Connect with us

Articulos Destacados

Odebrecht sacude la esfera política de América Latina

Published

on

ODEBRECHT, LA COSA NOSTRA

Por Ricardo Angoso

@ricardoangoso ricky.angoso@gmail.com

 Un fantasma recorre América Latina y siembra el caos allá donde aparece: es la empresa Odelbrecht. Se trata de una gigantesca trama de corrupción que atañe a una de las mayores compañías del mercado inmobiliario brasileño que compraba voluntades políticas a cambio de dinero para conseguir concursos públicos de grandes obras de construcción en varios países latinoamericanos. Numerosos políticos y dirigentes del continente ya están señalados de haberse vendido a Odebrecht y apenas se conocen los primeros detalles. La señal de alarma saltó el 21 de diciembre del año pasado, cuando el Departamento de Justicia de los Estados Unidos reveló el monumental hallazgo de numerosos y cuantiosos sobornos de Odelbrecht a un sinfín de políticos latinoamericanos.

 Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, Guatemala, México, Panama, Perú, la República Dominicana y Venezuela son las diez naciones afectadas por esta trama de corrupción mafiosa y que extendía sus tentáculos a través de estos países y otros –sobre todo paraísos fiscales- donde depositaba los sutanciosos fondos que abonaba por sus descarados sobornos. Eran unos auténticos profesionales del soborno y actuaban con una gran diligencia. Sus directivos llevaban en avionetas el dinero en metálico para pagar a sus servidores. Sabían que con quien tenían que tratar: políticos sin ninguna moral ni ética, gentes que se vendían al mejor postor sin importarles nada ni nadie a cambio de un puñado de dólares. Compraban a los corruptos con total naturalidad, conocían el terreno que pisaban.

 Ya hay implicados varios presidentes y expresidentes, como Juan Manuel Santos, en Colombia, y Alejandro Toledo, en Perú, respectivamente. Santos niega todo, claro, él no sabía nada acerca de los supuestos dineros que llegaron a su campaña electoral procedentes de Odelbrecht para conseguir pingües beneficios después.  Igual que cuando llegaron los fondos del tráfico de drogas a la campaña del narcopresidente Ernesto Samper, otro que tampoco sabía nada de nada. En Colombia nunca se sabe nada de nada, que pregunten al mensajero. La culpa, ya se sabe, es de los maliciosos asesores y de los encargados de la campaña. Quien sí parece que sabía algo es el expresidente Toledo, acusado de haber recibido veinte millones de dólares del tinglado mafioso, y que nada más conocerse las acusaciones en su contra salió huyendo hacia París dando la callada por respuesta. Ya está en orden de búsqueda y captura, pero ni está en Lima ni se le espera. De prosperar un proceso por tan graves cargos, Toledo podría ser el segundo presidente de su país, tras Alberto Fujimori, en acabar en una cárcel y hay demasiados indicios que le señalan y apuntan de haber recibido tan apetitosa suma de dinero. Si no fuera así, ¿por que huyó?

 VARIOS DETENIDOS EN COLOMBIA, INVESTIGACIONES EN ECUADOR Y VENEZUELA

Otro que sí parece que sabía algo de la trama es el exviceministro de Transporte colombiano Gabriel García, quien podría convertirse en la “garganta profunda” de la trama  y denunciar los manejos de esta empresa en su país. Recibió cuatro millones y medio de dólares en Panamá y parece conocer bien los entresijos de esta historia. El tipo era un prohombre de la patria, tal como denuncia muy atinadamente desde una columna del diario El Espectador el escritor Wiliam Ospina: “El exviceministro Gabriel García, por ejemplo, fue calificado por su jefe Álvaro Uribe de “personalidad joven más importante del Caribe y de la patria”, así como de “cartagenero ilustre”. ¡Ilustrísimo! Economista de la Universidad de los Andes y especializado en Estados Unidos, ¿qué más credenciales necesita alguien para ser considerado “decente” en un país clasista como el nuestro? Pero lo que aprendió en esos salones tan sofisticados no fue la capacidad de pensar el mundo desde parámetros elevados, sino la urgencia de pertenecer y mantenerse en la élite. Sin importar que las consecuencias de su latrocinio engendraran más desigualdad, más odio social y más violencia”.

