Connect with us

Enfoque Mundial

Vacuna de Pfizer empezará a distribuirse pronto en EE.UU 

Francisco

Published

on

EP New York/Covid-19

Washington—La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, en inglés) otorgará a Pfizer lo que se conoce como “autorización de emergencia”, es decir, un permiso extraordinario que servirá para acelerar la distribución de la vacuna contra la covid-19 mientras se siguen recolectando más datos para autorizarla definitivamente.

El secretario del Departamento de Sanidad de EE.UU., Alex Azar, anunció este viernes que la aprobación de la vacuna de Pfizer está “muy cerca” y recibirá el visto bueno “probablemente” en los próximos dos días, de manera que podría comenzar a distribuirse el lunes o martes de la semana entrante.

En una entrevista con la cadena ABC, Azar reveló que “hacía muy poco” la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, en inglés) había comunicado a la estadounidense Pfizer y su socio alemán BioNTech que su vacuna finalmente sí iba a ser autorizada.

“En los próximos dos días probablemente, mientras negociamos con Pfizer para obtener la información que los doctores necesitan para prescribirla adecuadamente, deberíamos ver la autorización de esta primera vacuna. Trabajaremos con Pfizer para transportar esos cargamentos, así que podríamos ver a gente siendo vacunada el lunes o martes de la próxima semana”, detalló Azar.

En concreto, la FDA otorgará a Pfizer lo que se conoce como “autorización de emergencia”, es decir, un permiso extraordinario que servirá para acelerar la distribución de la vacuna contra la covid-19 mientras se siguen recolectando más datos para autorizarla definitivamente.

La FDA, el ente regulatorio de EE.UU. que se encarga de aprobar los medicamentos, también anunció este viernes que ha comunicado a Pfizer que “rápidamente” le otorgará una “autorización de emergencia” para comenzar a inmunizar a millones de estadounidenses.

Esta decisión se produce después de que el jueves un comité compuesto por expertos independientes recomendara a la FDA aprobar de manera urgente la vacuna de Pfizer, que se administra en dos dosis con 21 días de diferencia y tiene una eficacia del 95 %.

Si la FDA decide finalmente aprobar la vacuna de Pfizer, EE.UU. se convertirá en el quinto país del mundo en dar el visto bueno a ese remedio después del Reino Unido, Baréin, Canadá y Arabia Saudí.

Entre la vacuna de Pfizer y la de Moderna, cuya aprobación podría llegar la semana que viene, el Gobierno de Donald Trump tiene previsto distribuir este mismo diciembre 40 millones de dosis con las que se vacunarán a 20 millones de personas.

La aprobación de la vacuna de Pfizer podría llegar en un momento clave dado que EE.UU. está registrando de media más de 200.000 casos diarios y cerca de 3.000 muertes cada 24 horas.

Este jueves, de hecho, EE.UU. superó por primera vez desde el inicio de la pandemia esa barrera de 3.000 fallecidos diarios, de acuerdo al recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

Los datos más recientes de esta institución indican que en EE.UU. se han contagiado 15.599.122 personas y han fallecido 292.001, más que en ningún otro país en el mundo. (Con información de EFE)

 

Agencias

Biden seguirá en contienda presidencial pese a escepticismo democrático

Francisco

Published

on

EP NEW YORK  | Elecciones EE.UU. 2024

Gustavo Lugo | SDP

La pésima actuación en el debate del jueves hace dos semanas, sigue generando nuevas inquietudes sobre el estado de salud mental del presidente más longevo de EE.UU. y si esta apto para desempeñar por otros cuatro años como presidente a sus 81 años.

A biden le llueve sobre mojado, Biden y su equipo presentaron las razones para explicar su desastroso desempeño en el debate. Inicialmente, Karine Jean-Pierre, portavoz de la Casa Blanca, afirmó que la mala actuación de Biden en el debate se debió a que el presidente había tenido “una mala noche”, además de un resfriado. y un día después, agregó que el mandatario estaba cansado debido a varios viajes y señaló que no se trataba de “excusas”, sino de “explicaciones”, pero Biden no se encontraba fuera de EE.UU. y pasó una semana completa en Camp David, desde el 20 de junio, preparándose para el debate antes de partir hacia Atlanta, mejor la preparación para el debate de nada le sirvió.

Los cuestionamientos de continuar en la carrera como candidato presidencial para las elecciones del 5 de noviembre se incrementaron después del debate con el republicano Donald Trump el 27 de junio donde se le vio sin fuerza en la voz, y desconcentrado, ademas tropezó en varias ocasiones con las palabras que pronunciaba y se quedó paralizado por unos momentos mirando al vacío, esto hiso sonar las alarmas del partido demócrata cuestionando la salud del presidente.

