Connect with us

Articulos Destacados

Venezuela , el mayor éxodo de la historia de las Américas

Published

on

El Gobierno colombiano, si es que merece tal nombre después de examinar el descontrol que reina en sus fronteras, debería enviar personal especializado y preparado y ayuda humanitaria para atender esta catástrofe que ocurre en las puertas de su territorio. 


por Ricardo Angoso

@ricardoangoso

Acabo de llegar de Rumichaca, el puente que une a Ecuador y Colombia y el lugar donde se encuentran los puestos fronterizos entre ambos países. La situación es indescriptible, muy parecida a las imágenes que nos transmiten los medios cuando ocurre una gran tragedia o una guerra se abate sobre un país. Miles de venezolanos se agolpan a ambos lados de la frontera para intentar pasar al otro lado. Huyen despavoridos hacia donde sea, el destino no importa, se trata de dejar atrás el hambre, la miseria, la falta de expectativas, la segura muerte en hospitales donde no hay cura posible, la inseguridad y, en fin, todo aquello que ha generado la peor satrapía del continente en decenas de años.

“La economía de guerra que sufre Venezuela y la próxima farsa electoral que intentará cimentar la dictadura, acentuará el desplazamiento masivo de venezolanos. El 10%, de una población de 31 millones, ya ha emigrado y el 60% de los hogares tienen un familiar en el exterior”, aseguraba el periodista Roberto García en las páginas del diario Clarín. Sin embargo, esta cifra no tiene en cuenta a los miles de ilegales que ya pueblan la geografía del continente y que hoy deambulan, muchos de ellos perdidos y sin nada entre sus manos, en las calles de las principales ciudades del continente. El diario El Tiempo de Colombia aseguraba recientemente en un informe que solamente en Colombia podría haber más de un millón de venezolanos viviendo dentro de sus fronteras, entre legales e ilegales.

TRATO INACEPTABLE A LOS VENEZOLANOS

Rumichaca, una de las fronteras por donde llegan por miles los venezolanos a Colombia, es un caos total, un espectáculo que debería avergonzar a ambos países -Ecuador y Colombia- por el trato que dispensan a esos miles de desgraciados que huyen de la miseria.

Se siente la inhumanidad, el trato deplorable y frío que brindan a estos seres humanos -no lo olvidemos- los agentes y funcionarios de los dos países. Los lavabos están en un estado lamentable. La gente, incluso con menores de edad, espera colas interminables, algunos incluso duermen con casi nada en el suelo. Falta de todo. Los restaurantes y puestos de comida son absolutamente insalubres. No hay personal sanitario para atender emergencias. El funcionariado de las aduanas, claramente insuficiente para atender el mayor éxodo de la historia de las Américas, es antipático, poco eficiente y escasamente profesional, en eso se dan la mano las autoridades de las dos partes. 

Hoy los venezolanos son visibles en casi todas las capitales de América Latina. Se les puede ver vendiendo arepas y empanadas en Bogotá, Lima, Santiago de Chile o Buenos Aires. Venezuela se está descapitalizando, pues los que huyen son los más jóvenes y con mayor preparación, tal como señalaba el periodista de Clarín: “Por el momento el éxodo ha sido en general de venezolanos con nivel educativo y algún tipo de recursos económicos. La crisis humanitaria pronostica un 2018 más complejo y delicado como lo demuestra el caso trágico de los balseros venezolanos. La próxima ola podría incluir a sectores más vulnerables”.

En Rumichaca, por ejemplo, pude hablar con una docente venezolana. Me explicaba que huía por sus dos pequeños hijos, “que no tendrán futuro ni expectativas en la Venezuela de Maduro”, pero también porque se presiente que la crisis irá a más y acabará desembocando en una tragedia de proporciones mayores. No hay salida en Venezuela, ni futuro, por eso la gente huye. Pero tampoco esta situación dice nada de sus vecinos, especialmente los colombianos. No se puede aceptar de ningún modo  que hoy los venezolanos sean tratados así, como animales, esperando largas horas bajo el sol, sin alimentos, sin bebidas, sin medicinas, sin nada de nada.