 También en Colombia ha sido detenido el ex senador liberal Otto Bula, un personaje digno de la mafia italiana. Refinado, pulcro, bien vestido y de aspecto repelente, como mandan los cánones de la rancia oligarquía colombiana, hasta su aspecto físico y personal encaja en lo que hubiera sido un niño bien si no hubiera sido porque Odebrecht se cruzó en su camino y le diera una sustanciosa tajada de la tarta de sobornos que estaba en juego por un gran proyecto de obra pública. Según la Fiscalía General de la República, Otto Bula recibió 4,6 millones de dólares  de la constructora brasileña y ahora el  ya acusado asegura que depositó parte de ese dinero a la campaña electoral para la reelección del actual presidente, Juan Manuel Santos. Bula, además, está ligado al expresidente Alvaro Uribe, ya que reemplazó en el Senado colombiano a Mario Uribe, el primo del mismo expresidente, y que tuvo que abandonar el legislativo tras ser investigado por estar ligado a bandas paramilitares, proceso que lo llevó a ser condenado a más de seis años de prisión. Bula está dispuesto a colaborar y se ha mostrado muy locuaz hasta ahora, algo que ha puesto nerviosos a muchos y que incluso le debería preocupar teniendo en cuenta lo poco que vale una vida humana en Colombia.

 Pero también el caso Odebrecht, que es como una bola de nieve que baja por una montaña y amenaza con convertirse en un alud, apunta a la campaña electoral del contricante de Santos en las últimas elecciones presidenciales: Oscar Iván Zuluaga. Según ha quedado demostrado, el jefe de la campaña de Zuluaga, Daniel García, un joven triunfador, habilidoso, sin escrúpulos y admirado por su jefe, Alvaro Uribe, trabajaba para Odebrecht y era su hombre en Bogotá. Era, en el argot mafioso, uno de los nuestros. García medió, en el 2009, entre Marcelo Odebrecht y los hombres de Uribe en el gobierno, entre los que destacaba el exviceministro detenido Gabriel García, para que les fuera concedida a los brasileños la obra conocida como la Ruta del Sol.  Objetivo logrado, claro.

 La campaña electoral de Zuluaga, que por cierto tiene aspiraciones presidenciales para el 2018, se ve así también empañada por un viaje que organizó con el equipo del candidato a Brasil para tener un encuentro al más alto nivel con la cúpula de Oldebrecht. La comitiva estaba formada por el hijo de Zuluaga, David, el ahora favorito de Uribe para las próximas elecciones, Iván Duque, y el mismo Garcia. Por tanto, las dos campañas electorales de la última gran contienda electoral colombiana aparecen manchadas con dineros ilícitos, ya que en el soborno se “perdieron” algo más de 6,5 millones de dólares que ahora la Fiscalía General de la República rastrea, aunque todo apunta a que el dinero estará en algún paraíso fiscal y que fue repartido entre varios capos del negocio. Parece que todo lo que toca el expresidente Uribe, con varios de sus exministros y altos cargos procesados o huidos de la justicia, está podrido. Su olfato político, del que tanto alardean sus fanáticos admiradores, está en entredicho, queda claro.  El problema de Uribe y de Santos es el mismo: Odelbrecht está colaborando con la justicia y la palabra de ambos ya no vale nada, todo lo que digan chocará con la cruda realidad de quien les pagó sus favores politicos a cambio de dinero. Así funciona la Cosa Nostra, sálvese quien pueda.

 Ecuador también se ha visto implicada en el escándalo Odebrecht, cuyos téntaculos se extienden por casi todo el continente y que podría haber gastado unos 400 millones de dólares en comprar políticos. Los sobornos en Ecuador podría alcanzar hasta los 35,5 millones de dólares y los beneficios obtenidos en este país superan los 116 millones de la misma moneda para la empresa sobornadora. Los hechos, que ya están siendo investigados por la Fiscalía ecuatoriana, llevaron al gobierno de Quito a suspender las relaciones con esta empresa brasileña y fueron denunciados en su momento por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos.

