Connect with us

Agencias

Hablar español en EE.UU , un dilema racial y cultural

Published

on

EP New York / opinión/ agencias/ Para nadie es un secreto el crecimiento de la población latina en Estados Unidos y su influencia en el desarrollo sociopolítico. Pero a través de los años, en la medida en que la cultura hispanohablante se ha abierto puertas entre aceptación y rechazo, los obstáculos frente a la discriminación han encontrado toda una serie de cerrojos que van desde lo familiar ; lo histórico y por supuesto lo político.

Dicen las madres y abuelas latinas -las que no desean que sus hijos pierdan el idioma-  que el español se habla en casa y el inglés se aprende en la escuela ,incluso, en el entorno social. Pero hay familias latinas quienes creen y piensan que si el hijo habla sólo el idioma natal  en vez del paternal , su futuro será más promisorio y mejor posicionado ante la sociedad.

Éste dilema ,que por años mantiene a la población dividida, hoy es el centro de una tormenta nacida en las protestas de estudiantes de la Florida sobre el uso indiscriminado de las armas. Russel Contreras , periodista y miembro del equipo de razas y etnias de la agencia Associated Press , dice que los latinos nacidos en Estados Unidos, primordialmente,  han enfrentado todo tipo de presiones por no hablar español.

El caso sufrido recientemente por la activista cubanoestadounidense Emma González, de 18 años de edad y sobreviviente de la masacre de Parkland, quien fue fustigada por el equipo de campaña de un congresista republicano de Iowa , por no hablar el español , abre de nuevo el debate sobre el bilinguismo en instantes donde las políticas antimigratorias contra los hispanos son aún más recalcitrantes.

“Así te ves cuando dices que tienes herencia cubana pero no hablas español e ignoras el hecho de que tus antepasados huyeron de la isla cuando la dictadura convirtió a Cuba en un campo de prisioneros, después de quitarles todas las armas a sus ciudadanos; de ahí su derecho a la autodefensa”, leyó un meme con la foto de González que fue publicada en la página de Facebook del equipo de campaña del representante Steve King.

Por supuesto que después de enfrentar críticas por atacar a la adolescente, el equipo de campaña de King borró el mensaje.

El hecho de que los hispanos en Estados Unidos hablen o no español ha sido un tema político candente , dice contreras, desde hace mucho tiempo, pero rara vez algún republicano _que en su gran mayoría han defendido en endurecimiento de las restricciones migratorias_ ha criticado a un latino por no hablar bien el español.

Por lo general, los políticos se quejan más bien de la proliferación del español en la esfera pública y lo que significa cuando se registran picos en la inmigración de países hispanohablantes.

He aquí un vistazo a la forma en la que el español ha jugado un papel en la definición de los latinos nacidos en Estados Unidos:

EL ENCUENTRO (Marco histórico)

Durante la revolución de Texas, los blancos del sur lucharon junto a algunos texanos bilingües en el Álamo, pero después de que Texas declaró su independencia en 1836, los mexicanoestadounidenses comenzaron a sufrir discriminación en el nuevo estado norteamericano y las autoridades comenzaron a desempeñarse solo en inglés.

A medida que Estados Unidos ganaba territorios en el suroeste que antes pertenecieron a México, los especuladores blancos se apoderaron ilegalmente de tierras propiedad de mexicoestadounidenses, a pesar de las garantías delineadas en el Tratado de Guadalupe Hidalgo que puso fin a la Guerra México-Estados Unidos.

Los procedimientos judiciales se realizaban en inglés, lo que creó más barreras para que los latinos pudieran hacerle frente al acaparamiento de tierras y a la discriminación. Las escuelas pobres y segregadas también impidieron que los niños mexicanoestadounidenses obtuvieran una alfabetización en inglés sólida durante generaciones.

ABUSO FÍSICO CONTRA ESTUDIANTES

Para impedir que los niños latinos hablaran español en la escuela, los maestros y directores de todo el suroeste los castigaron físicamente cuando usaban el idioma de Cervantes.

