Connect with us

Agencias

Problemas cardiacos y cáncer , graves enfermedades que aquejan bomberos y trabajadores del 9/11

Published

on

EP New York/Ground Cero , Manhattan

NUEVA YORK/ Los bomberos de la ciudad de Nueva York que acudieron al World Trade Center tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, están muriendo por problemas de salud vinculados a enfermedades cardiovasculares graves.

Los riesgos cardiovasculares que parecen estar relacionados con la larga exposición a la Zona Cero (Ground Zero) incluyen “ataque cardíaco, accidente cerebrovascular, angina inestable, cirugía de arteria coronaria y angioplastia”.

Lo revela un estudio que se dio a conocer a pocos días de recordar el peor atentado en la historia de Estados Unidos. El descubrimiento, publicado en el Journal of the American Medical Association y realizado por médicos de la Facultad de Medicina Albert Einstein, “sugiere una asociación significativa” entre una mayor exposición en el World Trade Center y un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular a largo plazo.

El estudio pone énfasis en que la atención cardiovascular no está cubierta actualmente por la Ley de Salud y Compensación, lo que significa que los bomberos del 11 de septiembre no reciben ninguna compensación por enfermedades cardiovasculares.

Los riesgos cardiovasculares que parecen estar relacionados con la larga exposición a la Zona Cero (Ground Zero) incluyen “ataque cardíaco, accidente cerebrovascular, angina inestable, cirugía de arteria coronaria y angioplastia”.

Durante años, los bomberos han sido monitoreados para detectar algún tipo de cáncer u otras enfermedades, pero este estudio se centró en las enfermedades cardiovasculares, para lo cual examinó a 9.796 bomberos. Los autores del estudio dijeron que revisaron no solo a quién trabajó en la Zona Cero, sino también cuánto tiempo trabajaron allí y si desarrollaron alguna enfermedad cardiovascular en los años siguientes.

De acuerdo a las cifras del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC por sus siglas en inglés), se estima que cerca de 400.000 personas estuvieron expuestas a contaminantes tóxicos o sufrieron algún tipo de trauma aquel día. Mientras que uno de cada ocho bomberos han sufrido de cábcer desde entonces. 

Los investigadores encontraron que los bomberos que llegaron al sitio del World Trace Center el día de los ataques tenían un riesgo 44% más alto de un evento cardiovascular en los años siguientes, en comparación con los que llegaron el día después o los días subsiguientes. Al mismo tiempo, encontraron que aquellos que trabajaron en el sitio durante seis meses o más tenían un 30% más de riesgo de sufrir un evento cardiovascular, en comparación con aquellos que trabajaron en el sitio por menos tiempo.

Desde 2002, más de 16.000 bomberos que participaron en operaciones de rescate, recuperación y limpieza en la Zona Cero han sido parte de un programa integral de detección y evaluación de la salud de la ciudad de Nueva York y sus instituciones médicas.

“Los hallazgos parecen reforzar la importancia del monitoreo a largo plazo de la salud de los sobrevivientes de desastres”, subraya el informe.

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades ha identificado trastornos digestivos, afecciones de salud mental, trastornos musculo-esqueléticos y ciertos tipos de cáncer relacionados con los humos, incendios y el polvo de los escombros del World Trade Center, donde se levantaban las Torres Gemelas. 

Cáncer , la otra enfermedad grave que afecta a más de 10 mil sobrevivientes

Años después, la sombra del cáncer planea sobre el 11 de septiembre

Jaquelin Febrillet tenía 26 años y trabajaba a dos cuadras de las Torres Gemelas cuando los aviones secuestrados por los yihadistas las derribaron el 11 de septiembre de 2001.

En 2016, 15 años después de los atentados más sangrientos de la historia, esta sindicalista profesional, hoy madre de tres hijos, fue diagnosticada con un cáncer metastásico. La única explicación lógica: la nube de cenizas y desechos tóxicos en la cual se encontró inmersa el día de la catástrofe.

Richard Fahrer, hoy de 37 años, trabajó frecuentemente en el sur de Manhattan como agrimensor de 2001 a 2003.

Hace 18 meses, tras padecer dolores en el estómago, los médicos detectaron a este joven padre un cáncer agresivo de colon, una enfermedad que afecta en general a hombres mucho mayores, y para el cual no tenía ninguna predisposición.