 México, con diez millones de dólares pagados a funcionarios del gobierno mexicano para conseguir contratos de obra pública, es otro de los países donde la mano negra de este auténtico entramado mafioso llegó e incluso embadurnó, con unos contratos seguramente amañados, la imagen de una empresa central en el país como Petróleos Mexicanos (PEMEX), que adjudicó importantes obras a la constructora brasileña ahora en el ojo del huracán. Con el mismo fin que en los casos anteriores, los brasileños ahora señalados como responsables de estos sobornos, a cuyo frente se haya el ahora encarcelado Marcelo Odebrecht, pagaron unos 100 millones de dólares por contratos y concesiones de  obra pública del Estado venezolano a responsables politicos de esta satrapía caribeña. Otros países, junto con los ya citados, donde hay abiertas investigaciones y que han sido señalados por los Estados Unidos como beneficiarios de los dineros de Odelbrecht son Argentina, Brasil, Guatemala, Panamá y la República Dominicana.

 En Brasil, Odebrecht ha colaborado con la justicia y 77 de sus directivos han dado pruebas, documentos y testimonios que involucran a numerosos dirigentes políticos brasileños y foráneos.  Entre los que se encuentran implicados, por citar tan sólo algunos de los más conocidos, hay que señalar al actual presidente Michael Temer, a la destituida expresidenta Dilma Rousseff y al mítico expresidente también Luís Ignácio Lula da Silva y el escándalo no ha hecho más que comenzar. Como en toda trama mafiosa, y Odebrecht lo era porque todos sabían de su naturaleza criminal y delictivo proceder, la Cosa Nostra dirá su última palabra y acabará abandonando a su suerte a sus bien pagados servidores. Así funciona la mafia.

Articulos Destacados

Juez de manhattan trata de impedir cobro de peaje por congestión

Published

on

EP NEW YORK |  Manhattan

Por Gustavo Lugo

Juez en Manhattan escucha argumentos para tratar de impedir que entre en vigencia el plan.

Este viernes se han escuchado en corte diversas demandas contra el plan de la ciudad de cobro de Tarifas por Congestión.  Estos casos argumentan que el plan carece de un análisis completo del impacto medioambiental y que perjudica el bolsillo de los neoyorquinos.

Actualmente el promedio es que por Manhattan circulan 700.000 vehiculos diariamente. La congestión que se produce en el distrito de negocios de la ciudad y cuesta cada año 20.000 millones de dólares en pérdida de tiempo y de productividad según los estudios que maneja la ciudad. MTA prevé que, gracias a esta medida, el tráfico en la zona se reduzca cada día en 100.000 vehículos.

La Autoridad de Transporte Metropolitano de la ciudad (MTA, por sus siglas en inglés), la agencia estatal que instalará y gestionará el programa, aprobando una tarifa de 15 dólares al día para los vehículos particulares que accedan al distrito de negocios de Manhattan, al sur del emblemático Central Park.

No se cobrará, sin embargo, peaje por salir de la zona ni por circular por ella.

El objetivo de los demandantes es ponerle un freno al pago de peajes por entrar a cierta zona centro de Manhattan que iniciará en la medidanoche del próximo 30 de junio. Entre los que han interpuesto una demanda está el presidente de la Unión Federal de Profesores, el presidente del condado de Staten Island y varios residentes de Manhattan.

“Nosotros creemos que tenemos un caso sólido, estamos demandando que nos entreguen un informe completo del impacto ambiental, que es más robusto que solo un informe ambiental que ha presentado la MTA”, dijo Susan Lee, presidenta de Neoyorquinos en contra de la Tarifa de Congestión, además, que oficiales del transporte federal han dado luz verde al plan de tarifa de congestión sin una revisión a conciencia del impacto ambiental. Es asi que piden a la corte que le exija a la MTA que busque un mejor plan.

El Estado de Nueva Jersey ya lidera una de ellas, la más importante.

Un gran número de los residentes del estado vecino cruzan el río Hudson para ir a trabajar a Nueva York, por lo que deberán pagar para entrar al centro de la ciudad. La medida también afecta a todas aquellas personas que viven en los barrios periféricos.

Otros opositores argumentan que la fijación de precios podría convertirse en un impuesto para los residentes de clase media y baja, ya que esos ciudadanos serían los más afectados desde el punto de vista económico.

La tarifa de peaje se aplicará desde las 5.00 horas hasta las 21.00 horas. de lunes a viernes y de 9 a 21 horas. en los fines de semana. Las tarifas de peaje nocturno serán un 75% menos que las tarifas respectivas en el período pico estándar para todos los conductores que ingresan a la Zona de Alivio de Congestión.