En Los Ángeles, incluso tan recientemente como 1968, los estudiantes de secundaria fueron castigados físicamente por expresar frases en español. Bobby Lee Verdugo, de 67 años, recuerda haber sido azotado a menudo frente a sus compañeros de clase por hablar español.

“Él trataba de hacerlo parecer una broma cuando ocurría”, recordó Yoli Ríos, de 67 años, una compañera de clase que más tarde se convirtió en su esposa. “Pero yo sé que fue doloroso”.

Ese trato impulsó a Verdugo a unirse a las protestas de 1968 en Los Ángeles, que obligaron a las escuelas a poner fin a esos castigos por hablar español y que más tarde permitieron introducir clases de educación bilingüe. Los estudiantes también organizaron protestas en Houston.

Irene Vásquez, presidenta del Departamento de Estudios de las Chicanas y Chicanos de la Universidad de Nuevo México, dice que el activismo dio origen al movimiento “solo en inglés” en varios estados.

El conflicto por el español se hizo evidente en Marfa, Texas, durante el rodaje de la película “Giant”, de 1956, dirigida por George Stevens y protagonizada por Liz Taylor y James Dean. Aunque la película trataba sobre el racismo que enfrentaban los mexicoestadounidenses, a los niños que fueron elegidos como extras se les impedía hablar español en su escuela de la vida real, donde eran segregados.

Algunos maestros hicieron que sus estudiantes escribieran palabras en español en papeles, antes de colocarlos en una caja para protagonizar un funeral simbólico para enterrar al “Señor Español” frente a la Escuela Blackwell de Marfa, según el documental de 2015 “Children of Giant”, de PBS Voces.

EL IDIOMA ESPAÑOL Y LA POLÍTICA

Durante las elecciones presidenciales de 1960, Jacqueline Kennedy grabó lo que se cree fue el primer anuncio televisivo en español dirigido a los latinos en Estados Unidos. Exhortó a los hispanos a votar por su esposo, el senador John F. Kennedy, para presidente. Surgieron clubes “¡Viva Kennedy!” por todo el suroeste del país, que ayudaron a darle a Kennedy una pequeña ventaja con la que derrotó a Richard Nixon.

Desde entonces, ha habido anuncios prominentes en español dirigidos a los votantes latinos. El senador republicano de Texas John Tower, por ejemplo, usó una balada en español en un anuncio de televisión para ganar una reelección cerrada, en la que captó el 37% del voto hispano.

George H.W. Bush presentó a su nuera hispanohablante en un comercial de televisión durante su exitosa campaña presidencial de 1988. El expresidente George W. Bush utilizó al cantante de música texana Emilio Navaira en su candidatura a la reelección como gobernador de Texas y, más tarde, habló español durante su campaña electoral en el 2000.

TENDENCIAS

Más de 37 millones de latinos en Estados Unidos hablan español en casa, pero estudios recientes muestran que el porcentaje de hispanos que hablan español en el hogar ha disminuido en la última década.

El Centro de Investigación Pew encontró que el porcentaje se redujo de 78 a 73%.

Según Pew, alrededor del 89% de los niños hispanos y el 94% de los “millennials” latinos nacidos en Estados Unidos hablan inglés con fluidez.

Cuando Emma González habló en el mitin “Marcha por nuestras vidas” el sábado, galvanizó a la multitud y al público de la televisión con un discurso sobre el control de armas, todo en inglés. La cadena Univision informó posteriormente que ella no hablaba español.


El periodista de The Associated Press Russell Contreras es miembro del equipo de razas y etnias de The Associated Press.