El Gobierno colombiano, si es que merece tal nombre después de examinar el descontrol que reina en sus fronteras, debería enviar personal especializado, preparado y ayuda humanitaria para atender esta catástrofe que ocurre en las puertas de su territorio. Las fronteras son parte fundamental de un Estado y si nos la controla, no merece tal nombre: es un Estado fallido. Menos sonrisas, señora Canciller de Colombia, más hechos. Son los seres humanos, estúpida.

La insolidaridad de los agentes que atienden las fronteras de ambos países duele doblemente porque en el pasado eran los colombianos y los ecuatorianos quienes, huyendo de la pobreza y la miseria, buscaron refugiaron y una mejora en sus condiciones de vida en Venezuela. Cifras extraoficiales evalúan que hasta entre tres y cuatro millones de colombianos habrían residido hasta ahora en el país vecino, aunque la cifra se está reduciendo considerablemente a merced del paulatino deterioro en todos los estándares de calidad de vida en Venezuela. 

“La vida en Venezuela se ha vuelto difícilmente soportable porque el 87% es pobre, el 71% no tiene suficiente para comer, la inflación supera el 6.000% y el crimen está desbocado con 89 asesinatos por 100.000 habitantes”, señalaba el diario El País de Madrid en un informe sobre la situación por la que atraviesa este país. La gran diferencia ahora con respecto al pasado es que ahora la huida del país es masiva y ya no se circunscribe a las capas más favorecidas y ricas, sino que el fenómeno se ha extendido y es ya universal, tal como explicaba la escritora y editora Claudia Larraguibel en la nota ya citada del diario español: “A principios de los 2000 eran las clases medias-altas, que llegaban a Miami, a Madrid, a Panamá… Ahora llegan por tierra (a Chile) en un viaje de ocho días”. Hasta ya hay un blog que explica a los venezolanos cómo emigrar hasta Chile por vías legales e ilegales: https://venezolanoenchile.com

En Rumichaca la situación es mala, pero también lo es Cucutá, donde han llegado por miles los emigrantes venezolanos. Recientemente, un periódico colombiano informaba que la prostitución ya estaba en manos venezolanas y que debido a la llegada masiva de prostitutas de esta nacionalidad se había detectado un incremento masivo en los casos de VIH. Lógico: en Venezuela no hay ni preservativos. ¡Ni papel higiénico La situación en las fronteras colombianas, se mire por donde se mire, es trágica. Las escenas que se ven en Rumichaca o en Cucutá recuerdan a las de los miles de refugiados que huían de los bombardeos durante la Segunda Guerra Mundial en Europa.

Resulta lacerante la frialdad, la indiferencia e incluso la frivolidad con que los medios de comunicación, tanto colombianos como latinoamericanos, examinan la tragedia venezolana, bien con abierta ignorancia o tratándola de soslayo. Quizá en Bogotá no se enteran o no quieren enterarse de lo que está ocurriendo en Rumichaca, pero no por ello el éxodo va a ir menos. Luego está la indiferencia moral en general de una sociedad ensimismada en sus propios problemas y que no mira más allá de sus narices, mientras la gente se muere de hambre…y de inhumanidad. Qué tristeza.


Otros temas de Ricardo Angoso en la sección de columnistas

Agencias

Tensa relación entre China y EE.UU. tras visita de Pelosi a Taiwán

Published

on

EP New York/ política internacional

Pelosi: China no impedirá visitas de cargos de EEUU a Taiwán

TOKIO — China no aislará a Taiwán impidiendo que los funcionarios estadounidenses viajen a la isla, dijo la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, el viernes en Tokio, la última parada de una gira asiática marcada por una visita a la isla que enfureció a China.

Beijing ha tratado de aislar a Taiwán, indicó Pelosi, incluso recientemente, al impedir que la isla autónoma entre en la Organización Mundial de la Salud.

“Pueden tratar de impedir que Taiwán visite o participe en otros lugares, pero no aislarán a Taiwán impidiendo que viajemos allí”, manifestó defendiendo una visita que, según algunos, ha elevado la tensión en la región.