TARIFAS:

Vehículos de pasajeros: $15

Camiones pequeños: $24

Camiones grandes: $36

Motocicletas: $7.50

Taxistas: $1.25 por viaje

Uber, Lyft y otros viajes compartidos: $2,50 por viaje.

Y, algo más , los residentes de Manhattan aducen que la polución se dirigirá hasta sus vecindarios, como el Lower East Side, pues los automovilistas tratarán de evitar el peaje, usando la autopista FDR.

Por su parte la MTA se defiende, e insiste que el cobro de este peaje ayudará a reducir el tráfico que ingresa a Manhattan y que además mejorará la calidad del aire.

También que ese dinero, mil millones de dólares anuales, servirá para mejorar el sistema de transporte de la ciudad. “El gobierno federal nos dio el visto bueno, tenemos 4 mil hojas del estudio ambiental y técnico”, dijo Janno Lieber, presidente MTA. “Además ya tenemos lista toda la infraestructura para comenzar a cobrar las tarifas de congestión, y ese es el nivel de confianza que tenemos en que tendremos luz verde para arrancar con los peajes”.

A pocos dias de entrar en efecto la media, ya llego a la corte a espera que un juez decida, el futuro de la tarifa por congestión.

 

Continue Reading

Agencias

presidente de Irán y ministro mueren en un accidente de helicóptero

Published

on

EP NEW YORK | INTERNACIONAL

Encuentran muertos al presidente y el ministro de Exteriores de Irán tras un choque de helicóptero

DUBÁI, Emiratos Árabes Unidos — El presidente iraní Ebrahim Raisi, el ministro de Asuntos Exteriores del país y otras personas fueron encontrados sin vida el lunes horas después de que su helicóptero se estrellara en una región montañosa y con neblina en el noroeste del país, según medios estatales. Raisi tenía 63 años.

El líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, anunció el nombramiento del vicepresidente, Mohammad Mokhber, como nuevo presidente en funciones en un mensaje de condolencias en el que también anunció cinco días de luto oficial.

El suceso ocurrió en medio de tensiones en Oriente Medio por la guerra entre Israel y Hamás, durante la cual Raisi, bajo el liderazgo de Jamenei, lanzó un ataque sin precedentes con drones y misiles contra Israel el mes pasado. Bajo el mandato de Raisi, Irán enriqueció uranio a niveles más cercanos que nunca al material armamentístico, lo que aumentó aún más las tensiones con Occidente, ya que Teherán también suministró drones portadores de bombas a Rusia para su guerra en Ucrania y a milicias armadas de toda la región.

Por otro lado, hace años que Irán registra protestas masivas contra su teocracia chií por los problemas económicos y a favor de los derechos de las mujeres, por lo cual el momento es sumamente sensible para Teherán y para el futuro del país.

La televisora estatal del país no informó de la causa del choque del helicóptero en la provincia iraní de Azerbaiyán Oriental.

Entre los muertos se encontraba el ministro de Asuntos Exteriores, Hossein Amirabdollahian, de 60 años de edad. En el helicóptero también viajaban el gobernador de la provincia de Azerbaiyán Oriental, otros funcionarios y guardaespaldas, según la agencia de noticias estatal IRNA.

Las autoridades turcas publicaron la madrugada del lunes lo que describieron como imágenes de dron que mostraban lo que parecía ser un incendio en un paraje deshabitado que “sospechan son los restos del helicóptero”. Las coordenadas mostradas en el video situaban el incendio unos 20 kilómetros (12 millas) al sur de la frontera entre Azerbaiyán e Irán, en la ladera de una montaña escarpada.

Imágenes publicadas el lunes por IRNA mostraban lo que la agencia describió como el lugar del siniestro, ante un valle empinado en una cordillera verde. En el video se oía a soldados hablando en el idioma azerí local que decían “ahí está, lo encontramos”.

Las condolencias empezaron a llegar después de que Irán confirmara que no había sobrevivientes del choque. La vecina Pakistán anunció un día de luto y el primer ministro indio, Narendra Modi, dijo en una publicación en X que su país “se alza con Irán en este momento de dolor”. Los líderes de Egipto y Jordania también transmitieron sus condolencias, al igual que el presidente de Siria, Bashar Assad.

