Connect with us

Latinoamérica

Cuatro interrogantes sobre los ataques en Venezuela

Published

on

“Tengan la seguridad de que más temprano que tarde vamos a capturar el helicóptero y a los que han hecho este ataque terrorista armado contra las instituciones del país”, prometió el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Y horas después, el vicepresidente del país, Tareck El Aissami, informó en Twitter que la aeronave fue localizada por el ejército en la localidad montañosa de Osma, en el estado costero de Vargas, a unos 50 kilómetros de Caracas.

Sin embargo, aún se desconoce el paradero de los hombres que, a bordo del helicóptero, dispararon y lanzaron granadas contra las sedes del ministerio del Interior y el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela.

Algunos videos difundidos previamente en Twitter parecían mostrar al helicóptero aterrizando, después del ataque, sobre unos edificios en La Trinidad, una zona del suroeste de Caracas.

La aeronave es un Airbus Bolkow Bo-105 perteneciente al CICPC, el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas de la policía venezolana.

La ubicación de sus tripulantes no es ni mucho menos la única incógnita sin resolver vinculada al inesperado ataque.

BBC Mundo resuelve  algunas de las otras dudas que rodean el último -y hasta la fecha más surreal- episodio de la crisis política venezolana.

Los implicados

Según el gobierno venezolano, el helicóptero fue hurtado de la base aérea Generalísimo Francisco de Miranda “por un sujeto de nombre Óscar Alberto Pérez, quien para cometer los atentados se valió de su condición de inspector adscrito a la división de transporte aéreo del CICPC”. Y el ministro de Comunicación, Ernesto Villegas, también dijo que el inspector Pérez estaba siendo investigado “por sus vínculos” con la CIA y la embajada de EE.UU. en Caracas.

En un video publicado en su cuenta de Instagram, sin embargo, Pérez afirma que él y sus compañeros son “una coalición entre funcionarios militares, policiales y civiles en la búsqueda del equilibrio y en contra de este Gobierno transitorio criminal”.

“Somos guerreros de Dios”, el manifiesto que Óscar Pérez difundió antes del ataque del helicóptero del CICPC en Venezuela

“No pertenecemos ni tenemos tendencia político partidista, somos nacionalistas, patriotas e institucionalistas”, afirma también el inspector del CICPC, quien en el video aparece flanqueado por dos hombres armados con el rostro cubierto.

Pero la identidad, y número total de los implicados en el complot, es una de las primeras cosas que tendrían que tratar de determinar las autoridades.

Quienes apoyaron al inspector Pérez

Por el momento no hay nada que sugiera que los implicados en lo que Pérez describió como “un despliegue aéreo y terrestre” para “devolver el poder al pueblo democrático” sean más de un puñado.

Y en las redes sociales muchos venezolanos incluso barajan la posibilidad de que el ataque fuera organizado por el propio gobierno para justificar una mayor represión y distraer a la opinión pública.

Julio Borges
Julio Borges no descartó la posibilidad de que el ataque fuera un montaje.

“No tenemos conocimiento del caso. Hay gente que dice que es un peine (un montaje), gente que dice que es una situación real“, dijo este miércoles el presidente de la Asamblea Nacional, el opositor Julio Borges.

“Así, de repente, llegó la justificación a la militarización de Caracas e inclusive a mayor represión, como si la ejercida hasta ahora no hubiese sido suficiente”, escribió por su parte la columnista de Tal Cual Naky Soto Parra.

El hecho de que un helicóptero pudiera atacar impunemente la sede de dos instituciones del Estado en plena capital y luego desvanecerse sin dejar rastro, en lugar de ser derribado, es uno de los elementos que hace sospechar a muchos.

Aunque, para otros, esto también podría sugerir un apoyo mayor de lo que sugiere la naturaleza aparentemente improvisada del ataque.