Más allá de las cerca de 3.000 personas fallecidas y más de 6.000 heridas en el derrumbe del World Trade Center, Nueva York no ha terminado de contar aún las personas enfermas de cáncer y otros males graves, sobre todo de pulmón, ligadas a la nube tóxica que planeó durante semanas sobre el sur de la isla.

No solo los rescatistas

Los decenas de miles de bomberos, rescatistas, médicos o voluntarios movilizados hacia el “Ground Zero”, donde se erigían las Torres, fueron los primeros afectados.

Ya en 2011, un estudio publicado en la revista científica The Lancet mostraba que estas personas se enfrentaban a riesgos aumentados de padecer cáncer.

Un censo del WTC Health Program, un programa federal de salud reservado a los sobrevivientes de los atentados, dio cuenta de cáncer en 10.000 de ellos.

Jaquelin Febrillet o Richard Fahrer forman parte de las personales “comunes” que trabajaban o residían en el sur de Manhattan cuando ocurrieron los atentados, una categoría de enfermos que no cesa de aumentar.

A fines de junio pasado, más de 21.000 de ellos se había registrado en el programa de salud, dos veces más que en junio de 2016.

Y de esos 21.000, cerca de 4.000 fueron diagnosticados con un cáncer, sobre todo de próstata, seno o piel.

“Es imposible para un individuo determinar la causa exacta (de un cáncer), ya que ningún examen de sangre viene con la etiqueta WTC”, pero varios estudios mostraron que “la tasa de cáncer aumentó entre 10% y 30% en las personas expuestas”, explicó a la AFP David Prezant, jefe médico de los bomberos neoyorquinos.

Y se espera que esta tasa aumente en el futuro, a raíz del envejecimiento de las personas expuestas -los riesgos de cáncer aumentan con la edad- y la naturaleza de ciertos cánceres, como el de pulmón o el mesotelioma, que demora de 20 a 30 años en desarrollarse, dijo.

– “Nadie podía predecirlo” 

Fue en este contexto que el presidente Donald Trump ratificó a fines de julio una ley que postergó de 2020 a 2090 la fecha límite para presentar demandas ante un fondo federal especial de indemnización.

El fondo debe ser regularmente refinanciado, tras haber agotado su presupuesto inicial de 7.300 millones de dólares, con una indemnización promedio de 240.000 dólares por enfermo y de 682.000 dólares por persona fallecida.

Tras postergar varias veces la fecha límite del Fondo, el Congreso reconoció que se debería poder cubrir a “una persona que era bebé (durante los atentados), hasta el fin de su vida”, explica el abogado Matthew Baione, que representa a Febrillet y a Fahrer en sus trámites de indemnización.

“Nunca hubo un ataque comparable al del 11 de septiembre”, subrayó. “Nadie podía predecir lo que pasaría con miles de millones de toneladas de materiales de construcción en combustión durante 99 días”, que liberaron en el aire cantidades inéditas de productos químicos, entre ellos dioxinas, amianto y otras sustancias cancerígenas.

A la espera de conocer todas las consecuencias de la tragedia para su salud, Febrillet y Fahrer deploran que la ciudad de Nueva York no hiciera más tras los atentados para proteger a los residentes y trabajadores del barrio.

(Con información de AP–AFP–Reuters–Ansa)


Tema relacionado: Homenajes , recuerdos y ADN , la otra realidad del 9/11

Agencias

Luto en la música colombiana: Falleció Álvaro Villalba, la otra mitad del dueto Silva y Villalba

Published

on

EP New York/Colombia

Bogotá _ Colombia/ Con su partida, en medio del olvido y la penuria económica, concluyó una de las páginas gloriosas del género andino de Colombia.

De complicaciones derivadas de una isquemia cerebral transitoria, falleció a los 89 años Álvaro Villalba, cantautor e intérprete del dueto Silva y Villalba , uno de los más reconocidos por varias generaciones de colombianos que crecieron escuchando sus canciones emitidas a través de la radio.

El maestro Villalba sufrió de varios achaques de salud en los últimos años, como Parkinson e hipertensión, que lo postraron en sus últimos años haciéndole abandonar la composición e interpretación de aires andinos.

Nacido en el año de 1932 , en Espinal Tolima, Villalba inició su carrera de joven con su compañero de estudios Elberto Guzmán. Con él desarrolló su talento como compositor y mejoró su técnica vocal, pero el salto hacia el reconocimiento ocurrió en 1967 cuando topó con Rodrigo Silva durante las fiestas de San Pedro en El Espinal .