El presidente de Azerbaiyán, Ilhan Aliyev, dijo que su gobierno y él estaban “profundamente conmocionados”. Raisi regresaba el domingo de la frontera iraní con Azerbaiyán, donde había inaugurado una represa con Aliyev antes del siniestro.

Jamenei, que el domingo por la noche había pedido oraciones por los pasajeros de la aeronave, recalcó que los asuntos del gobierno iraní seguirían en marcha pasara lo que pasara.

Según la constitución iraní, el vicepresidente del país asume el poder si el presidente muere, con el consentimiento de Jamenei, y se convocan nuevas elecciones presidenciales en 50 días.

Mokhber ya había empezado a recibir llamadas de autoridades y gobiernos extranjeros en ausencia de Raisi, según medios estatales. Se celebró una reunión de emergencia del gobierno mientras los medios estatal anunciaban la noticia el lunes por la mañana. El gobierno emitió después un comunicado prometiendo que continuaría con la senda marcada por Raisi y que “con ayuda de Dios y del pueblo, no habrá problema para gestionar el país”.

Raisi, un político de línea dura que antes había dirigido la justicia del país, estaba considerado como un protegido de Jamenei y algunos analistas habían sugerido que podría suceder al líder de 85 años tras la muerte o renuncia de Jamenei.

Con la muerte de Raisi, la única otra persona que se ha barajado para el puesto es Mojtaba Jamenei, de 55 años e hijo del líder supremo. Sin embargo, algunos han expresado sus reservas porque el tercero en ocupar el puesto desde 1979 sea un familiar, especialmente después de que la Revolución Islámica derrocara a la monarquía hereditaria de la dinastía Pahlavi.

Raisi ganó las elecciones presidenciales de 2021, los comicios con la participación más baja en la historia del país. El mandatario estaba sancionado por Estados Unidos debido en parte a su implicación en las ejecuciones masivas de miles de presos políticos en 1988 tras una sangrienta guerra entre Irán e Irak.

Durante el mandato de Raisi, Irán enriqueció uranio cerca del nivel armamentístico y se resistió a las inspecciones internacionales. Irán ha armado a Rusia en su guerra en Ucrania, además de emprender un enorme ataque de drones y misiles contra Israel durante su guerra contra Hamás en la Franja de Gaza. También ha continuado armando a grupos para su guerra indirecta en Oriente Medio, como los rebeldes hutíes en Yemen y la milicia libanesa Hezbollah.

Entre tanto, las protestas masivas en el país han continuado durante años. La más reciente estaba relacionada con la muerte en 2022 de Mahsa Amini, una mujer que fue detenida por supuestamente no llevar el hiyab, un pañuelo que cubre el cabello, a gusto de las autoridades. La campaña de represión que siguió durante meses mató a más de 500 personas y más de 22.000 más fueron detenidas.

En marzo, un comité de investigación de la ONU concluyó que Irán era responsable por la “violencia física” que llevó a la muerte de Amini.

Raisi es el segundo presidente de Irán que muere en el cargo. En 1981, una bomba mató al presidente Mohammad Ali Rajai en los días de caos tras la revolución.

___

AP noticias 

Continue Reading

Articulos Destacados

EE.UU. , Rusia , China y la nueva arquitectura económica global

Published

on

EP NEW YORK. | Política y Economía Mundial

El ocaso de un Orden Mundial decadente

Por: Níkolas Stolpkin
Nueva arquitectura global en cierne

Quienes quieran ver el conflicto bélico en Ucrania como cualquier conflicto bélico, están muy equivocados. El desenlace podría traer grandes cambios. Cambios que podrían asemejarse a los ocurridos terminada la Segunda Guerra Mundial.

Ucrania es el epicentro de un movimiento tectónico significativo que podría abrir paso a una futura nueva arquitectura global.

Lo que hay que ver acá, no es a un “dadivoso” Estados Unidos, Reino Unido o una Unión Europea querer defender a un país débil de una potencia poderosa, eso sería caer en el simplismo.