Pelosi calificó esa afirmación de “ridícula” y apuntó que su viaje a la isla no pretendía alterar el statu quo, sino mantener la paz en el estrecho de Taiwán. Además, elogió la peleada democracia taiwanesa, así como sus avances en diversidad y su éxito tecnológico y empresarial, y criticó las violaciones chinas de los acuerdos comerciales, de proliferación de armas y los problemas de derechos humanos.

“Si no hablamos de los derechos humanos en China por intereses comerciales, perdemos toda la autoridad moral para hablar sobre derechos humanos en cualquier otro lugar en el mundo”, afirmó. “China tienen algunas contradicciones: algunos avances en cuanto a la mejora de su población y algunas cosas horribles en cuanto a los uigures. De hecho, se ha calificado de genocidio”.

Pelosi apuntó que “los dos grandes países” — Estados Unidos y China – deben comunicarse en áreas como el clima y otras cuestiones globales. “No se trata de que nuestra visita determine cuál es la relación entre Estados Unidos y China. Es un desafío mucho más grande y a largo plazo y, una vez más, tenemos que reconocer que tenemos que trabajar juntos en ciertas áreas”.

“Nuestra amistad con Taiwán es sólida. Es bipartidista en la Cámara y en el Senado, con un apoyo abrumador a la paz y al statu quo en Taiwán”, añadió.

Pelosi, que es la primera presidenta de la Cámara que visita Taiwán en 25 años, afirmó el miércoles en Taipéi que el compromiso de Washington con la democracia en la isla y en otras partes del mundo “sigue siendo férreo”.

La alta funcionaria y otros cinco miembros del Congreso llegaron a Tokio el jueves en la noche tras visitar Singapur, Malasia, Taiwán y Corea del Sur.

China, que sostiene que Taiwán forma parte de su territorio y amenaza con anexionarlo por la fuerza si fuese necesario, calificó su viaje de provocación y el jueves inició unas maniobras militares, que incluyeron prácticas con misiles, en seis zonas en torno a la isla, que podrían ser las mayores desde mediados de la década de 1990.

Pelosi señaló que China había lanzado los “ataques utilizando probablemente nuestra visita como excusa”.

Antes el viernes, el primer ministro de Japón, Fumio Kishida, dijo que los ejercicios militares chinos en las inmediaciones de Taiwán representan un “grave problema” que amenaza la paz y la seguridad de la región, luego del lanzamiento de cinco misiles balísticos durante el operativo que cayeron en la zona económica exclusiva japonesa.

Kishida, que habló tras su desayuno con Pelosi y la delegación estadounidense, dijo que hay que “frenar de inmediato” el lanzamiento de misiles.

Por su parte, el ministro japonés de Defensa, Nobuo Kishi, dijo que cinco proyectiles cayeron el jueves en la zona económica exclusiva cerca de Hateruma, una isla en el extremo sur del país. Además, indicó que Tokio protestó ante Beijing alegando que los misiles son “amenazas graves a la seguridad nacional de Japón y a la seguridad del pueblo japonés, y los condenamos enérgicamente”.

El Ministerio de Defensa nipón apuntó más tarde que cree que otros cuatro miles, disparados desde la costa de Fujian, en el sureste de China, sobrevolaron Taiwán.

En los últimos años, Japón ha reforzado su capacidad de defensa y la presencia de soldados en el suroeste del país y en islas remotas como Okinawa, que está a unos 700 kilómetros (420 millas) al noreste de Taiwán. Muchos residentes han expresado su preocupación porque la isla se vea involucrada rápidamente en cualquier asunto relacionado con Taiwán. Okinawa alberga a la mayoría de los cerca de 50.000 soldados estadounidenses apostados en Japón dentro de un pacto bilateral de seguridad.

Durante el desayuno, Pelosi y la delegación legislativa abordaron también su preocupación compartida de seguridad sobre China, Corea del Norte y Rusia, y se comprometieron a trabajar por la paz y al estabilidad en Taiwán, dijo Kishida. La mandataria estadounidense se reunió también con su homólogo nipón, Hiroyuki Hosoda.