Mapa de Caracas

En cualquier caso, si se asume que la declaración de Pérez es legítima, una de las grandes preguntas que plantea es qué tan extendido está entre las fuerzas de seguridad el descontento con el gobierno de Maduro expresado en su proclama

Y también resulta inevitable preguntarse por la posibilidad de que otros efectivos del ejército o la policía sigan el ejemplo del inspector, piloto, paracaidista, buzo y actor venezolano.

La oposición, crítica con las fuerzas armadas por lo que consideran como “brutal represión” de las manifestaciones, afirma que hay fracturas en los cuerpos de seguridad y que lo que no se ve es mayor que lo que sale a la luz.

“Reencontremos como hermanos con nuestras fuerzas armadas nacionales y juntos recuperemos nuestra hermosa Venezuela”, fue, por su parte, el llamado que Pérez hizo en su proclama.

¿Quién gana con éste enredado episodio?

El silencio con el que la oposición venezolana reaccionó a las noticias del ataque se puede explicar de muchas maneras.

Pero la poca utilidad del mismo para sus estrategias y objetivos seguramente es un factor clave.

Nicolás Maduro: “Vamos a capturar el helicóptero y a los que han hecho este ataque terrorista armado”

Ese también es uno de los argumentos esgrimidos por quienes lo ven como un montaje del mismo gobierno.

Por lo pronto, el presidente Nicolás Maduro presentó el hecho como evidencia de los planes golpistas y desestabilizadores de ciertos sectores de la derecha venezolana que había venido denunciando repetidamente sin ofrecer pruebas.

“Este es el tipo de escalada armada que yo he venido denunciando. Es el tipo de goteo que yo he venido denunciando”, dijo Maduro, para inmediatamente después anunciar que había movilizado a toda la Fuerza Armada Nacional Bolivariana “para defender el derecho a la tranquilidad”.

Maduro no descartó el martes elevar el nivel del Plan Zamora de defensa “contra el terrorismo” que activó el 18 de abril.

Y la capacidad de distracción del rocambolesco episodio también podría resultarle útil a su atrincherado gobierno de otras maneras.

“Mientras todo el mundo habla del helicóptero, el TSJ le dio al Defensor del Pueblo atribuciones exclusivas de la Fiscalía”, destacó, por ejemplo, este miércoles el analista Luis Vicente León a través de su cuenta de Twitter.

Y está por verse hasta qué punto el aumento de la tensión que presupone un ataque con granadas en contra de un ministerio y el máximo tribunal de justicia del país, y la consiguiente movilización del ejército, puede afectar la capacidad de convocatoria de la oposición para sus protestas.

Qué tanto van a cambiar las cosas por causa del ataque

Tratar de predecir lo que va a ocurrir en Venezuela se ha confirmado como una tarea bastante arriesgada.

Pero, por lo pronto, el incidente no parece haber modificado significativamente la dinámica política venezolana.

Protesta en VenezuelaDerechos de autor de la imagenEPA
Image captionLa oposición sigue convocando a protestas.

“Atención: no hay aún suficiente información sobre el helicóptero. Lo único seguro es que la calle debe seguir: mañana tranca nacional 12m!”, fue de hecho lo más parecido a una reacción oficial de la oposición a lo ocurrido el martes en los cielos de Caracas.

Y el diputado Freddy Guevara no fue el único que le dedicó mucho más tiempo y energía a la convocatoria del trancón que al ataque del helicóptero.

El día también estuvo marcado por saqueos en la ciudad de Maracay, denuncias de ataques de colectivos afines al gobierno en contra de la Asamblea Nacional, y forcejeos entre diputados opositores y los efectivos de la Guardia Nacional que irrumpieron en el edificio parlamentario.

Y para cerrar la jornada, los venezolanos se enteraron de que el Tribunal Supremo había emitido un fallo que hace que la Defensoría del Pueblo pase a tener también facultad de investigación penal, cuyo monopolio recae en la Fiscalía.

La medida se interpreta como una nueva limitación de los poderes de una institución crítica al ejecutivo: el Ministerio Público que encabeza la fiscal Luisa Ortega.

Y lo cierto es que la situación difícilmente podría ser más tensa a menos de un mes de la celebración de unas polémicas elecciones para una Asamblea Constituyente.

