Connect with us

EE.UU

“Trump” . El huracán más temido de los socialistas

Published

on

A propósito de huracanes……..

Por: Gustavo Lugo/ EP New York

Todos sabemos que con vientos sostenidos de “alta peligrosidad” , la tormenta “Trump” entró a la Casa Blanca , convirtiéndose en huracán categoria 45 (Presidente número 45 de EEUU).

Y desde que inició su periplo desde Washington , ni siquiera el modelo “espagueti” que se usa para marcar el trayecto de los huracanes,  ha podido establecer una ruta exacta, debido a su inestabilidad. (hoy dice una cosa y mañana otra).

El ojo del huracan “Trump”, ha estado centrado en once millones de indocumentados, en el sistema de salud y en los soñadores y , una de sus ráfagas, acabó con el programa DACA.

En respuesta a esos vientos huracanados , con protestas, los activistas y manifestantes se han preparado para recibir los embates de este fenómeno.

Pero en medio de los estragos provocados en casi ocho meses , este martes 19 de septiembre el Huracán “Trump”  ha tocado tierra en la ONU y el ventarrón de inmediato se hizo sentir arremetiendo contra las Naciones Unidas por no haber alcanzado su potencial debido a la mala gestión y burocracia.

Amenza luego con destruir totalmente a Corea del Norte y anunció nuevas acciones en contra del gobierno de Venezuela. Piensa , además,  eliminar el acuerdo nuclear con Iran y , en definitiva,  no levantará las sanciones económicas a Cuba.

Lo cierto es que el huracán “Tump” está pasando por los cincuenta estados de la nación causando temor , miedo , incertidumbre y pérdidas incalculables.

Pero como no hay quien pueda con la naturaleza, al huracan “TRUMP”, le llueve sobre mojado y lo persiguen las tormentas, Irma, Jose , harvey y Maria, con nombres latinos.  Y como si fuera poco ,el presidente de la otra potencia , VLADIMIR PUTIN, le dio la espalda al no asistiir a la Asamblea general de la ONU.

Dicen que las comparaciones son odiosas pero……..

Trump dijo que Kim Jong Un era el hombre COHETE.

Podemos decir que Trump es el hombre MURO.

Ahora bien, diplomáticamente , Cuba le está ganando la Guerra a Estados Unidos sin disparar una bala, volvió sordos a los diplomáticos estadounidences con su arma silenciosa.

Si Trump piensa acabar a Corea del Norte arrojándoles la “mamá de las bombas” , no creo que lo logre puesto que  cuando lanzó esta clase de bomba en Afganistan escasamente aniquiló a 82 islamistas y destruyó solo unos túneles.

En cuanto a Irán, Estados Unidos sigue “sangrando por la herida” que tiene desde el triunfo de la revolución de los Ayatolas en 1979 y como en toda tormenta vientos vienen, vientos van, desde Irán soplaron vientos diciendo que las palabras de Trump en la ONU, eran  vacias, ignorantes, no propias del siglo 21, sino de los tiempos medievales, (¿qué quisieron decir? , ¿que Trump es un vejestorio político?).

En cuanto a Venezuela creo que no tiene problemas, es el pais que posee la mayor reserva de petróleo en el mundo, y si Estados unidos no le acepta mas petróleo, el gobierno de Maduro esta listo para exportarle Conejos.

Business

“Pandora papers” , la jugada maestra de políticos y poderosos para ocultar dinero

Published

on

EP New York/columnistas

Los Papeles de Pandora: ¿cómo esconden su dinero los poderosos del mundo?

Por Rick Gladstone

Casi 12 millones de registros financieros confidenciales que fueron filtrados pintan un panorama detallado sobre los métodos que emplean las figuras públicas para disimular sus fortunas.

Y los titulares rugieron: el rey de Jordania acumuló una fortuna de 100 millones de dólares en propiedades ocultas, incluidas casas en Malibú, California, Londres y Washington. Una presunta amante del mandatario de Rusia pudo comprar una residencia de lujo en Mónaco de manera encubierta. El primer ministro de la República Checa, un supuesto enemigo de la corrupción, adquirió en secreto una propiedad en la Costa Azul.