Ambos comenzaron a ensayar juntos y un año después participaron en el concurso Orquídea de Plata Philips , en el que obtuvieron el primer lugar. Esta victoria musical, respaldada por un LP (Long-Play), los impulsó a consolidar una carrera sostenida de giras, éxitos radiales y conciertos en el país, así como en los Estados Unidos, México, España y Canadá

El equilibrio en el dueto consistió en que <span;>ambos supieron desplegar sus talentos en armonías vocales y arpegios de cuerdas que evocaban la belleza de la cordillera colombiana. El dueto Silva y Villalba publicó 50 discos que son la base del género andino en Colombia.

Recordada es su etapa de colaboración con el compositor Jorge Villamil, quien fue una pieza angular de la música colombiana entre las décadas del sesenta y el setenta. Esta alianza con Villamil condujo a que Silva y Villalba fueran considerados los sucesores de otro dueto histórico del cancionero colombiano, como el de Garzón y Collazos.

Los tiempos cambiaron y el panorama musical del país se movió a otros géneros, cuando Silva y Villalba se retiraron de la escena, con esporádicas apariciones en el festival de la música andina “Mono Núñez” en Ginebra, Valle o en conciertos en Ibagué, la capital musical de Colombia, en el marco del perenne Festival de la Música Colombiana.

Rodrigo Silva falleció en 2018 a causa de complicaciones de un cáncer que combatió por casi 20 años.

El maestro Villalba, como tantos otros músicos colombianos, tuvo que luchar contra el olvido y la pobreza en sus últimos años. De acuerdo con el reporte de sus allegados, su esposa interpuso una tutela ante Coomeva EPS para que le fuera asignado un cuidador a Villalba por sus quebrantos de salud.

El legado de Silva y Villalba, denominados como “Los Príncipes de la Canción”, al repertorio tradicional colombiano alcanza 500 canciones que han sido interpretadas por cientos de músicos en distintas adaptaciones y géneros : Espumas, Los Guaduales, Campesina Santandereana, Si pasas por San Gil, Soy Colombiano e incluso su versión del clásico Pueblito Viejo, son parte del patrimonio cultural del país.

Continue Reading

Agencias

Congreso de EE.UU aprueba nuevo festivo federal.

Published

on

EP New York/washington

WASHINGTON — Estados Unidos pronto tendrá un nuevo feriado federal con el que se conmemorará el fin de la esclavitud en la nación.

La Cámara de Representantes aprobó el miércoles por 415 votos a favor y 14 en contra convertir el 19 de junio en el 12mo feriado federal. La iniciativa será enviada al presidente Joe Biden y se espera que la promulgue.

El Juneteenth, o día de la emancipación, conmemora el día en el que los últimos esclavos afroestadounidenses se enteraron de que eran libres. Los soldados confederados se habían rendido en abril de 1865, pero los últimos esclavos negros se enteraron hasta el 19 de junio, cuando los soldados de la Unión anunciaron la noticia de la libertad en Galveston, Texas. Esto sucedió alrededor de 2 años y medio después de la Proclamación de Emancipación con la que se declaró la libertad de los esclavos en los estados del sur.

Será el primer nuevo feriado federal desde la creación del Día de Martin Luther King Jr. en 1983.

“Nuestros feriados federales son pocos de manera deliberada, y con ellos se reconoce a los hitos más importantes”, dijo la representante demócrata Carolyn Maloney. “No se me ocurre otro hito más importante para conmemorar que el fin de la esclavitud en Estados Unidos”.

El Senado aprobó la medida el martes mediante un acuerdo unánime de consentimiento que acelera el proceso para la consideración de iniciativas. La objeción de un solo senador puede bloquear esos acuerdos.

“Por favor, hagamos lo mismo que el Senado. Votemos unánimemente para la aprobación”, solicitó el representante demócrata David Scott a sus colegas.

Varios miembros del Caucus Negro de la Cámara de Representantes se pronunciaron a favor de la iniciativa desde la tribuna. La representante demócrata Bonnie Watson Coleman dijo que consideraba al Juneteenth más como una conmemoración que una celebración debido a que representa algo que se demoró en ocurrir.

“También me recuerda lo que no tenemos hoy”, afirmó. “Y es el pleno acceso a la justicia, la libertad y la igualdad. Todo esto a menudo escasea en lo que toca a la comunidad negra”.