Aunque los venezolanos también han aprendido que las cosas en su país siempre se pueden poner más complicadas, por más difícil que parezca.

Agencias

Lula y Bolsonaro a segunda vuelta en Brasil

Published

on

EP New York | Latinoamérica

Elecciones Brasil 2022 | agencias

Río de Janeiro – El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, con el 47,93 de los votos válidos en las elecciones de este domingo en Brasil, tendrá que definir la Presidencia en una segunda vuelta con el actual mandatario, Jair Bolsonaro, que obtuvo el 43,63 %, según los datos oficiales.

De acuerdo con el Tribunal Superior Electoral (TSE), tras haber sido escrutado el 97,45 %, ningún candidato conseguirá matemáticamente alcanzar más de la mitad de los votos, listón que se necesita para garantizar la elección sin necesidad de segunda vuelta, y Bolsonaro ya no podrá superar a Lula.

El ultraderechista Bolsonaro y el progresista Lula, como los dos más votados en la primera vuelta, definirán la Presidencia en el balotaje previsto para el 30 de octubre.

Bolsonaro, que aspira a la reelección, consiguió en las urnas una diferencia menor frente al dirigente progresista, de menos de cuatro puntos porcentuales, que la que señalaban todas las encuestas, que preveían una victoria de Lula con entre el 50 % y 51 % de los votos y una ventaja de 14 puntos sobre el gobernante (entre 36 % y 37 %).

El expresidente (2003-2010) era señalado por todos los sondeos como el favorito para imponerse con una amplia ventaja pero no consiguió más de la mitad de los votos que esperaba para garantizar la elección este domingo y sufrió duros reveses en algunos estados, como el estratégico Sao Paulo.

El gobernante venció en el mayor colegio electoral de Brasil, con el 47,7 % de los votos válidos, frente al 40,8 % del exmandatario.

En el emblemático estado de Río de Janeiro, tercer colegio electoral, la ventaja de Bolsonaro fue aún mayor, con el 50,9 % frente al 40,7 % de su rival.

Bolsonaro es el primer presidente brasileño en intentar ser reelegido que queda en segundo lugar en la primera vuelta.

Desde que Brasil recuperó la democracia en 1985 tan solo un presidente consiguió ser elegido en la primera vuelta: Fernando Henrique Cardoso garantizó su elección en 1994 y su reelección en 1998 con más de la mitad de los votos.

Lula, líder del Partido de los Trabajadores (PT), perdió tres elecciones (1989, 1994 y 1998) antes de ser elegido por primera vez, pero tuvo que ir a la segunda vuelta en 2002 y cuando se reeligió en 2006, así como le ocurrió a su ahijada política y sucesora Dilma Rousseff en 2010 y 2014.

Marcada por la polarización

Las elecciones de 2022, las más polarizadas desde que Brasil recuperó la democracia en 1985, se han caracterizado por un clima de crispación entre el exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva, el gran favorito en las encuestas de intención de voto, y el actual presidente, Jair Bolsonaro, quien busca la reelección.

La polarización entre los principales candidatos se extendió a sus seguidores, con algunos casos de ataques y muertes motivadas por discusiones políticas en los últimos días.

En medio de ese escenario de tensión, el presidente del Tribunal Superior Electoral (TSE), Alexandre de Moraes, manifestó a periodistas después de votar en Sao Paulo que la jornada transcurría con «tranquilidad y seguridad».

Con información de EFE

 

Continue Reading

Latinoamérica

¿Por qué fracasó la propuesta de Nueva Constitución en Chile?

Published

on

EP New York/Latinoamérica

¿Por qué fracasó la propuesta de Nueva Constitución en Chile?

Hasta que, sorpresivamente, el silencio democráticamente se impuso frente a los gritos de la calle…

Níkolas Stolpkin

Los resultados del plebiscito de salida están señalando claramente que las ideas de ciertas minorías no pueden estar por sobre las ideas de una gran mayoría.