Las revelaciones de los Papeles de Pandora, una colaboración del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación y de algunos asociados como los diarios The Washington Post y The Guardian, comenzaron a resonar a lo largo y ancho del mundo financiero de los ricos y poderosos casi inmediatamente después de que empezaron a publicarse el domingo.

¿Qué contienen los Papeles de Pandora?

Este informe (el nombre de Pandora proviene del mito griego sobre una caja sellada que contenía todos los males del mundo) se basó en lo que sus autores describieron como 11,9 millones de registros filtrados de 14 despachos de la industria de servicios financieros extraterritoriales que ilustran cómo es que los ricos ocultan sus capitales. En este proyecto trabajaron más de 600 periodistas en 117 países.

¿Qué diferencia tienen con los Papeles de Panamá de 2016?

Los Papeles de Pandora establecen vínculos entre políticos y funcionarios públicos y actividades financieras en paraísos fiscales en una cifra que supera, en más del doble, a las personas señaladas en los Papeles de Panamá, un informe incriminatorio sobre la industria bancaria extraterritorial que hace cinco años fue publicado por este mismo consorcio de periodistas. Los Papeles de Pandora incluyen información sobre más de 330 políticos y funcionarios públicos de más de 90 países y territorios, entre ellos 35 exmandatarios y actuales jefes de Estado.

¿Cómo es que los ricos ocultan su dinero?

Un próspero sector de la industria de servicios financieros se especializa en ayudar a sus clientes acaudalados a ocultar sus activos y reducir al mínimo los impuestos que deben pagar. Estos beneficios se consiguen con algunos métodos ideados en torno a los principios de ocultar a los dueños de las propiedades y la poca reglamentación. Esconder la riqueza es una especialidad que ofrecen los paraísos fiscales como Panamá, Dubái, Mónaco, Suiza y las Islas Caimán, al igual que algunos estados estadounidenses como Dakota del Sur y Delaware.

La posesión de casas y otros bienes puede ser camuflada por empresas anónimas (compañías que no tienen que identificar a sus propietarios). En algunos países, no hay requisitos regulatorios para identificar y registrar a los “beneficiarios efectivos” de la propiedad (quienes se benefician de manera directa de una propiedad aunque esté registrada a nombre de otro). El uso de este vacío legal en la posesión efectiva permite que los verdaderos dueños se oculten detrás de montones de expedientes legales que pueden ser difíciles o imposibles de desenmarañar: el propietario de una empresa A puede ser identificado como empresa B y el dueño de la empresa B puede ser identificado como empresa C, y así sucesivamente.

¿Por qué es legal?

Tal vez muchas personas acaudaladas tengan razones válidas para proteger de manera legal la información sobre su riqueza: por ejemplo, con el fin de salvaguardarlos de socios sin escrúpulos o de intentos de extorsión o, bien, para garantizarles una herencia a sus descendientes. Pero quienes abogan por una mayor transparencia financiera afirman que se abusa de ese sistema, que es vulnerable a la corrupción y está concebido para alimentar la avaricia. Gran parte de la industria de los servicios financieros extraterritoriales no está regulada o se regula a sí misma. Algunos de los banqueros, auditores y contadores que trabajan en esta industria son exfuncionarios que conocen las fallas en el sistema.

“Los Papeles de Pandora revelan el funcionamiento interno de lo que constituye un mundo financiero en las sombras y arrojan luz sobre las operaciones ocultas de una economía extraterritorial global”, señaló la Comisión Independiente para la Reforma de la Fiscalidad Corporativa Internacional, un grupo de defensoría con sede en París que aplaudió el informe. Explicó que el sistema “permite que algunas de las personas y multinacionales más ricas del mundo escondan sus fortunas y, en algunos casos, paguen pocos o nada de impuestos”.

¿Por qué es importante esta investigación?

