Connect with us

Mundo

Los abusos sexuales de Afganistán

Published

on

Los abusos sexuales de menores que el ejército de EEUU ignora en Afganistán

 Testimonios de marines revelan la existencia de un tráfico sexual de menores para servicio de jefes militares y policiacos afganos

 De Jesús Del Toro/Pulso Usa

 La del marine Gregory Buckley Jr. es una historia trágica, que muestra los horrores y el cinismo de la guerra y que habla de la impetuosa necesidad de que la verdad pueda ser conocida sin cortapisas, para así tener al menos la posibilidad de impedir que su terrible drama persista y se repita.

Y tan terrible, o más, es la realidad en la que viven incontables adolescentes en Afganistán, una nación agobiada por la guerra y en el que los menores son, frecuentemente, utilizados como esclavos sexuales por jefes de milicias afganas aliadas a los militares estadounidenses.

 Greg Buckley, padre del marine Buckley asesinado en una base militar en Afganistán en 2012. (AP)

 Eso se desprende del testimonio de Gregory Buckley Sr., padre del marine Buckley, según el relato del periódico The New York Times. En 2012, Buckley Jr. fue asesinado en Afganistán dentro de una base estadounidense por un adolescente armado que irrumpió en el lugar con una ametralladora. Pero, como señala la televisora Fox News, la familia del marine caído cree que se ha encubierto la verdad sobre la muerte de Buckley y ha demandado al Departamento de Defensa para que se dé a conocer todo el contexto y las circunstancias del asesinato. No quieren dinero, se ha dicho, sino la verdad.

 Y la verdad sería lo que según Buckley Sr. su hijo le reveló un tiempo antes de morir: que en Afganistán, incluso en las propias bases militares estadounidenses, oficiales de policía y jefes de milicias afganos cometen abusos sexuales sistemáticos contra menores de edad. Una atrocidad ante la que los militares estadounidenses no podían oficialmente hacer nada, pues se les habría ordenado no interferir en ello, ignorarlo por considerarlo un aspecto de la “cultura” afgana.

 Pero Buckley y otros militares estadounidenses al parecer encontraban repugnante tanto los abusos sexuales como la indiferencia del ejército. Ni siquiera, de acuerdo al Times, podían intervenir cuando las propias bases militares eran escenario de esas prácticas.

La cadena pública PBS documentó el tráfico sexual de adolescentes en Afganistán, para “entretener” a jefes militares y ricos comerciantes. Y señala que si bien se trata de una práctica que tiene antecedentes ancestrales, en la actualidad es ilícita y fue restablecida por los señores de la guerra de Afganistán, con la mirada permisiva de los mandos militares estadounidenses en los casos en los que los abusos son perpetrados por sus aliados afganos.

 La razón de ese lavarse las manos, indicó el Times, sería la política estadounidense de no intervención en materias “culturales” y jurisdiccionales afganas: en esta lógica, los casos de abuso sexual cometidos por militares o policías afganos serían un asunto de la justicia penal afgana ante el que las fuerzas militares estadounidenses no están autorizadas a intervenir.

 El cuerpo del marine Gregory Buckley, asesinado en una base militar en Afganistán, al volver a EEUU. (Getty Im …

Pero Buckley y otros militares no coincidían con ello. Sentían, incluso, que al tolerar esos abusos militares contra menores traicionaban la misma razón de su presencia en Afganistán: llegaron, comentan, a ese país para echar a los talibanes y combatir a Al Qaeda, y con ello hacer valer la libertad y los derechos humanos. Pero mirar hacia otro lado ante la esclavitud sexual de jóvenes sería lo contrario.

 E incluso, de acuerdo al Times, ancianos líderes de varias comunidades afganas han presentado numerosas quejas contra militares y policías afganos que violan, secuestran y esclavizan sexualmente a sus jóvenes. Esas comunidades estarían, más bien, pidiendo a los estadounidenses que frenen los graves abusos de sus aliados afganos. Buckley Sr. llama a esa pasividad, tajantemente, una forma de complicidad.