Contreras está en: http://twitter.com/russcontreras

 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Agencias

9/11 , 20 años después del dolor

Published

on

EP New York/ 9/11

Nueva York, una ciudad herida pero cambiada 20 años después del 11S

Continue Reading

Agencias

23 fallecidos deja hasta el momento la tormenta ‘Ida’ en el área tri-estatal

Published

on

EP New York/Tormenta Ida

Continue Reading

Agencias

Talibanes celebran salida estadounidense de Afganistan y toman control de Kabul

Published

on

EP Newyork/Afganistan

Durante la evacuación, las fuerzas estadounidenses ayudaron a trasladar a unos 120.000 ciudadanos estadounidenses, afganos y de otros países, según la Casa Blanca

El Talibán proclama su victoria en Kabul y promete seguridad
KABUL — El Talibán hizo un recorrido triunfal el martes por el aeropuerto internacional de Kabul, horas después de la retirada de tropas que puso fin a la guerra más larga de Estados Unidos. De pie en la pista, líderes del grupo prometieron asegurar el país, reabrir el aeropuerto y dar una amnistía a sus antiguos rivales.

En una demostración de control, líderes talibanes caminaron por la pista escoltados por miembros de la unidad de élite Badri. Los comandos posaron con orgullo para la prensa vestidos con uniformes de camuflaje.

Poner el aeropuerto de nuevo en funcionamiento es uno de los considerables desafíos que afronta el Talibán para gobernar un país de 38 millones de habitantes que durante dos décadas sobrevivió con miles de millones de dólares en ayuda extranjera.

“Afganistán es libre por fin”, dijo a The Associated Press en la pista del aeropuerto Hekmatula Wasiq, un líder talibán. “El lado militar y el civil (del aeropuerto) están con nosotros y bajo control. Esperamos anunciar nuestro gobierno. Todo es pacífico. Todo es seguro”.

Wasiq instó a la gente a regresar al trabajo y reiteró la promesa talibán de ofrecer una amnistía general. “El pueblo debe ser paciente”, dijo. “Poco a poco devolveremos todo a la normalidad. Llevará tiempo”.

Un miembro destacado de la oficina política del Talibán felicitó a los afganos por su “gran victoria” al lograr la “plena independencia del país” con la salida de las fuerzas estadounidenses.

Shahabuddin Delawar habló ante un centenar de personas, aparentemente todos hombres, en un evento en Kabul transmitido por la televisión estatal. Delawar fustigó al enemigo —las fuerzas de Estados Unidos y la OTAN— y acusó a Occidente de difundir propaganda para socavar al Talibán.

“Pronto se verá el progreso” de la nación. La imagen en la TV estatal aparecía con el subtítulo “Celebración del Día de la Independencia y el fin de la invasión estadounidense de Afganistán”.

Apenas unas horas antes, el Ejército estadounidense completó su mayor evacuación aérea de personas no combatientes en la historia.

El martes por la mañana aún quedaban signos del caos registrado en los últimos días. En la terminal se veían maletas y ropas tiradas entre montones de documentos. Había alambres de cuchillas para separar zonas y autos volcados y vehículos estacionados bloqueaban rutas en torno al aeropuerto civil, un indicio de las medidas tomadas para proteger contra posibles ataques suicidas con vehículos.

Varios vehículos con combatientes talibanes recorrían la única pista del Aeropuerto Internacional Hamid Karzai, en la zona militar al norte del aeropuerto. Antes del amanecer, combatientes fuertemente armados caminaban por los hangares de la zona militar entre algunos de los siete helicópteros CH-46 que utilizó el Departamento de Estado en sus evacuaciones antes de inutilizarlos.

El vocero del grupo, Zabihula Muyahid, se dirigió a los miembros presentes de la unidad Badri. “Confío en que sean muy prudentes al tratar con el país”, dijo. “Nuestro país ha sufrido guerra e invasión y el pueblo no tiene más tolerancia”.

Tras su intervención, los combatientes exclamaron: “¡Dios es el más grande!”.

En otra entrevista con la televisora estatal afgana, Muyahid habló sobre reanudar la actividad en el aeropuerto, que sigue siendo una vía crucial para los que quieren salir del país.

