Connect with us

Blog de Sucesos y Noticias

El trumpismo a la luz del berlusconismo

Published

on

EP New York/otros medios

EP Internacional– España /Sería ingenuo pensar que los dos tipos de populismos brotan de la nada y se imponen a sociedades que no los merecen

La analogía de las trayectorias de Berlusconi y Trump es evidente. En términos sintéticos, dos magnates con gran proyección mediática irrumpen en política para salvar a la nación del apocalipsis con mensajes mesiánicos, promesas hiperbólicas, anzuelos patrioteros — ¡Forza Italia!, ¡América Primero!—, acciones y retóricas machistas, empatía con Putin y otros autócratas, entre otras muchas coincidencias. En el esfuerzo para interpretar el futuro del trumpismo, pues, quizá la parábola del berlusconismo tenga alguna respuesta interesante. Son entrañas adecuadas para practicar el arte adivinatorio.

En el análisis berlusconiano, pueden desgajarse dos vertientes: el impacto político y el social, que obviamente van vinculados. En términos políticos, uno de los efectos más trascendentales y duraderos fue el haber admitido en el escenario principal a la Liga y a los posfascistas, hasta entonces sustancialmente arrinconados en los márgenes como partidos intocables. Esta operación —vinculada en Italia al verbo sdoganare: dejar pasar la aduana— ha tenido enormes consecuencias. Berlusconi apadrinó la normalización de un ideario que, un cuarto de siglo después, representa aproximadamente un 40% del electorado —proyección de voto para la Liga y Hermanos de Italia—.

Hay motivos para sospechar que algo parecido pueda reproducirse en EE UU. El contexto es diferente; el sistema es presidencial; no hay partidos que sacar de la zona de apestados; pero sí hay corrientes de pensamiento que, tras cuatro años de legitimación desde la Casa Blanca —el mayor púlpito de prédica política del mundo— tienen por delante un recorrido insospechado antes. Es la normalización de la equidistancia entre supremacistas y víctimas de racismo; de la mentira descarada como instrumento político; del cuestionamiento por interés personal de las instituciones democráticas; del nepotismo sin pudor… Todo esto quizás ha venido para quedarse.

Hay después una vertiente social. Sería ingenuo pensar que figuras como Berlusconi y Trump brotan de la nada, y se imponen a sociedades que no se los merecen. Ellos son la encarnación de una mar de fondo. Y luego se convierten en tótem de anhelos y creencias profundas de muchos. Por ese camino, legitiman y expanden esos anhelos y creencias antaño soterrados o hasta inconfesables. Berlusconi —también gracias al gran poder de su imperio mediático— cuajó una revolución cultural, el deseo de éxito sin demasiados cuestionamientos de los medios para lograrlo —esa suerte de paso de la vergüenza al orgullo de saltarse las colas, y pelillos a la mar—, la afirmación de una inaceptable definición de la posición de las mujeres en la sociedad, etc. Trump también facilitará el afloramiento y asentamiento de ciertos sentimientos en cuestiones raciales, de género, de mirada sobre el mundo.

Por otra parte, a los 84 años, Berlusconi todavía ejerce influencia. No se rinde. En parte, para defender sus intereses privados a través de su proyección pública. Trump tiene 74. Y muchos intereses que defender.

[Publicado en EP Internacional]

Agencias

Luto en la música colombiana: Falleció Álvaro Villalba, la otra mitad del dueto Silva y Villalba

Published

on

EP New York/Colombia

Bogotá _ Colombia/ Con su partida, en medio del olvido y la penuria económica, concluyó una de las páginas gloriosas del género andino de Colombia.

De complicaciones derivadas de una isquemia cerebral transitoria, falleció a los 89 años Álvaro Villalba, cantautor e intérprete del dueto Silva y Villalba , uno de los más reconocidos por varias generaciones de colombianos que crecieron escuchando sus canciones emitidas a través de la radio.

El maestro Villalba sufrió de varios achaques de salud en los últimos años, como Parkinson e hipertensión, que lo postraron en sus últimos años haciéndole abandonar la composición e interpretación de aires andinos.

Nacido en el año de 1932 , en Espinal Tolima, Villalba inició su carrera de joven con su compañero de estudios Elberto Guzmán. Con él desarrolló su talento como compositor y mejoró su técnica vocal, pero el salto hacia el reconocimiento ocurrió en 1967 cuando topó con Rodrigo Silva durante las fiestas de San Pedro en El Espinal .