 Además, como indica el Times, no serían pocos los militares estadounidenses que pensaron que cerrar los ojos ante el tráfico sexual de adolescentes era permitir algo tan malo o peor que lo que imponían los talibanes cuando estaban en el poder en Afganistán. El Times, por ejemplo, cita el caso de dos militares estadounidenses, el capitán Dan Quinn y el sargento Chalres Martland, quienes actuaron contra un jefe de una milicia afgana aliada de Estados Unidos que mantenía a un chico encadenado a su cama para usarlo como su esclavo sexual. Quinn fue relevado de su mando y al final dejó el ejército, y Martland enfrenta un proceso para obligarlo a retirarse de las fuerzas armadas.

Así, Buckley Sr. cree que su hijo fue asesinado en el contexto de la permisividad de los mandos estadounidenses ante los abusos sexuales contra menores cometidos por jefes y policías afganos. El marine Buckley, se desprende de lo dicho por su padre, estaba asqueado y horrorizado por los abusos y de la inacción de los estadounidenses.

 Militares estadounidenses en Afganistán. (AFP)

 El padre del marine, así, acusó al Departamento de Defensa de ocultar los detalles del asesinato de su hijo y de otros dos marines a manos de un adolescente que era parte del grupo de jóvenes que servían a un jefe de la policía afgana local, llamado Sarwar Jan. Esos jóvenes habían sido hospedados en el mismo cuartel que los marines y habrían sido sujetos a esclavitud sexual, de acuerdo a The New York Times. En la última llamada de Buckley a su padre el marine le habría dicho justo eso. Después, murió acribillado en su propio cuartel por uno de esos jóvenes presuntamente al servicio de Jan.

De acuerdo al Times, Jan ha negado mantener a jóvenes como esclavos sexuales y rechazó toda relación con el joven que mató a Buckley.

Pero el padre del marine no se ha dado por vencido y busca con su demanda que se revele toda la verdad. Quizá así la memoria de su hijo y la de otros que han encarado esos abusos sexuales en Afganistán puedan ser redimidas y se dé una esperanza de paz y justicia para las víctimas y sus comunidades.

Agencias

Tensa relación entre China y EE.UU. tras visita de Pelosi a Taiwán

Published

on

EP New York/ política internacional

Pelosi: China no impedirá visitas de cargos de EEUU a Taiwán

TOKIO — China no aislará a Taiwán impidiendo que los funcionarios estadounidenses viajen a la isla, dijo la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, el viernes en Tokio, la última parada de una gira asiática marcada por una visita a la isla que enfureció a China.

Beijing ha tratado de aislar a Taiwán, indicó Pelosi, incluso recientemente, al impedir que la isla autónoma entre en la Organización Mundial de la Salud.

“Pueden tratar de impedir que Taiwán visite o participe en otros lugares, pero no aislarán a Taiwán impidiendo que viajemos allí”, manifestó defendiendo una visita que, según algunos, ha elevado la tensión en la región.

Pelosi calificó esa afirmación de “ridícula” y apuntó que su viaje a la isla no pretendía alterar el statu quo, sino mantener la paz en el estrecho de Taiwán. Además, elogió la peleada democracia taiwanesa, así como sus avances en diversidad y su éxito tecnológico y empresarial, y criticó las violaciones chinas de los acuerdos comerciales, de proliferación de armas y los problemas de derechos humanos.

“Si no hablamos de los derechos humanos en China por intereses comerciales, perdemos toda la autoridad moral para hablar sobre derechos humanos en cualquier otro lugar en el mundo”, afirmó. “China tienen algunas contradicciones: algunos avances en cuanto a la mejora de su población y algunas cosas horribles en cuanto a los uigures. De hecho, se ha calificado de genocidio”.

