Connect with us

Agencias

Cumbre del G20 , una reunión de conflictos e intereses

Published

on

EP New York/ agencias

Argentina/ Después del escándalo futbolístico y la novela de la Copa Libertadores y la Conmebol que finalmente decidieron jugar la final en el estadio del Real Madrid, llega otra incertidumbre: La cumbre del G20.

Hoy viernes se inicia en Buenos Aires la polémica reunión de mandatarios de los principales países del mundo , en un clima de alta tensión por la “guerra comercial” entre China y Estados Unidos y una convocatoria de organizaciones sociales para manifestarse masivamente en la capital argentina.

Al menos, horas antes del inicio oficial de la cumbre que culmina el sábado, habrá un momento de consenso cuando se firme el nuevo TLCAN o NAFTA, entre México, Canadá y Estados Unidos.

Pero sin duda , la apretada agenda de 24 horas de Los mandatarios convocados  al G20 para debatir sobre trabajo e inversión , estará dominada por temas que no estaban incluidos en el libreto: la polémica presencia del príncipe saudí, la guerra comercial entre Estados Unidos y China y la creciente tensión entre Rusia y Ucrania.

Argentina, país anfitrión de la cita que reúne entre el viernes y el sábado a los presidentes de potencias como Estados Unidos, Alemania, Rusia y China, busca alcanzar un consenso sobre el futuro del mercado de trabajo y las inversiones en infraestructura, entre otros objetivos.

Sin embargo, la que promete ser la cumbre del G20 más ríspida de los últimos años transcurrirá en reuniones bilaterales y multilaterales en las que presidentes y jefes de gobierno abordarán los puntos más calientes de la agenda global. Como anfitrión, el mandatario argentino Mauricio Macri será árbitro en ese complejo escenario.

Pese a la multiplicidad de figuras las miradas estarán puestas en el príncipe saudí Mohammed bin Salman, señalado como autor intelectual del asesinato en octubre del periodista saudí Jamal Khashoggi, columnista del Washington Post, en el consulado saudí en Estambul.

El príncipe MBS y el Donald Trump quien ha defendido al heredero Arabia Saudirmta pese a las pruebas del FBI


Es previsible que algunos líderes no quieran posar sonrientes junto al príncipe ante los fotógrafos. No sería el caso del estadounidense Donald Trump, quien ha decidido no marginar al hombre fuerte del gobierno saudita en nombre de los intereses económicos que unen a su país con la nación árabe. El ruso Vladimir Putin tampoco lo ha criticado.

El presidente de Francia, Emanuel Macron, señaló el jueves que durante la cita tendrá la oportunidad de tratar el asunto con el propio príncipe y analizarlo junto a otros gobernantes europeos. “Quiero que las investigaciones en Turquía y Arabia Saudita prosigan para aportar la verdad y que la comunidad internacional se pueda asociar en este proceso”, sostuvo sobre el crimen de Khashoggi.

Mohammed pidió reunirse con el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, según el gobierno turco, que ha apuntado sin tapujos contra el gobierno saudí por el asesinato.

Macri admitió que el tema “tal vez salga en bilaterales y en el temario de G20”. El príncipe participará de la reunión en medio de denuncias de la organización Human Rights Watch y mientras la justicia argentina dilucida si abre una causa en su contra por su presunta responsabilidad en el asesinato del periodista y crímenes de guerra en Yemen.

Macron instó además a encontrar una “solución política” y a que “se aceleren las iniciativas humanitarias” en Yemen, donde los sauditas encabezan una coalición que libra una guerra en la que han muerto miles de civiles. 

En lo que se refiere a conflictos comerciales, una las citas que más interés genera es la de Trump y su colega chino Xi Jinping tras la mutua imposición de millonarios aranceles a las importaciones que han comenzado a afectar a la economía mundial.

El presidente chino advirtió antes de su llegada a Argentina que el mundo se enfrenta a “una inestabilidad, una incertidumbre y temas candentes sin precedentes”.

“No creemos que vaya a suceder nada sustancial en el conflicto entre Estados Unidos y China. Incluye muchos temas complejos que no se van a resolver durante una cena”, dijo Willis Sparks, del Grupo Eurasia.