Joe Biden, aseguró este lunes que seguirá en “carrera hasta el final” para las elecciones de noviembre, a pesar de los llamados de algunos demócratas a que abandone su candidatura, y pidió a sus compañeros del partido que acaben con el debate. En una carta enviada a los demócratas en el Congreso, Biden dijo que no volvería a presentarse “si no creyera absolutamente” que es “el mejor” para vencer a Trump.

Nuevos informes recientes indican que un especialista en la enfermedad de Parkinson realizó al menos ocho visitas en ocho meses a la Casa Blanca.

En la rueda de prensa este lunes, la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, respondió a las preguntas de los periodistas sobre la salud de Joe Biden, ante los crecientes rumores de que el presidente estadounidense, de 81 años, está recibiendo tratamiento para la enfermedad de Parkinson, Jean-Pierre tuvo con los periodistas tenzos intercambios sobre si la Administración había sido sincera sobre la salud del mandatario tras su desastrosa participación en el primer debate presidencial con Donald Trump, que inicio los llamados en los círculos demócratas para que Biden abandone su candidatura a la reelección.

La marca que dejo Biden el dia del debate, lo pone en la mira de todos, porque todo lo que haga, su mirada, sus pasos, sus movimientos, su hablar o confusion estarán al analices de todos.

En la cumbre de la OTAN en capital de la nación, Washington, DC, que se realizará este año del 9 al 11 de julio de 2024, sera el escenario apropiado para que Biden se muestre como el candidato demócrata capaz de derrotar a Trump.

A cuatro meses de las elecciones presidenciales Biden tiene que seguir luchando para mantenerse firme y al frente del partido demócrata.

Continue Reading

Agencias

Muchas dudas y mentiras en primer debate presidencial “Biden vs Trump” 2024

Francisco

Published

on

EP NEW YORK | Debate presidencial EE.UU. 2024

Debate Trump vs. Biden: un desempeño titubeante y un partido en pánico

El desempeño del presidente Biden en el debate hace que demócratas destacados hablen de sustituirle en la candidatura.

El presidente Joe Biden esperaba dar un nuevo impulso a su candidatura a la reelección cuando aceptó debatir dos meses antes de ser nominado formalmente por su partido. En lugar de ello, su actuación titubeante e inconexa del jueves por la noche provocó una oleada de pánico entre los demócratas y reabrió el debate sobre si debería ser el candidato.

A lo largo de 90 minutos, un Biden de voz ronca se esforzó por pronunciar sus líneas y contrarrestar a un expresidente Donald Trump agudo pero profundamente deshonesto, lo que suscitó dudas sobre la capacidad del actual presidente para llevar a cabo una campaña vigorosa y competitiva a cuatro meses de las elecciones. En lugar de disipar las dudas sobre su edad, Biden, de 81 años, las convirtió en el tema central.

Los demócratas que han defendido al presidente durante meses frente a sus escépticos —entre ellos miembros de su propio gobierno— intercambiaron frenéticas llamadas telefónicas y mensajes de texto a los pocos minutos de comenzar el debate, cuando quedó claro que Biden no estaba en su mejor momento. Algunos acudieron a las redes sociales para expresar su conmoción por sus dificultades, mientras que otros discutían en privado lo que significaría para el partido y si era demasiado tarde para convencer al presidente de que se hiciera a un lado en favor de un candidato más joven.

“Biden está a punto de enfrentarse a un crescendo de peticiones para que se haga a un lado”, dijo un veterano estratega demócrata que ha apoyado incondicionalmente a Biden en público. “Joe tenía una reserva profunda de afecto entre los demócratas. Se ha secado”.

“Los partidos existen para ganar”, continuó este demócrata. “El hombre que está en el escenario con Trump no es capaz de ganar. El miedo a Trump sofocó las críticas a Biden. Ahora ese mismo miedo va a alimentar las peticiones para que renuncie”.

El objetivo de Biden al aceptar el debate más temprano sobre las elecciones generales jamás celebrado en la historia presidencial era recalibrar la contienda como una elección entre él y un delincuente que trató de anular unas elecciones y que destruiría la democracia estadounidense si volviera a tener el poder de la presidencia. Biden abandonó el estudio de la CNN en Atlanta enfrentándose a un referendo sobre sí mismo y su capacidad, cuyo eco resonará durante días, si no más tiempo.