El enfoque que debemos hacer es el de un Bloque Capitalista Occidental (EEUU, UE…) en descenso, queriendo frenar de plano el ascenso imparable del Bloque Capitalista Oriental (Rusia, China…) O bien, como el economista Michael Hudson definió en su momento, como el choque de dos sistemas económicos: “el capitalismo financiero neoliberal versus la industrialización socialista”. El primero con tendencia unipolar, y el segundo con tendencia a un mundo multipolar.

Ucrania simplemente sería la oportunidad o la excusa para intentar frenar el tsunami oriental liderados por Rusia y China.

Todos sabíamos los proyectos que tenía Rusia para entregar gas barato a Europa. Estados Unidos sabía lo que podía significar el asentamiento potente y a largo plazo de los intereses de Rusia en Europa, sobre todo en Alemania, lo que afectaría a sus propios intereses en la región. Por lo que Estados Unidos tuvo que actuar, provocando primero el golpe de Estado en Ucrania (2014) y después preparando el terreno para la reacción rusa. Ellos sabían (EEUU) que al provocar la reacción de Rusia podrían llevar a cabo la contención firme de unos de los pilares principales del Bloque Capitalista Oriental y, al mismo tiempo, su ala militar más musculosa. No en vano vimos la respuesta poco diplomática e impulsiva del Bloque Occidental, al enviar armas para que los ucranianos “indefensos” se pudieran defender de los “invasores” rusos.

Los primeros paquetes de “ayuda” por parte del Reino Unido, Canadá, Estados Unidos y los países de la Unión Europea -poco tiempo después de haberse iniciado la Operación Militar Especial rusa sobre suelo ucraniano (2022)-, se trató de “rifles, pistolas y ametralladoras”, “ayuda humanitaria y logística militar”, municiones “estrictamente defensiva”, “equipamiento de defensa”, “sistemas de armamento ligero antitanques de corto alcance”, chalecos y cascos, misiles Javelin (antitanques) y Stinger (antiaéreo), lanzagranadas, etc. Ahora la ayuda hacia Ucrania ha “evolucionado” a una nueva etapa, ahora se trata de misiles tácticos de largo alcance (ATACMS), tanques modernos, aviones de combate, bombas de racimo, sistemas de defensa Patriot de largo alcance, lanzacohetes múltiples HIMARS… Y ahora que Ucrania -con un déficit reconocido de combatientes-, ha fracasado con llamar a combatir en el frente a los ucranianos que tuvieron que abandonar su país, ¿se les habrá de ayudar con soldados también?

Es difícil de entender cómo un puñado de países “desarrollados” y “civilizados” -principalmente arrastrados por Estados Unidos-, estén apostando cifras exorbitantes a un seguro perdedor (Ucrania). ¿Cómo fue posible que la Unión Europea se dejó arrastrar a un conflicto que bien pudieron dejar que Rusia lo solucionara sin interferencias foráneas y, al mismo tiempo, salir beneficiados con los proyectos a largo plazo que se tenían planeado con Rusia? Objetivamente la Unión Europea está más colaborando con los intereses geopolíticos de Estados Unidos que de sus propios intereses. La situación beneficia más a Estados Unidos que a la propia Unión Europea. Estados Unidos y la OTAN (instrumento militar de Estados Unidos, y que aporta aproximadamente el 70% del gasto militar en la alianza) están empujando a la Unión Europea a una situación muy desfavorable que no se sabe cómo habrá de terminar, pero que deja a una Europa más dependiente de los Estados Unidos.

Nueva Guerra Fría

Se está configurando, al parecer, un escenario más de Nueva Guerra Fría que de un escenario de Guerra Directa.  Dicho en otras palabras, estamos más cerca de una Guerra Fría que de una Guerra Nuclear o una “Tercera Guerra Mundial”, aunque pueda parecer todo lo contrario en estos momentos. Lo que no quita que pueda haber ciertas amenazas de un bando o de otro para el famoso juego de la “contención”, como en su momento las hubo (siglo XX). Ladrar, pero sin morder. Porque obviamente sabemos las consecuencias del peor de los escenarios, ¿no?

Sí, quizás estamos siendo muy “optimistas”. Y es que una Tercera Guerra Mundial significaría una Guerra Nuclear segura.

Pero viéndolo desde esta perspectiva “optimista”, una Nueva Guerra Fría significaría un “respiro” o repliegue estratégico favorable al Bloque Capitalista Occidental, que sabe que está perdiendo poder e influencia frente al Bloque Capitalista Oriental.