Esa gran mayoría pudo muy bien haber tenido acceso al texto de la propuesta de Nueva Constitución y haber sacado sus propias conclusiones. No podemos ahora tratar a esa gran mayoría de “ignorantes”, “egoístas”, “cobardes”, “amantes de la esclavitud”, “sin comprensión lectora”, etc. El pueblo de Chile habló muy claro y de la forma más democrática posible: en las urnas. La opción del Apruebo obtuvo el 38,14% de los votos (4.860.093) y la opción del Rechazo obtuvo el 61,86% (7.882.958). Más de 20 puntos de diferencia.

Es de esperar que muchos ahora se puedan bajar de su superioridad moral y puedan aprender a escuchar humildemente las opiniones e ideas distintas, aunque no les guste.

Ahora hay que dejar atrás la arrogancia y los cantos de victoria que muchos de la opción del Apruebo comenzaron a ondear antes por ciertos apoyos internacionales o de ciertas figuras con relevancia, por ciertos actos multitudinarios o por ciertos resultados obtenidos en el extranjero. De nada les sirvió.

La opción del Apruebo ahora debería reconocer que son una “minoría” y que, si deseara nuevamente instalar sus ideas, debería dejar de lado las ideas de ciertas minorías que suele representar, y ponerse de acuerdo con su contraparte para satisfacer a esa gran mayoría.

No es difícil llegar al porqué la opción del Apruebo fracasó en esta oportunidad. Desde la arrogancia de los propios constituyentes elegidos (en contra de ciertas “minorías políticas”), hasta ciertos puntos que nunca debieron abordarse de la forma en que lo hicieron, y que quisieron entrar “colados” a la propuesta de Nueva Constitución, u otros que no fueron fortalecidos ni esclarecidos.

Si se pudo leer el texto completo de la propuesta de Nuevo Constitución, claramente podemos encontrarnos con una constante ideológica: ser “paritaria” y señalar aquello del “efoque de género” o “perspectiva de género”, un claro guiño al movimiento feminista actual. Lo anterior, como se vió, fue parte fundamental de su estructura y se puede constatar fácilmente. Después nos podemos encontrar con ciertos temas que en la arena mundial han sido muy conflictivos y que muchos de nosotros, legítimamente, nos pudimos hacer ciertas preguntas. Ejemplos:

En el Artículo 68, numeral 1, se garantiza el “derecho a una muerte digna” (¿rumbo a la Eutanasia?).

-En el Artículo 89, numeral 1, se garantiza el derecho a un “espacio digital libre de violencia” (¿rumbo a una “Ley Mordaza” en internet?).

-En el Artículo 61, numeral 2, se garantiza el derecho a una “interrupción voluntaria del embarazo” (¿rumbo al aborto libre? ¿Significa que se podría abortar cuando se le pegue la gana y de acuerdo a los límites que disponga la ley?).

-En el Artículo 9 se declara un “Estado laico” (¿irrespeto o abandono del Estado hacia los creyentes cristianos que sobrepasan aproximadamente el 90% de toda la población chilena? Qué pasaría con las fiestas cristianas reconocidas hoy por el Estado, con sus respectivos días feriados ¿dejarían de ser reconocidas para no entrar en conflicto con otras creencias, o el Estado, para ser justo, reconocería todas las fiestas por igual de creyentes de otras creencias? ¿Con esto se podría entrar a modificar la letra del himno patrio?).

-En el Artículo 21, numeral 2, se declara en contra de la pena de muerte: “Ninguna persona puede ser condenada a muerte o ejecutada…” (¿No se podría aplicar la pena de muerte para casos deleznables en la opinión pública?).

-En el Artículo 27, numeral 1, es parcial cuando se trata de tener “una vida libre de violencia de género”. Textualmente dice: “Todas las mujeres, las niñas, las adolescentes y las personas de las diversidades y disidencias sexuales y de género tienen derecho a una vida libre de violencia de género en todas sus manifestaciones, tanto en el ámbito público como en el privado, sea que provenga de particulares, instituciones o agentes del Estado”. (¿No existe violencia hacia los niños, los adolescentes o hacia los hombres también? ¿Por qué no señalar mejor: “Toda persona tiene derecho a una vida libre de violencia de género…”?).