La resistencia de Macron y otros líderes de la Unión Europea al proteccionismo defendido por Trump también puede ensombrecer las conversaciones durante la cumbre, donde no está claro que se llegue a un documento final consensuado.

Thomas Bernes, del Centro para la Innovación en Gobernanza Internacional, dijo que la reunión “corre el riesgo de caer en desorden” y que “la verdadera prueba será si los otros miembros del G20 actuarán con decisión o seremos testigos del desmoronamiento de este foro para la cooperación económica internacional”.

Sparks señaló que los líderes europeos procurarán llevarse bien en la reunión y que será evidente la relación “gélida” con el presidente estadounidense.

La primera ministra británica Theresa May llega a Buenos Aires haciendo equilibrio por la salida de su país de la Unión Europea mientras el italiano Giuseppe Conte encabeza una coalición populista que mantiene conflictos con el bloque europeo.

Un paso adelante será la firma el viernes en Buenos Aires de un nuevo tratado de libre comercio entre Estados Unidos, México y Canadá, que fue aceptado a último momento por el primer ministro canadiense Justin Trudeau.

El acuerdo aún debe ser aprobado por los respectivos parlamentos. “Los procesos en Canadá y México serán bastante suaves, pero Estados Unidos es una gran pregunta, en particular con el nuevo Congreso demócrata: ¿Querrá aprobar el nuevo TLCAN de Trump?”, se preguntó Shannon O’Neil, experta en comercio global en el Consejo de Relaciones Exteriores.

La atención durante la cita también estará puesta en la tensión entre Rusia y Ucrania. El presidente ucraniano Petro Poroschenko pidió recientemente a la OTAN el despliegue de buques en el Mar de Azov después de que guardias costeros rusos capturaran tres buques de bandera ucraniana.

La canciller de Alemania, Angela Merkel, dijo que durante la cumbre del G20 presionará a Putin para que libere a las embarcaciones y sus tripulantes. El episodio forma parte de un prolongado conflicto entre los dos países vecinos. Rusia se anexó la península de Crimea en 2014 y apoyó a los separatistas en el este de Ucrania.

Trump anticipó que canceló una cita acordada con Putin debido a que las embarcaciones y los tripulantes no han sido liberados. En tanto, el gobierno ucraniano lanzó una campaña sobre “las políticas agresivas de Rusia”.

 

Continue Reading

Agencias

Luto en la música colombiana: Falleció Álvaro Villalba, la otra mitad del dueto Silva y Villalba

Published

on

EP New York/Colombia

Bogotá _ Colombia/ Con su partida, en medio del olvido y la penuria económica, concluyó una de las páginas gloriosas del género andino de Colombia.

De complicaciones derivadas de una isquemia cerebral transitoria, falleció a los 89 años Álvaro Villalba, cantautor e intérprete del dueto Silva y Villalba , uno de los más reconocidos por varias generaciones de colombianos que crecieron escuchando sus canciones emitidas a través de la radio.

El maestro Villalba sufrió de varios achaques de salud en los últimos años, como Parkinson e hipertensión, que lo postraron en sus últimos años haciéndole abandonar la composición e interpretación de aires andinos.

Nacido en el año de 1932 , en Espinal Tolima, Villalba inició su carrera de joven con su compañero de estudios Elberto Guzmán. Con él desarrolló su talento como compositor y mejoró su técnica vocal, pero el salto hacia el reconocimiento ocurrió en 1967 cuando topó con Rodrigo Silva durante las fiestas de San Pedro en El Espinal .

Ambos comenzaron a ensayar juntos y un año después participaron en el concurso Orquídea de Plata Philips , en el que obtuvieron el primer lugar. Esta victoria musical, respaldada por un LP (Long-Play), los impulsó a consolidar una carrera sostenida de giras, éxitos radiales y conciertos en el país, así como en los Estados Unidos, México, España y Canadá

El equilibrio en el dueto consistió en que <span;>ambos supieron desplegar sus talentos en armonías vocales y arpegios de cuerdas que evocaban la belleza de la cordillera colombiana. El dueto Silva y Villalba publicó 50 discos que son la base del género andino en Colombia.