El informe fue publicado en el contexto de una brecha cada vez más aguda —y empeorada por la pandemia— entre las personas ricas y pobres del mundo, la cual en muchos países ha reforzado los resentimientos hacia el privilegio de los ricos.

Las revelaciones también pueden tener repercusiones políticas, incluso en lugares donde los dirigentes rinden pocas cuentas a la población, como Rusia, un país que tiene un líder autoritario, y Jordania, que es una monarquía. Este tipo de trabajo le brinda a la población la información y el conocimiento sobre sus dirigentes que la estructura política no le otorga, y puede ser perjudicial en términos políticos.

En el informe de los Papeles de Pandora no se menciona de manera directa al presidente de Rusia, Vladimir Putin, pero algunos colaboradores lo vincularon con propiedades en Mónaco que incluyen una casa adquirida por una mujer rusa que, según se informó, tiene un hijo con él. El portavoz de Putin calificó estos hallazgos como infundados.

El rey Abdalá II de Jordania fue acusado de usar empresas fantasma registradas en el Caribe para adquirir quince propiedades en Estados Unidos, el Reino Unido y otros lugares. Su oficina afirmó que el rey las había comprado con su propia fortuna.

“No creo que sea el final de Vladimir Putin, no nos hagamos ilusiones”, comentó Gary Kalman, director de la oficina en Estados Unidos de Transparencia Internacional, una organización que monitorea la corrupción financiera en todo el mundo. “Pero creo que a los líderes de esos países, como el rey Abdalá y otros, sí les preocupa su reputación”, explicó Kalman en una entrevista telefónica.

Sobre todo al rey Abdalá, señaló Kalman, pues ahora los jordanos saben que “ha gastado dinero en propiedades en Malibú y Georgetown, mientras que Jordania no tiene el dinero necesario para brindarle los servicios básicos a la población. Eso se ve muy mal”.

Para los dirigentes que en sus campañas electorales se comprometieron a acabar con la corrupción (como los de Pakistán, la República Checa y Kenia, por ejemplo), estar incluidos en el informe de los Papeles de Pandora es muy vergonzoso.

“En todos los países siempre hay un punto de quiebre en el que el pueblo se enoja y se altera”, comentó Lakshmi Kumar, directora de políticas en Global Financial Integrity, un grupo de investigación en Washington sobre flujos financieros ilícitos y otras actividades de corrupción. “En muchos de esos países, ya se llegó a ese punto”.

¿Cuáles son las posibilidades de acabar con estas prácticas?

Kumar y otras personas manifestaron que esperan que el informe de los Papeles de Pandora acelere las acciones para fortalecer la reglamentación financiera internacional, frenar la evasión de impuestos y restringir los modos en que los ricos pueden ocultar sus fortunas. Señaló que una de las principales aportaciones del informe fue evidenciar la complicidad de los banqueros que ayudan a sus clientes más adinerados.

“Cuando tienes tanto dinero y quieres esconderlo de una manera creativa, no puedes hacerlo solo”, comentó. “Necesitas una red de profesionales que te ayuden. Esas personas casi siempre son las encargadas de salvaguardar el sistema financiero”.

Rick Gladstone es editor y periodista en la sección Internacional y está radicado en Nueva York. Ha trabajado en el Times desde 1997, cuando comenzó como editor en la sección Negocios. @rickgladstone

Rick Gladstone is an editor and writer on the International Desk, based in New York. He has worked at The Times since 1997, starting as an editor in the Business section. @rickgladstone

Continue Reading

Articulos Destacados

Triunfo taliban en Afganistán pone en riesgo liderzgo de occidente

Published

on

EP New York/ opinión

OCCIDENTE, SIN RUMBO NI LIDERAZGO, EN PELIGRO

La derrota de los Estados Unidos en la guerra de Afganistán, dejando en el poder a los talibanes y abandonando a su suerte a la administración instalada por los occidentales en Kabul, significa una dura derrota para Occidente y el avance del totalitarismo frente a la democracia. Las consecuencias de esta debacle pueden ser fatales para el mundo libre.