-En el Artículo 40 señala: “Toda persona tiene derecho a recibir una educación sexual integral, que promueva el disfrute pleno y libre de la sexualidad…” y que “erradique los estereotipos de género”. (¿Fin de la inocencia de los niños desde que empieza la educación obligatoria? ¿Fomento de la confusión en los niños?).

-En el Artículo 64, numeral 1, señala íntegramente: “Toda persona tiene derecho al libre desarrollo y pleno reconocimiento de su identidad, en todas sus dimensiones y manifestaciones, incluyendo las características sexuales, identidades y expresiones de género, nombre y orientaciones sexoafectivas”. (¿Se intenta aquí abrir las puertas a desviaciones sexuales de todo tipo? ¿Podría acá entrar la pedofilia?).

-En el Artículo 131, numeral 1, señala: “Los animales son sujetos de especial protección. El Estado los protegerá, reconociendo su sintiencia y el derecho a vivir una vida libre de maltrato”. (¿Se querrá  aquí atentar contra la industria nacional cárnica y el derecho a comer carne? ¿Se verán amenazados ciertas tradiciones populares tales como el rodeo? ¿Ya no se podrá castrar a los animales para que no se reproduzcan? ¿Se intentará prohibir los venenos para ratas? ¿Ya no se podrá marcar al ganado con hierro candente?).

Simplemente los constituyentes no supieron sintonizar con el pueblo de Chile, más pudieron sintonizar con sus propios intereses individuales. En definitiva, no supieron interpretar los reales intereses del pueblo.

Pero el gran problema estuvo desde el principio. Los constituyentes electos democráticamente por el pueblo pensaron erróneamente, al calor de la validación popular (después del denominado “estallido social”), que estaban mandatados para hacer lo que les viniera en gana. Es por eso que en ciertas oportunidades vimos el interés de hacer cambios profundos (como re-nacionalizar el cobre), pero que no tuvieron un amplio apoyo popular. En otras palabras, proponían ideas que podríamos llamar revolucionarias, de interés general, pero que carecía de la maduración suficiente del factor subjetivo. Por lo que tuvieron que resignarse con las ideas que ya tenían cierta relevancia a nivel nacional y mundial, que formaban parte de ese mundo particular de lo “políticamente correcto”, pero que en el plebiscito de salida pudieron constatar que no tenían un amplio apoyo popular.

En definitiva, el plebiscito de salida resultó ser un baño de agua fría para los partidarios del Apruebo que les hizo ver que todos aquellos movimientos sociales (feministas, animalistas, LGTBIQ+, etc.) son de alguna forma una ilusión óptica creada artificialmente y que los grandes medios, en conjunto con cierta élite política, se han encargado de darles cierta importancia pero sin poder tener un apoyo real de estas mayorías silenciosas que en el plebiscito de salida se hicieron presentes.

Sinceramente no sabemos qué va a pasar ahora con los conceptos de “plurinacionalidad”, “precio justo”, “paridad”, “enfoque de género”, etc. No sabemos qué va a pasar ahora con el “aborto libre” o la “interrupción voluntaria del embarazo”, el “Estado Laico”, los “escaños reservados”, etc. A partir de la gran derrota, todo lo anterior pareciera haber quedado en cero.

El consejo que se podría dar, si se quiere llegar a una Nueva Constitución, es que primero se debiera empezar por el respeto; el respeto a los que piensan distinto, el respeto al creyente mayoritario, el respeto a las costumbres populares, el respeto a los emblemas patrios, el respeto a la familia, el respeto a aquellos padres a criar a sus hijos como ellos quieran, etc.

Si deseamos, además, meter puntos muy conflictivos a una nueva propuesta de Nueva Constitución, lo ideal sería resolverlos aparte, cada uno, con participación popular, y así evitar volver a encontrarse con un crudo rechazo nacional.