Está previsto que los ejercicios chinas, en las que participan la Armada y la Fuerza Aérea, entre otros departamentos, terminen el domingo. Incluyen ataques con misiles a objetivos en las aguas al norte y al sur de la isla, lo que recuerda a las últimas grandes maniobras con las que Beijing buscó intimidar a los líderes y votantes en Taiwán en 1995 y 1996.

Taiwán ha puesto a su ejército en alerta y realizó simulacros de defensa civil, mientras que Estados Unidos tiene numerosos activos navales en la zona.

Beijing también voló aviones de guerra hacia Taiwán y bloqueó las importaciones de cítricos y pescado.

China y Taiwán, que se dividieron en 1949 tras una guerra civil, no mantienen oficialmente una relación diplomática, pero les unen vínculos comerciales por miles de millones de dólares.

Con inf. de AP

 

Continue Reading

Agencias

EE.UU declara Viruela del mono como emergencia de salud pública nacional

Published

on

EP New York/Salud Pública Mundial

La administración Biden declaró el jueves el brote de viruela del simio como una emergencia de salud pública nacional en un esfuerzo por crear conciencia y acelerar los esfuerzos para combatirlo.

“Estamos preparados para llevar nuestra respuesta al siguiente nivel para abordar este virus, e instamos a todos los estadounidenses a que se tomen en serio la viruela del simio y asuman la responsabilidad de ayudarnos a enfrentar este virus”, dijo Xavier Becerra, secretario del Departamento de Salud y Servicios Humanos, durante una sesión informativa con funcionarios y medios de comunicación.

La medida, que se ha estado considerando durante varias semanas, tiene como objetivo acelerar los posibles tratamientos y vacunas, que según la declaración ya no tendrían que pasar por las revisiones federales habituales.

La orden también permitirá al gobierno más flexibilidad para administrar el suministro actual de vacunas.

Actualmente, se informa que el gobierno tiene un suministro insuficiente en su reserva de Jyennos, la única vacuna contra la viruela del simio actualmente aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos. Aunque las autoridades han dicho que alrededor de 1,6 millones de estadounidenses corren un alto riesgo de contraer la viruela del mono, EE. UU. solo tiene suficientes dosis de Jyennos para inocular por completo a 550.000 personas.

La Organización Mundial de la Salud declaró la viruela del simio una emergencia mundial de salud pública el 23 de julio, y algunos funcionarios estatales han hecho lo mismo, incluido el gobernador de California, Gavin Newsom, quien emitió una declaración de emergencia estatal el lunes.

La viruela del mono es una enfermedad rara similar a la viruela, aunque los síntomas a veces son más leves. Se está propagando en gran medida entre hombres que tienen sexo con hombres, así como entre personas transgénero y no binarias, aunque los funcionarios de salud advierten que cualquiera puede contraer el virus a través del contacto directo con llagas infecciosas, costras o fluidos corporales, o al tocar ropa y ropa de cama usada por una persona con el virus.

Se han confirmado casi 800 casos en California, según los datos más recientes del Departamento de Salud Pública de California.

El estado informó que el 98,3% de esos casos se confirmaron en hombres, la mayoría de los cuales se identifican como LGBTQ.

A nivel nacional, se han confirmado más de 6600 casos desde el 18 de mayo, también predominantemente entre hombres homosexuales. La mayoría de los expertos creen que esas cifras subestiman en gran medida la propagación real del virus.

La capacidad de prueba, dijo Becerra, ha aumentado a 80,000 pruebas por semana, una cifra que debería seguir creciendo.

Créditos: Los Ángeles Times

 

Continue Reading

Agencias

Rodolfo Hernández , “el Trump colombiano” , muy cerca de ganar elecciones

Published

on

EP New York/ elecciones Colombia 2022

El ‘Trump’ colombiano podría ganar las elecciones presidenciales

BOGOTÁ, Colombia — El panorama político de Colombia ha cambiado notablemente en solo 24 horas.

Durante meses, los encuestadores predijeron que Gustavo Petro, un exguerrillero convertido en senador que aspira a ser el primer presidente de izquierda del país, iría a una segunda vuelta presidencial en junio contra Federico Gutiérrez, el candidato conservador que había argumentado que votar por Petro equivalía a “un salto al vacío”.