Ambos comenzaron a ensayar juntos y un año después participaron en el concurso Orquídea de Plata Philips , en el que obtuvieron el primer lugar. Esta victoria musical, respaldada por un LP (Long-Play), los impulsó a consolidar una carrera sostenida de giras, éxitos radiales y conciertos en el país, así como en los Estados Unidos, México, España y Canadá

El equilibrio en el dueto consistió en que <span;>ambos supieron desplegar sus talentos en armonías vocales y arpegios de cuerdas que evocaban la belleza de la cordillera colombiana. El dueto Silva y Villalba publicó 50 discos que son la base del género andino en Colombia.

Recordada es su etapa de colaboración con el compositor Jorge Villamil, quien fue una pieza angular de la música colombiana entre las décadas del sesenta y el setenta. Esta alianza con Villamil condujo a que Silva y Villalba fueran considerados los sucesores de otro dueto histórico del cancionero colombiano, como el de Garzón y Collazos.

Los tiempos cambiaron y el panorama musical del país se movió a otros géneros, cuando Silva y Villalba se retiraron de la escena, con esporádicas apariciones en el festival de la música andina “Mono Núñez” en Ginebra, Valle o en conciertos en Ibagué, la capital musical de Colombia, en el marco del perenne Festival de la Música Colombiana.

Rodrigo Silva falleció en 2018 a causa de complicaciones de un cáncer que combatió por casi 20 años.

El maestro Villalba, como tantos otros músicos colombianos, tuvo que luchar contra el olvido y la pobreza en sus últimos años. De acuerdo con el reporte de sus allegados, su esposa interpuso una tutela ante Coomeva EPS para que le fuera asignado un cuidador a Villalba por sus quebrantos de salud.

El legado de Silva y Villalba, denominados como “Los Príncipes de la Canción”, al repertorio tradicional colombiano alcanza 500 canciones que han sido interpretadas por cientos de músicos en distintas adaptaciones y géneros : Espumas, Los Guaduales, Campesina Santandereana, Si pasas por San Gil, Soy Colombiano e incluso su versión del clásico Pueblito Viejo, son parte del patrimonio cultural del país.

Continue Reading

Blog de Sucesos y Noticias

Colombia se debate entre la revolución social y la “revolución molecular disipada

Published

on

EP EE.UU/Opinión 

Por: Francisco Cardona/editor

Asistimos a uno de los escenarios violentos más previsibles de las ùltimas décadas en latinoamérica luego de la “tensa calma” del terremoto socialista del siglo XXI que remeció varios países desde que Chaves y Maduro lo implantaron en Venezuela.

Y decimos previsible porque el estallido social , esa “olla a presión” que se venía cocinando con explosivos ingredientes de narcotráfico , corrupción y la consiguiente polarización de izquierdistas y derechistas creó el caldo de cultivo que hoy alimenta el inconformismo generalizado de los pueblos en América Latina.

Venezuela , desde luego , ha sido el craso ejemplo de los gobiernos de derecha para legitimarse en el poder (entre buenos ó aceptables y malos ó pésimos) . El discurso político contra el régimen de Maduro , por ejemplo , tienen hoy a Colombia entre lo que comúnmente se llama una “revolución social” ó , en su defecto ,  una “revolución molecular disipada”.

¿Qué significa esto?

Ante todo , y sin ahondar en tecnicismos , definamos el primer concepto.

“Una revolución social es una transformación radical del conjunto de las relaciones e interacciones sociales cotidianas en una escala humana dentro de un espacio territorial etc., sea una ciudad, país. Dentro de la lógica de “los objetivos iguales a los métodos” la resistencia y liberación del día a día también es de por sí una revolución social, y esta última consiste en gran parte en lo primero, logrando así una evolución profunda de la vida humana”. PAUL GODMAN

Haciendo un paréntesis sobre el caso de Venezuela que es la matrix de este dilema , el socialismo que se implementó como una revolución política terminó siendo un gobierno opresor y la respuesta ha sido un intento de revolución social del pueblo venezolano por restablecer el Estado de Derecho. Es decir , elecciones libres con democracia participativa respetando los poderes del Estado.

En este caso el término “opresor” es el punto equidistante de lo que pretendemos explicar sobre estas revoluciones.

Sobre la revolución molecular disipada según los filósofos franceses Jacques Derrida, Michel Foucault, Gilles Deleuze y el psicoanalista Felix Guattari, este último autor de un libro llamado Revolución Molecular (1977) ,  plantean esta revolución como un sistema universal de lucha social y emancipación.

En otras palabras , según su representante en A.L. , Alexis López, un intelectual chileno, director de Radio y Televisión de Santiago, que ha basado su lectura de la realidad de la región en esta teoría, advierte que el modelo avanza por el hecho de que los gobiernos latinoamericanos son débiles y se sientan a negociar sin entender que lo hacen con terroristas.