Las minorías intolerantes, desgraciadamente, ahora han sentido la fuerza de todo un pueblo. Quisieron meter sus ideas particulares sin ningún respeto por las mayorías y este ha sido el cruel resultado. Es comprensible que ahora puedan masticar la derrota.

¿Dónde queda el ejercicio de la crítica y la autocrítica que debe haber ante un escenario adverso? ¿Sólo nos limitaremos a denostar a ese pueblo que en la siguiente oportunidad se habrá de necesitar?

@NStolpkin
Níkolas Stolpkin

Analista político nacional e internacional – Political Analyst – Crítico de política y Cultura Contemporánea.

 

Continue Reading

Agencias

Narcotraficante que negocie con el Estado , no será extraditado: “Gustavo Petro”

Published

on

EP New York/Colombia

Petro propone a EEUU cambiar acuerdo de extradicón

BOGOTÁ — El presidente colombiano Gustavo Petro propuso a Estados Unidos hacer cambios profundos en el acuerdo para la extradición de narcotraficantes en una reciente visita de funcionarios de asuntos antinarcóticos del gobierno de Joe Biden.

Según la propuesta que Petro anunció el miércoles a la prensa, los narcotraficantes que negocien con el Estado colombiano beneficios jurídicos y dejen definitivamente su actividad delictiva no serían extraditados a Estados Unidos, mientras que quienes no negocien o reincidan serían extraditados sin derecho a ningún tipo de negociación en ese país.

El mandatario colombiano intenta abrir nuevas negociaciones con grupos armados y bandas criminales como el Clan del Golfo, el cártel más poderoso del país, con el objetivo de lograr un sometimiento a la justicia con algunos beneficios jurídicos.

El tratado de extradición entre Estados Unidos y Colombia fue suscrito en la década de 1980, en pleno apogeo de los cárteles. El trámite contempla una solicitud formal por parte de Estados Unidos que tiene que ser aprobada por la Corte Suprema y luego firmada por el presidente de Colombia. Durante el gobierno de su antecesor Iván Duque (2018-2022), Colombia hizo efectivas más de 700 extradiciones, la más destacada fue la de Dairo Antonio Úsuga David, conocido con el alias de “Otoniel”, quien fuera el jefe del Clan del Golfo.

Petro dijo que continuarán los diálogos con el gobierno estadounidense sobre los cambios propuestos en la política antidrogas, cuyo primer punto es la extradición. Funcionarios del gobierno de Biden no se pronunciaron públicamente sobre la extradición durante una reciente visita.

La víspera, Todd D. Robinson, secretario Adjunto de la Oficina de Asuntos Antinarcóticos, dijo que están comprometidos con apoyar la búsqueda de la paz en Colombia “lo cual será muy difícil de lograr si el narcotráfico y otras actividades criminales continúan socavando la seguridad, la prosperidad y el estado de derecho en las zonas rurales en Colombia” y que existe la necesidad de abordar el problema bajo un enfoque holístico que incluya la protección del medio ambiente, la promoción de la seguridad, el desarrollo rural y la reducción de la oferta.

Colombia continúa siendo el mayor productor de cocaína del mundo. En 2021 fueron cultivadas 234.000 hectáreas de hoja de coca, frente al 2020 en el que se registraron 245.000, según el reporte de la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas de la Casa Blanca (ONDCP, por sus siglas en inglés).

Petro, el primer presidente de izquierda en Colombia, busca cambiar las estrategias para combatir el narcotráfico. La policía, cuya cúpula renovó, solicitó a la autoridad ambiental desistir de un trámite que adelantó el gobierno de Duque para reanudar las fumigaciones aéreas de plantíos de coca con el herbicida glifosato. Petro busca fortalecer la erradicación voluntaria de cultivos ilícitos y su sustitución con cultivos legales. AP noticias

 

Continue Reading
Advertisement

Trending

Copyright © 2020 Enfoque Periodístico. Created by Conectya.

shares