Recordada es su etapa de colaboración con el compositor Jorge Villamil, quien fue una pieza angular de la música colombiana entre las décadas del sesenta y el setenta. Esta alianza con Villamil condujo a que Silva y Villalba fueran considerados los sucesores de otro dueto histórico del cancionero colombiano, como el de Garzón y Collazos.

Los tiempos cambiaron y el panorama musical del país se movió a otros géneros, cuando Silva y Villalba se retiraron de la escena, con esporádicas apariciones en el festival de la música andina “Mono Núñez” en Ginebra, Valle o en conciertos en Ibagué, la capital musical de Colombia, en el marco del perenne Festival de la Música Colombiana.

Rodrigo Silva falleció en 2018 a causa de complicaciones de un cáncer que combatió por casi 20 años.

El maestro Villalba, como tantos otros músicos colombianos, tuvo que luchar contra el olvido y la pobreza en sus últimos años. De acuerdo con el reporte de sus allegados, su esposa interpuso una tutela ante Coomeva EPS para que le fuera asignado un cuidador a Villalba por sus quebrantos de salud.

El legado de Silva y Villalba, denominados como “Los Príncipes de la Canción”, al repertorio tradicional colombiano alcanza 500 canciones que han sido interpretadas por cientos de músicos en distintas adaptaciones y géneros : Espumas, Los Guaduales, Campesina Santandereana, Si pasas por San Gil, Soy Colombiano e incluso su versión del clásico Pueblito Viejo, son parte del patrimonio cultural del país.

Continue Reading

Agencias

Congreso de EE.UU aprueba nuevo festivo federal.

Published

on

EP New York/washington

WASHINGTON — Estados Unidos pronto tendrá un nuevo feriado federal con el que se conmemorará el fin de la esclavitud en la nación.

La Cámara de Representantes aprobó el miércoles por 415 votos a favor y 14 en contra convertir el 19 de junio en el 12mo feriado federal. La iniciativa será enviada al presidente Joe Biden y se espera que la promulgue.

El Juneteenth, o día de la emancipación, conmemora el día en el que los últimos esclavos afroestadounidenses se enteraron de que eran libres. Los soldados confederados se habían rendido en abril de 1865, pero los últimos esclavos negros se enteraron hasta el 19 de junio, cuando los soldados de la Unión anunciaron la noticia de la libertad en Galveston, Texas. Esto sucedió alrededor de 2 años y medio después de la Proclamación de Emancipación con la que se declaró la libertad de los esclavos en los estados del sur.

Será el primer nuevo feriado federal desde la creación del Día de Martin Luther King Jr. en 1983.

“Nuestros feriados federales son pocos de manera deliberada, y con ellos se reconoce a los hitos más importantes”, dijo la representante demócrata Carolyn Maloney. “No se me ocurre otro hito más importante para conmemorar que el fin de la esclavitud en Estados Unidos”.

El Senado aprobó la medida el martes mediante un acuerdo unánime de consentimiento que acelera el proceso para la consideración de iniciativas. La objeción de un solo senador puede bloquear esos acuerdos.

“Por favor, hagamos lo mismo que el Senado. Votemos unánimemente para la aprobación”, solicitó el representante demócrata David Scott a sus colegas.

Varios miembros del Caucus Negro de la Cámara de Representantes se pronunciaron a favor de la iniciativa desde la tribuna. La representante demócrata Bonnie Watson Coleman dijo que consideraba al Juneteenth más como una conmemoración que una celebración debido a que representa algo que se demoró en ocurrir.

“También me recuerda lo que no tenemos hoy”, afirmó. “Y es el pleno acceso a la justicia, la libertad y la igualdad. Todo esto a menudo escasea en lo que toca a la comunidad negra”.