López explicó que el nombre se debe, según el portal el Venezolano Colombiano, primero, porque es la lectura que se hace a la revolucionario que plantea la izquierda , tal como todos los que han ocurrido en la historia. Molecular, los actores son indistinguibles unos de otros , por lo que se hace casi imposible saber contra quién se lucha. No hay verticalidad, coordinación centralizada. y finalmente, es disipada porque los actores se coordinan para la acción, pero luego se disipan, lo que impide hacerles seguimiento.

Por supuesto no se puede comparar jamás la opresión del gobierno socialista Y ditactorial de Maduro con la opresión que se ha ejercido en los últimos dias contra las marchas en Colombia y menos tomando como base la teoría de la revolución molecular disipada.

Pero hay que ser claros que de una simple marcha pacífica al vandalismo hay un trecho punible que ha revasado la tesis de la revolución social que deja mal posicionado el estallido social que lideran los jóvenes , las organizaciones sindicales , líderes sociales y la misma oposición.

Ningún fin puede , en este caso , justificar los medios a pesar de los factores de violencia que ha vivido el país en más de 50 años.

La realidad es que la desigualdad , la corrupción , aún en tiempos de pandemia, más la pretendida reforma tributaria del presidente Duque , represaron la olla a presión que reventó en Colombia. El paro nacional que se ha producido este 12 de mayo en casi todas las ciudades del país tienen en jake al gobierno liderado por el Centro Democrático , principal fortín del influyente ex mandatario y Senador Alvaro Uribe , precursor , además, de la teoría de la revolución molecular disipada.

Creemos que Duque debe convocar a un diálogo nacional con todas las fuerzas políticas , sociales y económicas. La solución va más allá del simple otorgamiento de becas para universidades públicas.

El problema y la crisis es compleja y abarca desde una pronta solución y directriz a los acuerdos de paz , ser menos dependiente del uribismo y concentrarse en las necesidades vitales de los colombianos que elijieron a Duque precisamente para solucionar la grave crisis en la salud , la educación y el desempleo.

Pero en síntesis , más allá de favorecer la revolución social o la revolución molecular disipada , en el fondo de toda esta crisis , Duque no es el problema. El difícil camino que debe recorrer Colombia pasa por reformas sustanciales al Congreso , donde se concentra el mayor foco de corrupción y una  reforma a la justicia que se debate entre las Cortes del gobierno y la Justicia Especial de Paz (JEP) creada para juzgar los actores de la guerra.

Continue Reading

Agencias

Supremo de Brasil anula condenas contra Lula da Silva

Published

on

EP EE.UU./ latinoamérica

BRASILIA,  – El Supremo Tribunal Federal de Brasil (STF) anuló hoy las condenas contra Luiz Inácio Lula da Silva, en el marco de la causa Lava Jato, con lo cual el expresidente recupera sus derechos políticos y podría ser candidato nuevamente.

El juez Edson Fachin, del STF, determinó que el exmagistrado Sergio Moro, que fue el responsable de la 13a. sala de la primera instancia federal de Curitiba, en el estado de Paraná, no tiene competencia para juzgar a Lula por supuesta corrupción y otros delitos en el escándalo conocido como “Petrolao”.

De la decisión del magistrado Fachin surge que el proceso vuelve a fojas cero, pero ya de aquí en adelante no en la comarca judicial de Curitiba sino en otros juzgados federales de primera instancia.

El fallo de Fachin no puede ser considerado definitivo dado que puede ser apelado y, eventualmente, ser tratado en el plenario del STF compuesto por once jueces.

Lula, dos veces presidente entre 2003 y 2010, fue preso en abril de 2018, y permaneció 580 días arrestado en la Superintendencia de la Pollcía Federal de Curitiba.

La condenas en primera instancia firmadas por el entonces juez Moro, y luego por la jueza Gabriela Hardt, fueron ratificadas por el juzgado de segunda instancia, el Tribunal Regional Federal 4 de Porto Alegre, con lo cual Lula violó la Ley de la Ficha Limpia y no pudo participar en los comicios de octubre de 2018, vencidos por Jair Bolsonaro.
<span;>    Por lo pronto Lula, líder del Partido de los Trabajadores (PT, izquierda) es un potencial candidato en los comicios presidenciales de 2022, en los que Bolsonaro seguramente buscará un segundo mandato. 

 

Continue Reading
Advertisement

Trending

Copyright © 2020 Enfoque Periodístico. Created by Conectya.

shares