francisco

Published

on

EP NEW YORK | INTELIGENCIA ARTIFICIAL | TECNOLOGÍA

Cuando el encargado de tu edificio es un bot de IA

La inteligencia artificial hace de todo, desde ayudar a los propietarios a comunicarse con los inquilinos hasta gestionar el consumo de energía.

El nuevo coordinador de mantenimiento de un complejo de departamentos de Dallas ha recibido elogios de inquilinos y colegas por su buen trabajo y su ayuda hasta altas horas de la noche. Antes, las ocho personas que gestionaban los 814 apartamentos y casas adosadas del edificio estaban sobrecargadas de trabajo y hacían más horas de las deseadas.

Además de trabajar horas extras, el nuevo miembro del personal del complejo, The District at Cypress Waters, está disponible las 24 horas al día y los siete días a la semana, para programar las solicitudes de reparación, y no se toma tiempo libre.

Esto se debe a que el coordinador de mantenimiento es un bot de inteligencia artificial que el administrador de la propiedad, Jason Busboom, empezó a utilizar el año pasado. El bot, que envía mensajes de texto con el nombre de Matt, atiende las solicitudes y gestiona las citas.

El equipo también cuenta con Lisa, un bot de arrendamientos que responde a las preguntas de posibles inquilinos, y Hunter, un bot que recuerda a la gente que debe pagar el alquiler. Busboom eligió las personalidades que quería para cada asistente de IA: Lisa es profesional e informativa; Matt es amable y servicial; y Hunter es estricto, pues debe sonar con autoridad cuando le recuerda a los inquilinos que paguen el alquiler.

La tecnología ha liberado un tiempo valioso para el personal humano de Busboom y ha hecho a todos mucho más felices en sus labores, afirmó. Antes, “cuando alguien tomaba vacaciones, era muy estresante”, añadió.

Los chatbots —así como otras herramientas de IA que pueden hacer un seguimiento del uso de las zonas comunes, controlar el consumo de energía, ayudar en la gestión de la construcción y realizar otras tareas— son cada vez más habituales en la gestión inmobiliaria. El dinero y el tiempo que ahorran las nuevas tecnologías podrían generar 110.000 millones de dólares o más en valor para el sector inmobiliario, según un informe publicado en 2023 por McKinsey Global Institute. Sin embargo, los avances de la IA y su impulso a la conciencia pública también han suscitado dudas sobre si se debe informar a los inquilinos cuando interactúan con un bot de IA.

Ray Weng, programador de software, se enteró de que estaba tratando con agentes de arrendamiento de IA mientras buscaba un departamento en Nueva York el año pasado, cuando los agentes de dos edificios utilizaron el mismo nombre y dieron las mismas respuestas a sus preguntas.

“Prefiero tratar con una persona”, afirmó. “Firmar un contrato de alquiler es un gran compromiso”.

Algunas de las visitas a departamentos que hizo eran autoguiadas, afirmó Weng, “y si todo está automatizado, pareciera que no les importara lo suficiente como para que una persona real hable conmigo”.

EliseAI, una empresa de software con sede en Nueva York cuyos asistentes virtuales son utilizados por propietarios de casi 2,5 millones de departamentos en todo Estados Unidos, incluidos algunos operados por la empresa de gestión inmobiliaria Greystar, se centra en hacer que sus asistentes sean lo más parecidos posible a los humanos, explicó Minna Song, directora ejecutiva de EliseAI. Además de estar disponibles a través de chat, texto y correo electrónico, los bots pueden interactuar con los inquilinos mediante la voz y pueden tener diferentes acentos.

Los asistentes virtuales que ayudan con las solicitudes de mantenimiento pueden hacer preguntas de seguimiento, como verificar qué fregadero hay que arreglar en caso de que un inquilino no esté disponible cuando se está haciendo la reparación, dijo Song, y algunos están empezando a ayudar a los inquilinos cuando solucionan problemas de mantenimiento por su cuenta. Los inquilinos con un inodoro que gotea, por ejemplo, pueden recibir un mensaje con un video que les muestra dónde está la válvula de cierre del agua y cómo utilizarla mientras esperan a un fontanero.

La tecnología es tan buena para mantener una conversación y hacer preguntas de seguimiento que los inquilinos a menudo confunden al asistente de IA con un humano. “La gente viene a la oficina de alquiler y pregunta por Elise”, relató Song, y añadió que los inquilinos han enviado mensajes de texto al chatbot para irse a tomar un café, han dicho a los gerentes que Elise merecía un aumento de sueldo e incluso han dejado tarjetas de regalo para el chatbot.

No informar a los clientes que han interactuado con un bot es arriesgado. Duri Long, profesora adjunta de estudios de comunicación en la Universidad del Noroeste, afirma que podría hacer que algunas personas perdieran la confianza en la empresa que utiliza la tecnología.

Alex John London, profesor de ética y tecnologías informáticas en la Universidad Carnegie Mellon, afirmó que la gente podría considerar el engaño como una falta de respeto.

“En general, es mejor que el robot anuncie desde el principio que es un asistente informático”, comentó London.

Marshal Davis, que dirige una inmobiliaria y una consultora de tecnología inmobiliaria, supervisa el sistema de IA que creó para ayudar a sus dos oficinistas a responder entre 30 y 50 llamadas diarias que reciben en un complejo de 160 apartamentos de Houston. El chatbot responde bien preguntas sencillas, como las de procedimientos de pago de la renta o detalles sobre los departamentos disponibles, explicó Davis. Pero en cuestiones más complicadas, el sistema puede “responder como cree que debe hacerlo y no necesariamente como tú quieres”.

Davis graba la mayoría de las llamadas, las pasa por otra herramienta de IA para resumirlas y luego escucha las que parecen problemáticas —como “cuando la IA dice: ‘El cliente expresó su frustración’”, especificó— para entender cómo mejorar el sistema.

A algunos inquilinos no los convence del todo. Jillian Pendergast interactuó con bots el año pasado mientras buscaba un departamento en San Diego. “Están bien para reservar citas”, dijo, pero tratar con asistentes de IA en lugar de humanos puede resultar frustrante cuando empiezan a repetir respuestas.

“Veo su potencial, pero creo que aún están en la fase de prueba y error”, concluyó Pendergast.

Publicado en NYT

Continue Reading
Advertisement

Title

Categories

Trending

Copyright © 2020 Enfoque Periodístico. Created by Conectya.

shares