En cambio, el domingo, los votantes respaldaron a Petro y a Rodolfo Hernández, un exalcalde y un próspero hombre de negocios con una plataforma populista anticorrupción cuyo estatus antisistema, sus declaraciones incendiarias y su enfoque político limitado a un solo tema han hecho que lo comparen con Donald Trump.

La votación, por un izquierdista que ha hecho su carrera atacando a la clase política conservadora y por un candidato relativamente desconocido sin respaldo formal de un partido, representó un repudio al establecimiento conservador que ha gobernado Colombia durante generaciones.

Pero también cambió la situación política para Petro. Ahora es Petro quien se presenta como el cambio seguro, y Hernández es el peligroso salto al vacío.

“Hay cambios que no son cambios”, dijo Petro en un evento de campaña el domingo por la noche, “son suicidios”.

Hernández alguna vez se definió como un seguidor de Adolf Hitler, sugirió combinar los principales ministerios para ahorrar dinero y dice que como presidente planea declarar un estado de emergencia para enfrentar la corrupción, lo que genera temores de que podría cerrar el Congreso o suspender a los alcaldes.

Sin embargo, la derecha tradicional de Colombia ha comenzado a respaldarlo, trayendo consigo muchos de sus votos y haciendo que la victoria de Petro se vea cuesta arriba.

El domingo, Gutiérrez, exalcalde de Medellín, la segunda ciudad más grande del país, apoyó a Hernández y dijo que el propósito era “cuidar la democracia”.

Pero Fernando Posada, un politólogo, dijo que la medida también era el último esfuerzo de la derecha para bloquear a Petro, cuyo plan para rehacer la economía colombiana “pone en riesgo muchos de los intereses de la clase política tradicional”.

“La derecha colombiana llegó a un escenario tan extremadamente desastroso que incluso prefieren un gobierno que no les ofrece nada con tal de que no sea Petro”, dijo Posada.

Hernández, quien hasta hace unas pocas semanas no era muy conocido en la mayor parte del país, fue alcalde de la ciudad de Bucaramanga, ubicada en la parte norte del país. Hizo su fortuna en la construcción, edificando viviendas para personas de bajos ingresos en la década de 1990.

A los 77 años, Hernández consolidó gran parte de su apoyo en TikTok, una vez abofeteó a un concejal de la ciudad frente a las cámaras y recientemente le dijo a The Washington Post que tenía un efecto “mesiánico” en sus seguidores, a quienes comparó con los secuestradores “con lavado de cerebro” que destruyeron las torres gemelas el 11 de septiembre.

Cuando lo presionaron diciéndole que esa comparación era problemática, rechazó la idea. “Lo que estoy comparando es que después de entrar en ese estado, no cambias de posición. No la cambias”.

Hasta hace apenas unos días, la narrativa política de Colombia parecía simple: durante generaciones, la política había estado dominada por unas pocas familias adineradas y, más recientemente, por un conservadurismo de línea dura conocido como uribismo, fundado por el poderoso líder político del país, el expresidente Álvaro Uribe.

Pero la frustración de los votantes con la pobreza, la desigualdad y la inseguridad, que se vio exacerbada por la pandemia, junto con una creciente aceptación de la izquierda luego del proceso de paz firmado en 2016 con la guerrilla colombiana más grande, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), pareció cambiar la dinámica.

Para 2022, Petro, quien durante mucho tiempo ha sido el rostro combativo de la izquierda colombiana, pensó que era su momento. Y en los meses previos a las elecciones del 29 de mayo, los votantes acudieron en masa a sus propuestas: una amplia expansión de los programas sociales, detener todas las nuevas perforaciones petroleras en un país que depende de las exportaciones de petróleo y un enfoque en la justicia social.

El argumento era: izquierda contra derecha, cambio contra continuidad, la élite contra el resto del país.

Pero el improbable ascenso de Hernández refleja tanto un rechazo a la élite conservadora como a Petro.

También revela que la narrativa nunca fue tan simple.

Hernández, quien obtuvo el 28 por ciento de los votos, ha atraído a una amplia franja de votantes ansiosos por un cambio pero que nunca podría estar de acuerdo con Petro.