por Ricardo Angoso

Occidente, liderado por los Estados Unidos, la OTAN y los principales países europeos, ha sido derrotado y humillado en Afganistán. La retirada caótica, vergonzante, desordenada y precipitada de Kabul, abandonando a miles de colaboradores de las tropas occidentales durante estos veinte inútiles años, ha sido la guinda de la tarta de una desabrida guerra con sabor a desastre. Primero fue el  erróneo anuncio de Donald Trump, a bombo y platillo, de que las tropas norteamericanas saldrían del país, lo que alimentó el voraz apetito de los talibanes y precipitó al país al abismo, y después llegaría la retirada total programada (¿?) por el nuevo inquilino de la Casa Blanca, Joe Biden.

El reconocimiento de los talibanes por Trump, que sirvió para torpedear y acabar con las negociaciones de Doha entre las autoridades de Kabul y el Talibán, precipitaron la ofensiva militar de los mismos y su rápida victoria, avanzando en todos los frentes, que les llevó a la capital de Afganistán y a conquistar todo el poder, mientras que el régimen instalado por los occidentales se derribaba como un castillo de naipes.Su presidente,  Ashraf Ghani, huyó cargado de maletas repletas de millones de dólares, abandonando a  su suerte a sus colaboradores y al maltrecho país. 

Entre ambos, Trump y Biden, han tirado a la basura veinte años de trabajo en Afganistán para democratizar y modernizar el país, miles de millones de dólares gastados en una inútil guerra y miles de muertos dejados en el camino. Este esfuerzo casi sobrehumano al final no ha servido para nada de nada, apenas para destruir materialmente y económicamente a Afganistán quizá por décadas. Cuatro presidentes norteamericanos, durante veinte largos años (2001-2021), bastaron para acabar en el mismo contexto político y en el mismo lugar, en un Kabul  nuevamente angustiado y dominado por la pesadilla del Talibán.

Pero aparte de estas consideraciones a la hora de hacer un balance de lo ocurrido, la guerra perdida de Afganistán nos deja muchas más lecciones. Estados Unidos pierde peso, influencia, prestigio y poder en esta zona del mundo, habiendo dejado el testigo a Rusia y China, que ya se aprestan a hacer negocios con los talibanes y a trabajar por la reconstrucción del país.

Pero también Irán sale ganando, contemplando la derrota de su sempiterno enemigo, los Estados Unidos, y consolidando así, al recomponer sus relaciones con los talibanes en los últimos tiempos, un eje de influencia y poder regional que arranca en Kabul y pasa por Irán mismo, Irak, donde los iraníes siguen armando a los grupos chiítas radicales, Siria, Líbano -país controlado por la guerrilla proiraní de Hezbolá- y concluye en Gaza, controlada por sus acólitos de Hamas. Nunca Teherán había tenido tanta fuerza y poder de desestabilizar a casi todos sus vecinos; Israel debe estar alerta.

RECOMPOSICIÓN DE LA OTAN Y UN NECESARIO EJÉRCITO EUROPEO

La OTAN, además, debe iniciar una revisión estratégica tras esta derrota rotunda y contundente, en la que varios de sus principales socios, entre los que destacan Estados Unidos, el Reino Unido, Francia, Alemania, Polonia, España e Italia, tuvieron centenares de bajas y derrocharon ingentes recursos  en la reconstrucción del país. Desde el final de la Guerra Fría y la implosión de la Unión Soviética (1991), la OTAN quedó con un papel muy desdibujado y sin enemigos claros con los que batirse; extendió sus fronteras hasta Rusia, integrando al mundo poscomunista que había salido de la tutela soviética, y no supo definir sus nuevos intereses geoestratégicos ni sus enemigos.