(Con inf de AP)

 

Continue Reading

Agencias

Sin críticas y acusaciones , Biden y Putin se reúnen en Ginebra

Published

on

EP New York/agencias

Sólo negocios en cumbre Biden-Putin; sin abrazos ni críticas
GINEBRA — El mandatario estadounidense Joe Biden y su homólogo ruso Vladimir Putin intercambiaron palabras cordiales y concertaron modestos avances en el control armamentista y la diplomacia bilateral, pero concluyeron el miércoles su reunión en Suiza en gran medida donde la empezaron: con profundas diferencias sobre derechos humanos, ciberataques, intromisión electoral y otras cuestiones.

Ambos gobernantes alcanzaron un acuerdo importante, pero que difícilmente cambiará su relación, para reinstalar a sus embajadores en Moscú y Washington después de que fueron retirados tras deteriorarse la relación bilateral en los últimos meses. Y acordaron comenzar a trabajar sobre un plan para afianzar el último tratado vigente que limita las armas nucleares de las dos naciones.

Sin embargo, en sus tres horas de conversaciones a orillas del lago Ginebra, los dos se mantuvieron firmes en las mismas posiciones en las que habían comenzado.

“No creo que él modificará su comportamiento”, declaró Biden en una conferencia de prensa posterior a la reunión, cuando le preguntaron qué evidencia vio de que el exagente de la KGB pudiera modificar sus maneras y acciones. “Lo que hará cambiar su comportamiento es que el resto del mundo reaccione ante ellos, y que su posición ante el mundo disminuya. No estoy seguro de nada”.

Tanto la Casa Blanca como el Kremlin habían anticipado pocos resultados antes de la cumbre. Al término de ésta emitieron una declaración conjunta en la que dijeron que su reunión mostró el “trabajo práctico que nuestros dos países pueden hacer para impulsar nuestros intereses mutuos y también beneficiar al mundo”.

Pero una y otra vez, Biden sólo respondió “ya veremos” cuando evaluó si redituarán resultados las discusiones sobre el poderío nuclear, la ciberseguridad y otras cuestiones espinosas.

En sus respectivas conferencias de prensa consecutivas al término de la cumbre, Biden y Putin dejaron ver claramente que llegar a la raíz de las tensiones entre Estados Unidos y Rusia seguirá siendo una tarea enormemente difícil. Un ejemplo fue el momento en que ambas partes, al menos en declaraciones públicas, esbozaron realidades drásticamente distintas sobre asuntos cibernéticos.

Biden llegó a la cumbre exigiendo a Putin poner fin a la ola de ataques de ransomware y a la ciberseguridad originados en Rusia que han estado dirigidos a empresas y agencias gubernamentales en Estados Unidos y el mundo. Pero cuando la reunión llegó a su fin, no hubo evidencias de que se haya logrado algún progreso más allá del nivel superficial.

Biden manifestó que le dejó claro a Putin que si Rusia cruzaba ciertas líneas rojas —incluyendo ir tras infraestructura importante en Estados Unidos—, su gobierno respondería y “las consecuencias de eso serían devastadoras”.

Por su parte, Putin continuó insistiendo en que Rusia no tenía nada que ver con esas intrusiones cibernéticas a pesar de que los servicios de inteligencia estadounidenses indican lo contrario

“La mayoría de los ataques cibernéticos en el mundo se efectúan desde el territorio cibernético de Estados Unidos”, declaró Putin, quien también mencionó en su lista a Canadá, dos países latinoamericanos a los que no identificó y Gran Bretaña.

Si bien Estados Unidos, Canadá y Gran Bretaña efectúan ciberespionaje, los ataques más perjudiciales registrados los han realizado hackers rusos apoyados por el Estado o delincuentes de habla rusa que solicitan rescates y actúan con impunidad en Rusia y naciones aliadas.

De hecho, el peor de los ciberataques fue atribuido por Estados Unidos y la Unión Europea a la agencia militar de inteligencia GRU de Rusia, incluido el virus NotPetya que causó daños económicos por más de 10.000 millones de dólares en 2017, afectando a compañías que incluyen a la gigante naviera Maersk, la farmacéutica Merck y la empresa de alimentos Mondolez.

___

El periodista de The Associated Press Zeke Miller y  Daniel Kozin contribuyeron a este despacho.

Continue Reading
Advertisement

Trending

Copyright © 2020 Enfoque Periodístico. Created by Conectya.

shares