Petro es un exguerrillero que fue miembro de un grupo rebelde llamado el Movimiento 19 de abril (M-19) en un país donde los rebeldes aterrorizaron a la población durante décadas. Y es de izquierda en una nación que comparte frontera con Venezuela, un país sumido en una crisis humanitaria por un gobierno autoritario que reivindica a la izquierda.

Hernández, con su cabello anaranjado y desprolijo y su enfoque político de hombre de negocios, también ha atraído a votantes que dicen que quieren a alguien con la ambición de Trump y que no les preocupa si es propenso a la falta de tacto. (Años después de decir que era seguidor de Adolf Hitler, Hernández aclaró que quería decir que era seguidor de Albert Einstein).

Dos de los mayores problemas del país son la pobreza y la falta de oportunidades, y Hernández apela a las personas diciéndoles que puede ayudarlos a escapar de ambos.

“Creo que él mira a Colombia como una posibilidad de crecimiento. Y en eso creo que se diferencia de los demás candidatos”, dijo Salvador Rizo, de 26 años, consultor tecnológico en Medellín. “Creo que los otros candidatos están viendo una casa que está en llamas y quieren apagar el fuego y preservar la casa. Creo que la opinión de Rodolfo es que hay una casa que puede ser un hotel enorme en el futuro”.

También ha sido un crítico implacable de la corrupción, un problema crónico que algunos colombianos califican como un cáncer.

Al principio, se comprometió a no aceptar dinero de campaña de entidades privadas y dice que él mismo está financiando su candidatura presidencial.

“La gente política roba descaradamente”, dijo Álvaro Mejía, de 29 años, quien dirige una empresa de energía solar en Cali.

Dice que prefiere a Hernández en vez de Petro, un senador desde hace muchos años, precisamente por su falta de experiencia política.

La pregunta es si Hernández podrá mantener este impulso en las semanas previas a la segunda vuelta, mientras figuras políticas clave se alinean con su campaña.

Minutos después de que obtuviera el segundo lugar el domingo, dos poderosas senadoras de la derecha, María Fernanda Cabal y Paloma Valencia, le prometieron su apoyo, y Posada predijo que era probable que otras lo respaldaran.

Uribe, quien apoyó la candidatura de Hernández a la alcaldía en 2015, es una figura cada vez más polémica que aleja a muchos colombianos. Posada pronosticó que no apoyará a Hernández para no restarle votantes.

Si Hernández logra mantener el delicado equilibrio de conseguir los votos de la derecha, sin afectar su imagen, podría ser difícil que Petro logre vencerlo.

Muchos analistas políticos creen que los aproximadamente 8,5 millones de votos que obtuvo Petro el domingo son su techo, y que muchos de los cinco millones de votos de Gutiérrez se sumarán a los seis millones que logró Hernández.

Cuando los resultados quedaron claros, los partidarios de Hernández corrieron a la sede de su campaña en una de las principales avenidas de Bogotá, la capital.

Muchos vestían camisetas, sombreros y ponchos de campaña de color amarillo brillante, que dijeron que habían comprado ellos mismos en vez de que la campaña los repartiera gratis, de acuerdo con los principios de reducción de costos de Hernández.

“Nunca había visto a una persona con las características como las del ingeniero Rodolfo”, dijo Liliana Vargas, una abogada de 39 años, usando un apodo común para Hernández, quien es ingeniero civil. “Es un ser político que no es político”, dijo. “Es la primera vez que estoy totalmente emocionada de participar en unas elecciones democráticas en mi país”.

Cerca de allí, Juan Sebastián Rodríguez, de 39 años, líder de la campaña de Hernández en Bogotá, dijo que el candidato era “un rockstar”.

Es un fenómeno”, dijo. “Estamos seguros de que vamos a ganar”.

Publicado en NYT / Julie Turkewitz is the Andes bureau chief, covering Colombia, Venezuela, Bolivia, Ecuador, Peru, Suriname and Guyana

 

Continue Reading
Advertisement

Trending

Copyright © 2020 Enfoque Periodístico. Created by Conectya.

shares