(Con inf de AP)

 

Continue Reading

Agencias

Sin críticas y acusaciones , Biden y Putin se reúnen en Ginebra

Published

on

EP New York/agencias

Sólo negocios en cumbre Biden-Putin; sin abrazos ni críticas
GINEBRA — El mandatario estadounidense Joe Biden y su homólogo ruso Vladimir Putin intercambiaron palabras cordiales y concertaron modestos avances en el control armamentista y la diplomacia bilateral, pero concluyeron el miércoles su reunión en Suiza en gran medida donde la empezaron: con profundas diferencias sobre derechos humanos, ciberataques, intromisión electoral y otras cuestiones.

Ambos gobernantes alcanzaron un acuerdo importante, pero que difícilmente cambiará su relación, para reinstalar a sus embajadores en Moscú y Washington después de que fueron retirados tras deteriorarse la relación bilateral en los últimos meses. Y acordaron comenzar a trabajar sobre un plan para afianzar el último tratado vigente que limita las armas nucleares de las dos naciones.

Sin embargo, en sus tres horas de conversaciones a orillas del lago Ginebra, los dos se mantuvieron firmes en las mismas posiciones en las que habían comenzado.

“No creo que él modificará su comportamiento”, declaró Biden en una conferencia de prensa posterior a la reunión, cuando le preguntaron qué evidencia vio de que el exagente de la KGB pudiera modificar sus maneras y acciones. “Lo que hará cambiar su comportamiento es que el resto del mundo reaccione ante ellos, y que su posición ante el mundo disminuya. No estoy seguro de nada”.

Tanto la Casa Blanca como el Kremlin habían anticipado pocos resultados antes de la cumbre. Al término de ésta emitieron una declaración conjunta en la que dijeron que su reunión mostró el “trabajo práctico que nuestros dos países pueden hacer para impulsar nuestros intereses mutuos y también beneficiar al mundo”.

Pero una y otra vez, Biden sólo respondió “ya veremos” cuando evaluó si redituarán resultados las discusiones sobre el poderío nuclear, la ciberseguridad y otras cuestiones espinosas.

En sus respectivas conferencias de prensa consecutivas al término de la cumbre, Biden y Putin dejaron ver claramente que llegar a la raíz de las tensiones entre Estados Unidos y Rusia seguirá siendo una tarea enormemente difícil. Un ejemplo fue el momento en que ambas partes, al menos en declaraciones públicas, esbozaron realidades drásticamente distintas sobre asuntos cibernéticos.

Biden llegó a la cumbre exigiendo a Putin poner fin a la ola de ataques de ransomware y a la ciberseguridad originados en Rusia que han estado dirigidos a empresas y agencias gubernamentales en Estados Unidos y el mundo. Pero cuando la reunión llegó a su fin, no hubo evidencias de que se haya logrado algún progreso más allá del nivel superficial.

Biden manifestó que le dejó claro a Putin que si Rusia cruzaba ciertas líneas rojas —incluyendo ir tras infraestructura importante en Estados Unidos—, su gobierno respondería y “las consecuencias de eso serían devastadoras”.

Por su parte, Putin continuó insistiendo en que Rusia no tenía nada que ver con esas intrusiones cibernéticas a pesar de que los servicios de inteligencia estadounidenses indican lo contrario

“La mayoría de los ataques cibernéticos en el mundo se efectúan desde el territorio cibernético de Estados Unidos”, declaró Putin, quien también mencionó en su lista a Canadá, dos países latinoamericanos a los que no identificó y Gran Bretaña.

Si bien Estados Unidos, Canadá y Gran Bretaña efectúan ciberespionaje, los ataques más perjudiciales registrados los han realizado hackers rusos apoyados por el Estado o delincuentes de habla rusa que solicitan rescates y actúan con impunidad en Rusia y naciones aliadas.

De hecho, el peor de los ciberataques fue atribuido por Estados Unidos y la Unión Europea a la agencia militar de inteligencia GRU de Rusia, incluido el virus NotPetya que causó daños económicos por más de 10.000 millones de dólares en 2017, afectando a compañías que incluyen a la gigante naviera Maersk, la farmacéutica Merck y la empresa de alimentos Mondolez.

___

El periodista de The Associated Press Zeke Miller y  Daniel Kozin contribuyeron a este despacho.

Continue Reading
Advertisement

Trending

Copyright © 2020 Enfoque Periodístico. Created by Conectya.

shares