En lo que respecta a la Unión Europea (UE), una vez definidas sus verdaderas fronteras tras la salida del Reino Unido, va quedando meridianamente claro que para su verdadera puesta en escena en el mundo necesita una verdadera diplomacia europea y un ejército con capacidad para operar en el exterior, liderar misiones internacionales y garantizar la defensa de las fronteras de Europa ante las nuevas amenazas y desafíos. No queda tan claro si realmente nuestros líderes políticos tienen voluntad de seguir adelante con el proyecto porque eso implicaría riesgos para las dos potencias que ahora lideran la UE, es decir, Francia y Alemania, que quizá prefieran seguir con esta diplomacia tutelada que inspiran desde hace años y en la que modelan a su antojo el proyecto, condicionado al resto de socios o imponiendo sus decisiones en materia de inmigración, seguridad fronteriza y otras materias, tal como han hecho en numerosas ocasiones.

Pese a todo, los desafíos para Occidente son ingentes y requerirán un trabajo de ingeniería política y un nuevo liderazgo, del que carecemos en estos momentos debido a la decadencia de los Estados Unidos, presente y permanente durante el mandato de Trump y agudizada ahora con Biden, y a la falta de nervio político en el interior de la UE. Se echa en falta la década de los ochenta, caracterizada por el hiperliderazgo de dirigentes como Ronald Reagan, el primer Bush, Margaret Thatcher, Helmut Kohl y Francois Mitterrand, y por haber sentado los rieles para la derrota del bloque comunista, la democratización de Europa Central y del Este, la reunificación alemana y la desintegración de la Unión Soviética. Europa era una fiesta compartida por unos Estados Unidos victoriosos, mientras que el mundo contemplaba atónito la sucesión vertiginosa de cambios y reformas.

Ahora todo es bien distinto y las cosas han tomado derroteros inesperados. Rusia está más fuerte que nunca en la escena internacional e impone su orden neoimperial en toda su periferia, habiendo ocupados territorios de Georgia, Moldavia, Ucrania e incluso Azerbaiyán, donde instaló recientemente una base militar para “observar” el proceso de paz de ese país con Armenia. La tiranía como forma de gobierno se ha impuesto en numerosos países del mundo, tales como Siria, Bielorrusia, Cuba, Nicaragua y Venezuela, por citar solamente algunos, y la democracia está seriamente cuestionada hasta en países miembros de la OTAN, como la Turquía del sátrapa Erdogan, que ha establecido una suerte de triple alianza con Rusia e Irán. Occidente, compuesto por la alianza fundamental a través del vínculo transatlántico entre los Estados Unidos y Canadá con Europa, observa impávido que se ha convertido en una suerte de fortín democrático acosado por el populismo creciente, la amenaza integrista, el auge del autoritarismo en el mundo, la inmigración creciente y desbordada y nuevas provocaciones, como los programas nucleares puestos en marcha por Irán y Corea del Norte.

La gran cuestión que planea sobre todos estos asuntos y  retos sobre la mesa, es ¿si los líderes occidentales, sin un verdadero liderazgo de los Estados Unidos en estos momentos, serán capaces nuevamente de vertebrar y articular respuestas desde la política y la diplomacia a todos estos asuntos, tal como lo hicieron tantas veces desde el final de la Segunda Guerra Mundial? O, por el contrario, si, perdidos en estereotiopadas visiones provincianas, acabarán dejando que la actual realidad multipolar acabe siendo liderada por países como China y Rusia, potencias ambas sin principios democráticos ni respetuosas con los derechos humanos, sino más bien lo contrario, como han demostrado tantas veces a lo largo de su historia. De ser así, la más negra de las noches puede estar por llegar a todo el planeta y la sombra del totalitarismo se asomará por todo el mundo libre. ¡Atentos!

Ricardo Angoso García , analista y columnista internacional. 
 

Continue Reading

Agencias

9/11 , 20 años después del dolor

Published

on

EP New York/ 9/11

Nueva York, una ciudad herida pero cambiada 20 años después del 11S

Continue Reading
Advertisement

Trending

Copyright © 2020 Enfoque Periodístico. Created by Conectya.

shares