Pelosi apuntó que “los dos grandes países” — Estados Unidos y China – deben comunicarse en áreas como el clima y otras cuestiones globales. “No se trata de que nuestra visita determine cuál es la relación entre Estados Unidos y China. Es un desafío mucho más grande y a largo plazo y, una vez más, tenemos que reconocer que tenemos que trabajar juntos en ciertas áreas”.

“Nuestra amistad con Taiwán es sólida. Es bipartidista en la Cámara y en el Senado, con un apoyo abrumador a la paz y al statu quo en Taiwán”, añadió.

Pelosi, que es la primera presidenta de la Cámara que visita Taiwán en 25 años, afirmó el miércoles en Taipéi que el compromiso de Washington con la democracia en la isla y en otras partes del mundo “sigue siendo férreo”.

La alta funcionaria y otros cinco miembros del Congreso llegaron a Tokio el jueves en la noche tras visitar Singapur, Malasia, Taiwán y Corea del Sur.

China, que sostiene que Taiwán forma parte de su territorio y amenaza con anexionarlo por la fuerza si fuese necesario, calificó su viaje de provocación y el jueves inició unas maniobras militares, que incluyeron prácticas con misiles, en seis zonas en torno a la isla, que podrían ser las mayores desde mediados de la década de 1990.

Pelosi señaló que China había lanzado los “ataques utilizando probablemente nuestra visita como excusa”.

Antes el viernes, el primer ministro de Japón, Fumio Kishida, dijo que los ejercicios militares chinos en las inmediaciones de Taiwán representan un “grave problema” que amenaza la paz y la seguridad de la región, luego del lanzamiento de cinco misiles balísticos durante el operativo que cayeron en la zona económica exclusiva japonesa.

Kishida, que habló tras su desayuno con Pelosi y la delegación estadounidense, dijo que hay que “frenar de inmediato” el lanzamiento de misiles.

Por su parte, el ministro japonés de Defensa, Nobuo Kishi, dijo que cinco proyectiles cayeron el jueves en la zona económica exclusiva cerca de Hateruma, una isla en el extremo sur del país. Además, indicó que Tokio protestó ante Beijing alegando que los misiles son “amenazas graves a la seguridad nacional de Japón y a la seguridad del pueblo japonés, y los condenamos enérgicamente”.

El Ministerio de Defensa nipón apuntó más tarde que cree que otros cuatro miles, disparados desde la costa de Fujian, en el sureste de China, sobrevolaron Taiwán.

En los últimos años, Japón ha reforzado su capacidad de defensa y la presencia de soldados en el suroeste del país y en islas remotas como Okinawa, que está a unos 700 kilómetros (420 millas) al noreste de Taiwán. Muchos residentes han expresado su preocupación porque la isla se vea involucrada rápidamente en cualquier asunto relacionado con Taiwán. Okinawa alberga a la mayoría de los cerca de 50.000 soldados estadounidenses apostados en Japón dentro de un pacto bilateral de seguridad.

Durante el desayuno, Pelosi y la delegación legislativa abordaron también su preocupación compartida de seguridad sobre China, Corea del Norte y Rusia, y se comprometieron a trabajar por la paz y al estabilidad en Taiwán, dijo Kishida. La mandataria estadounidense se reunió también con su homólogo nipón, Hiroyuki Hosoda.

Está previsto que los ejercicios chinas, en las que participan la Armada y la Fuerza Aérea, entre otros departamentos, terminen el domingo. Incluyen ataques con misiles a objetivos en las aguas al norte y al sur de la isla, lo que recuerda a las últimas grandes maniobras con las que Beijing buscó intimidar a los líderes y votantes en Taiwán en 1995 y 1996.

Taiwán ha puesto a su ejército en alerta y realizó simulacros de defensa civil, mientras que Estados Unidos tiene numerosos activos navales en la zona.

Beijing también voló aviones de guerra hacia Taiwán y bloqueó las importaciones de cítricos y pescado.

China y Taiwán, que se dividieron en 1949 tras una guerra civil, no mantienen oficialmente una relación diplomática, pero les unen vínculos comerciales por miles de millones de dólares.

Con inf. de AP

 

Continue Reading

Agencias

Rusia ataca el Este de Ucrania. “El Donbás” de la guerra

Published

on

EP New York/ Guerra de Ucrania

Kiev, 18 abr – El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, informó la noche de este lunes a su país de que Rusia “ha empezado la gran batalla por el Donbás”, en alusión a la esperada gran ofensiva del ejército ruso para controlar todo el este del país.

“Podemos confirmar que las tropas rusas han comenzado esa batalla”, aseguró, en un mensaje difundido por vídeo, difundido por el canal informativo Ukrinform, para añadir a continuación que los soldados ucranianos “batallarán” y que “no cederán” nada del territorio del país.

“El ejército ruso ha concentrado gran parte del total de sus efectivos ahí para concentrarse en su ofensiva”, asegura, para sostener luego que “no importa cuantas tropas rusas se desplieguen: nosotros lucharemos”.

El mensaje del líder ucraniano sigue a los bombardeos registrados durante todo este lunes en el Donbás y después de que a primera hora de la mañana el gobernador regional de Lugansk, Serhiy Gaidai, proclamara el inicio de la ofensiva en una de sus ciudades, Kreminna.

“La situación ha cambiado radicalmente”, anunció entonces Gaidai, a través de Telegram, para informar luego de los primeros combates en las calles.

En paralelo a la alarma en el este del país, desde Leópolis, en el oeste y a 80 kilómetros de la frontera con Polonia, se reportaron asimismo ya por la mañana cinco ataques con misiles, que dejaron al menos siete muertos.

Especialmente dramática es la situación en Mariúpol, la estratégica ciudad portuaria del Mar Negro, que sufre a diario los bombardeos rusos desde el inicio de la invasión, el 24 de febrero.

Las autoridades ucranianas informaron este lunes, por segundo día consecutivo, de que no es posible abrir corredores humanitarios para proceder a la evacuación de los civiles porque, según Kiev, por parte de Rusia no hay garantías de seguridad.

La viceprimera ministra, Iryna Vereshchuk, instó a través de la cuenta oficial en Telegram a Rusia a abrir uno de estos corredores humanitarios para posibilitar esas operaciones.

Según fuentes ucranianas, en una acería de Mariúpol hay cerca de un millar de civiles refugiados. Ahí se encuentran también atrincherados los últimos soldados ucranianos que tratan de resistir el ataque ruso a esa ciudad.

Información de EFE

 

Continue Reading

Agencias

Putin y ejército ruso avanzan mientras piden a Ucrania que deponga las armas para dialogar

Published

on

EP New York/agencias

La ofensiva rusa avanza mientras presidente de Ucrania , Zelennskyy , pide ayuda a líderes mundiales.
KIEV, Ucrania  — La ofensiva de Rusia sobre Ucrania llegó el viernes a las inmediaciones de la capital luego de lanzar ataques aéreos sobre ciudades y bases militares y de entrar al país desde tres flancos en una invasión que podría reescribir el orden de la seguridad mundial tras la Guerra Fría.

El sonido de las explosiones sacudió Kiev antes del amanecer y más tarde se escucharon disparos cerca del barrio gubernamental, mientras los líderes occidentales convocaban una reunión de urgencia y el presidente de Ucrania pedía ayuda internacional para frenar un ataque que podría derrocar a su gobierno elegido democráticamente, causar un gran número de víctimas y provocar daños en la economía mundial.

Entre los indicios de la que capital ucraniana estaba bajo una creciente amenaza, el ejército dijo el viernes que un grupo de espías y saboteadores rusos fue visto en un distrito a las afueras de Kiev, y la policía pidió a la gente que no saliese de una céntrica estación de metro por los tiroteos en la zona. En otros puntos de la ciudad, los soldados establecieron posiciones defensibas en puentes y los vehículos blindados recorrían las calles, mientras muchos residentes esperaban inquietos en el portal de sus edificios de departamentos.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, señaló que Kiev “bien podría quedar bajo un asedio” en lo que funcionarios de Washington creen que es un intento descarado del presidente ruso, Vladimir Putin, de instalar su propio régimen.

La agresión, anticipada desde hace semanas por Estados Unidos y sus aliados occidentales, es la mayor guerra terrestre en Europa desde la Segunda Guerra Mundial. Tras semanas negando estar planeando una invasión, al autocrático Putin lanzó su ataque contra un país que se ha inclinado cada vez más hacia la democracia occidental alejándose de la órbita de Moscú.

Con su poder cada vez más en duda, el presidente Volodymyr Zelenskyy pidió a los líderes mundial sanciones aún más severas que las impuestas por los aliados y asistencia en materia de defensa.

“Si no nos ayudan ahora, si no ofrecen una ayuda potente a Ucrania, mañana la guerra llamará a su puerta”, afirmó el mandatario, que cortó los lazos diplomáticos con Moscú, declaró la ley marcial y ordenó una movilización total del ejército para los próximos 90 días.

Zelenskyy dijo que él es el objetivo número uno de los rusos, pero apuntó que tenía previsto quedarse en Kiev. La primera ministra de Suecia, Magdalena Andersson, señaló a primera hora del viernes que el ucraniano asistió a una reunión de líderes de la Unión Europea por videollamada desde lo que parecía ser una especie de búnker.

Mientras las sirenas antiaéreas sonaban en Kiev en la madrugada del viernes, los huéspedes de un hotel en el centro de la ciudad eran dirigidos a un refugio improvisado en el sótano, forrado con pilas de colchones y botellas de agua. Los trabajadores, todos estudiantes universitarios locales, servían té y galletas a los clientes. Algunas personas salieron a un patio para fumar o tomar el aire.

“Todos estamos asustados y preocupados. No sabemos qué hacer, qué va a pasar en unos días”, señaló una de las empleadas, Lucy Vashaka, de 20 años.

La invasión comenzó en la madrugada del jueves con una serie de ataques con misiles, muchos de ellos a instalaciones gubernamentales y militares clave, seguidos de inmediato por un asalto terrestre por tres flancos. Según funcionarios ucranianos y estadounidenses, las fuerzas de Moscú estaban atacando desde el este hacia Járkiv, la segunda ciudad del país; desde la región sureña de Crimea, que Rusia se anexionó en 2014, y desde Bielorrusia por el norte.

Después de que las autoridades ucranianas reportaran haber perdido el control de la clausurada central nuclear de Chernóbil, escenario del peor desastre nuclear del mundo, Rusia dijo el viernes que colaboraba con ucranianos para asegurarla, pero el bando local no corroboró dicha cooperación.

En discurso, Zelenskyy anunció el fallecimiento de 137 “héroes”, entre ellos 10 oficiales militares, mientras que uno de sus asesores dijo que en el lado ruso murieron alrededor de 400 soldados. Moscú no ofreció datos. Ninguna de las afirmaciones pudo verificarse de forma independiente.

Muchos de los que, por temor a los bombardeos, pasaron la noche en búnkeres improvisados, salieron a primera hora del viernes a una ciudad en relativa calma. Por las autovías circulaban algunos autos, además de las columnas del ejército. Las filas de la víspera en las gasolineras habían desaparecido.

Con las redes sociales amplificando el torrente de afirmaciones militares de Moscú y Kiev, es difícil determinar qué ocurre exactamente sobre el terreno.

Rusia dijo que no está atacando ciudades, pero los periodistas vieron destrozos en muchas zonas civiles y el alcalde de Kiev, Vitaly Klitschko, dijo que un proyectil causó un incendio en un edificio residencial de varias plantas. Por su parte, el regidor de una ciudad del este controlada por los rebeldes, señaló que las tropas ucranianas habían bombardeado una escuela.

Con información de los corresponsales de AP y EFE.

 

Continue Reading
Advertisement

Trending

Copyright © 2020 Enfoque Periodístico. Created by Conectya.

shares