“Nuestro equipo técnico comprobará las necesidades técnicas y logísticas del aeropuerto”, dijo. “Si podemos arreglarlo todo por nuestra cuenta, no necesitaremos ayuda. Si hace falta ayuda técnica o logística para reparar la destrucción, entonces pediremos ayuda a Qatar o Turquía”.

El vocero no entró en detalles sobre qué estaba destruido.

El general de la Infantería de Marina Frank McKenzie, responsable del Comando Central del Ejército de Estados Unidos, había dicho antes que las tropas habían “desmilitarizado” el sistema para que no pudiera volver a utilizarse. Las autoridades dijeron que las tropas no habían volado equipamiento para asegurar que el aeropuerto podía utilizarse para operar vuelos en el futuro. Además, McKenzie señaló que las tropas estadounidenses habían inutilizado 27 camionetas Humvee y 73 aeronaves.

En el aeropuerto se produjeron escenas dramáticas después de que los Talibanes conquistaran Afganistán en una ofensiva relámpago y tomaran Kabul el 15 de agosto. Miles de afganos rodearon el aeropuerto, y algunos murieron tras aferrarse con desesperación al lateral de un avión de transporte C-17 del Ejército estadounidense que despegaba. La semana pasada murieron al menos 169 afganos y 13 militares de Estados Unidos en un ataque suicida del grupo extremista Estado Islámico en una puerta del aeropuerto.

Durante la evacuación, las fuerzas estadounidenses ayudaron a trasladar a unos 120.000 ciudadanos estadounidenses, afganos y de otros países, según la Casa Blanca. Las fuerzas de la coalición también evacuaron a sus ciudadanos y a más afganos. Pero pese a todos los que salieron, Estados Unidos y otros países admitieron que no habían evacuado a todos los que querían marcharse.

Pero el martes, tras una noche en la que combatientes talibanes dispararon al aire en señal de triunfo, nuevos guardias mantenían alejados a los curiosos y a los que de algún modo aún aspiraban a tomar un vuelo para marcharse.

“Después de 20 años hemos derrotado a los estadounidenses”, dijo Mohammad Islam, un guardia talibán en el aeropuerto, procedente de la provincia de Logar y que sostenía un rifle Kalashnikov. “Se han marchado y ahora nuestro país es libre”.

“Está claro lo que queremos”, añadió. “Queremos sharía (ley islámica), paz y estabilidad”.

Zalmay Khalilzad, el representante especial de Estados Unidos en Afganistán que supervisó las conversaciones de Estados Unidos con el Talibán, escribió en Twitter que “los afganos afrontan un momento de decisión y oportunidad” tras la retirada.

“El futuro del país está en sus manos. Elegirán su camino con plena soberanía”, escribió. “Esta es la oportunidad de poner fin a su guerra también”.

Pero el Talibán afronta lo que podría ser una sucesión de grandes crisis mientras toma el control del país. La mayoría de los miles de millones de dólares que tiene Afganistán en divisas extranjeras están ahora congelados en Estados Unidos, lo que presiona a una moneda local en franca caída. Los bancos han impuesto controles a la retirada de dinero por temor a una fuga de depósitos en el clima de incertidumbre. Funcionarios de todo el país dicen que llevan meses sin recibir sus salarios.

El equipo médico sigue escaseando y miles de personas que huyeron del avance talibán viven en condiciones penosas. Además, una fuerte sequía ha reducido la producción de alimentos en el país y hecho aún más importantes las importaciones, al tiempo que aumenta el riesgo de hambruna.

___

Akhgar informó desde Estambul. El periodista de Associated Press Jon Gambrell en Dubái, Emiratos Árabes Unidos, contribuyó a este despacho.

Continue Reading
Advertisement

Trending

Copyright © 2020 Enfoque Periodístico. Created by Conectya.

shares