En Ucrania, más que nada, se está dando forma a la frontera norte que habrá entre el Bloque Occidental y el Bloque Oriental. Un punto que no deja de ser un avance sustantivo para Estados Unidos y sus ambiciones geopolíticas. ¿Un trampolín para en un futuro poder balcanizar a Rusia?

Si las apuestas a perdedor persisten, no creemos que el ganador quiera al perdedor tener suficiente espacio para seguir maniobrando y hacer daño. La eliminación del perdedor se hace imprescindible. ¿Qué hará Occidente cuando se quede sin un jugador al cual apostar?

Después de Rusia, China será el próximo

Con Rusia ya se quemaron todos los puentes. Únicamente faltaría quemar los puentes con China, para que pueda verse mejor el nuevo escenario de Guerra Fría. ¿Taiwán será la nueva “Ucrania” para China? Sería muy difícil, tratándose de una isla.

El asunto Huawei (empresa china) y la subida de aranceles a los productos chinos por parte de Estados Unidos (2018), podríamos situar el inicio de las fuertes hostilidades entre Occidente y Oriente, aduciendo “preocupación” a la Seguridad Nacional. Y todos sabemos que la Unión Europea tiende, en gran medida, a hacerse eco de lo que diga o haga Estados Unidos. En eso no hay discusión.

Y sería con la pandemia del COVID-19 (2020) que seríamos testigos de la existencia de rivalidades sustanciales con respecto al reconocimiento de ciertas vacunas. Las múltiples trabas que se instalaron en Occidente con respecto a las vacunas de origen chino o de origen ruso, dan prueba de ello. Lo que ya podía hablar de cierta rivalidad significativa dentro de Occidente con respecto a ciertas potencias de Oriente.

El conflicto en Ucrania (2022- ?) sencillamente aceleraría las rivalidades ya existentes entre el Bloque Capitalista Occidental y el Bloque Capitalista Oriental, con especial énfasis en Rusia: prohibición de las aerolíneas comerciales rusas dentro de la Unión Europea, prohibición a las agencias de noticias de origen ruso (RT, Sputnik), sabotaje del Nord Stream 1 y Nord Stream 2, los múltiples “paquetes de sanciones”, la salida en masa de las empresas occidentales en
<span;>suelo ruso, etcétera. Lo que no quiere decir que no haya presiones contra China también. Las han tenido significativamente, como ya se ha dicho, desde el año 2018 con el asunto Huawei y la subida de aranceles a los productos chinos. Pero a partir de la Operación Militar Especial en Ucrania se han intensificado, por ser China un aliado estratégico de Rusia.

En la práctica, Estados Unidos desea que China deje de exportar a Rusia “todo lo que se pueda usar en el conflicto”. Está, por otro lado, el “exceso de capacidad industrial” de China, que no es otra cosa que la abrumadora competitividad china que desean frenar dentro de su espacio. Al mismo tiempo, Estados Unidos no deja que sus empresas tecnológicas (Intel, Qualcomm) puedan exportar sus productos a China, todo en nombre de su hiper-manoseada “Seguridad Nacional”. Y ahora está la amenaza de prohibir en suelo estadounidense (y después quizá dónde… ¿Europa? ¿América Latina?) la aplicación exitosa de TikTok, a menos que los propietarios chinos la puedan vender a Estados Unidos.

La caída del Orden Mundial Unipolar

El Orden Mundial Unipolar se encuentra seriamente atrofiado y ha empezado a navegar desesperadamente fuera del orden que tanto habían promovido, como si se tratara de un niño que junto a sus “viejos amigos”, obedientes, después de que enseñaran a jugar a los otrora “nuevos amigos”, al ver que les estaba yendo mejor en el juego, intentan romper las reglas (“sus propias reglas”) y hacer “nuevas” de forma caprichosa para el beneficio de los que están perdiendo el juego y poder así sobrevivir.

Es así como nos encontramos después, con una serie de acontecimientos fuera de juicio: “congelación” o confiscación de activos (llámese robo), (ejemplos: Venezuela, Rusia, Irán…); sanciones o prohibición a Medios de Comunicación por ser supuestamente medios de “propaganda rusa” (¿“pluralidad”? ