Connect with us

Violento ataque de ISIS con bombas y armas contra mezquita repleta de fieles en Egipto

El terror ha golpeado este viernes, el día consagrado a la oración en el islam, una mezquita repleta de fieles en Bir al Abed, 40 kilómetros al oeste de la ciudad de El Arish, epicentro de la franquicia egipcia del Estado Islámico en el norte del Sinaí. La prensa de El Cairo informa de que al menos 235 personas han muerto y otras 120 han resultado heridas en el atentado contra el templo musulmán de Al Raudá en pleno rezo central del mediodía, según fuentes de seguridad y del Ministerio de Sanidad de Egipto. Se trata de la acción terrorista más sangrienta registrada en el país , ha informado Juan Carlos Zans , corresponsal de El País Internacional de España.

EP New York/ Agencias/ Al menos 235 fieles que asistían a la plegaria semanal en una mezquita de la región egipcia de Sinaí (este) murieron este viernes a manos de hombres armados, en el ataque más mortífero en la historia reciente de Egipto.

El presidente egipcio, Abdel Fatah al Sisi, prometió una respuesta “brutal” a este atentado, aún no reivindicado, que dejó también 109 heridos.

“Las fuerzas armadas y la policía vengarán a nuestros mártires”, declaró Sisi.

El ejército del aire “destruyó varios vehículos utilizados en el ataque” y “atacó varios puntos terroristas que contenían armas y municiones”, anunció por la noche el portavoz del ejército, Tamer El Refaï.

Tras las explosiones los terroristas dispararon a las personas que intentaban escapar del templo sagrado de Al-Rawdah.


En la provincia de Sinaí del Norte opera la rama egipcia del Estado Islámico, llamada Wilayat Sina, que se ha atribuido la mayoría de los ataques ocurridos en los últimos años en El Cairo El presidente egipcio, Abdel Fatah al-Sisi, declaró tres días de luto nacional y reunió hoy al Comité de Seguridad Nacional. Al-Sisi prometió responder con “una fuerza brutal” para “vengar a los mártires”, en una jornada en la que aviones de combate de la Fuerza Aérea lanzaron bombardeos en las zonas montañosas cercanas a Bir al Abed, donde al parecer pudieron esconderse los autores del brutal atentado.

Después de las fuerzas de seguridad, los turistas y los cristianos, ahora han sido víctimas del ISIS los místicos sufíes.
En su guerra total contra Al-Sisi, la rama egipcia de Estado Islámico se ha dirigido así a otro componente de la sociedad egipcia.

Según trascendió, el imán de la mezquita golpeada por el ataque, organizaba dos veces por semana jornadas de culto sufí y había recibido recientemente amenazas que apuntaban a detenerlo. El mismo prelado habría sido alcanzado por unos veinte disparos.

El sufismo es una doctrina y una disciplina de perfeccionamiento espiritual islámico que apunta a preservar la comunidad del riesgo de un endurecimiento de la fe. Para el ISIS, sin embargo, son “apóstatas”, fieles que abandonaron el Islam.

Hubo ataques contra el ejército y la policía en el Sinaí, mientras turistas en El Cairo y el valle del Nilo, así como la comunidad cristiana copta, también fueron objeto de ataques terroristas. Además, hace casi dos años, un avión ruso con 224 ocupantes a bordo se estrelló en el Sinaí a causa de una explosión cuando acababa de despegar de la ciudad turística de Sharm el Sheij, a orillas del mar Rojo.

No hubo sobrevivientes en ese ataque. Asimismo, el ISIS decapitó el año pasado a un jeque local sufí, tras ser acusado de hereje. Se sabe que muchos fieles del sufismo fueron secuestrados por bandas relacionadas con el Estado Islámico. Hubo liberaciones para quienes declararon que renunciaban a su fe. 

 

Advertisement

Copyright © 2020 Enfoque Periodístico. Created by Conectya.