Trump, de 78 años, pareció superar el debate sin demasiados problemas, a pesar de que soltó una falsedad tras otra sin que nadie se lo cuestionara. Se mostró confiado y evitó el mismo comportamiento excesivamente prepotente que le perjudicó durante su primer debate con Biden en 2020, aparentemente contento de dejar que su oponente se hundiera en sus propias dificultades.

“Chicos, los demócratas deberían nominar a otra persona antes de que sea demasiado tarde”, escribió en las redes sociales Andrew Yang, quien compitió contra Biden por la nominación demócrata en 2020, antes de que terminara el debate, añadiendo la etiqueta #swapJoeout (cambien a Joe, en español).

Van Jones, excolaborador del expresidente Barack Obama en la Casa Blanca y una de las principales voces liberales, predijo que habría una discusión renovada al respecto. “Hay mucha gente que va a querer que se plantee ahora tomar un rumbo diferente”, dijo Jones en CNN tras el debate.

La discusión en internet se llenó de valoraciones similares en la primera media hora del enfrentamiento. “Lo siento, voy a votar al presidente Biden, pero esto es un desastre hasta ahora”, escribió Mike Murphy, un republicano anti-Trump. Y añadió: “En una escala de 1 a 10 puntos —si esto continúa— la explosión de pánico dentro del Partido Demócrata llegará a 28 mañana”.

Alyssa Farah Griffin, una ex ayudante del expresidente Trump en la Casa Blanca que se distanció de él, dijo: “Es peor de lo que creo que la mayoría de la gente imaginaba.“

Los asesores de Biden han descartado durante mucho tiempo cualquier discusión sobre su renuncia, descartando tales conversaciones como nerviosismo injustificado, incluso cuando ha quedado por detrás de Trump en los estados disputados necesarios para la victoria este otoño. Los asesores y aliados de Biden han cuestionado repetidamente las encuestas y han señalado que las predicciones de derrotas demócratas en las últimas elecciones han sido exageradas.

Ningún presidente en ejercicio ha abandonado la carrera cuando el ciclo de campaña está tan avanzado, y hay poco consenso sobre lo que sucedería si lo hiciera. El jueves por la noche, los demócratas imaginaban escenarios que requerirían que veteranos del partido como el senador Chuck Schumer, de Nueva York, la expresidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi, de California, y el representante James E. Clyburn, de Carolina del Sur, intervinieran ante el presidente, aunque no había indicios de que ninguno de ellos accediera a hacerlo.

Otros demócratas dijeron que temían que fuera demasiado tarde y que Biden no escuchara a nadie más que quizá a su esposa, Jill Biden, quien ha apoyado firmemente la candidatura de su esposo. El equipo del presidente terminó la velada sabiendo que la tarea de los próximos días sería acallar esas habladurías y reunir el apoyo del partido en torno a su asediado líder.

Publicado en New York Time

 

Continue Reading

Agencias

Julian Assange sale de prisión tras llegar a un acuerdo con el gobierno de EE.UU. 

Francisco

Published

on

EP NEW YORK | Internacional | Assange

BANGKOK — Un avión que se creía llevaba al fundador de WikiLeaks Julian Assange aterrizó en Bangkok el martes, en su viaje para hacer una declaración de culpabilidad ante el gobierno estadounidense que le liberaría y resolvería un caso judicial que se ha extendido a lo largo de varios y distintos continentes por la publicación de un lote de documentos clasificados.

El avión arrendado VJT199 aterrizó después del mediodía en el aeropuerto internacional Don Mueang, al norte de la capital tailandesa. No estaba claro si el avión sólo se detendría a repostar ni cómo continuaría Assange su viaje a Saipán, capital de las Islas Marianas del Norte, un estado libre asociado de Estados Unidos situado en el Pacífico occidental, donde comparecería ante una corte la mañana del miércoles.

Estaba previsto que se declarara culpable de un cargo de conspiración para obtener y difundir de forma ilegítima información clasificada de defensa nacional, contemplado en la Ley de espionaje, según una carta del Departamento de Justicia de Estados Unidos presentada a la corte.

Se esperaba que Assange regresara a su país natal, Australia, tras su declaración y sentencia. La audiencia se celebrará en Saipán debido a la oposición de Assange a viajar al territorio continental de Estados Unidos y a la proximidad del tribunal con Australia.

Continue Reading
Advertisement

Title

Categories

Trending

Copyright © 2020 Enfoque Periodístico. Created by Conectya.

shares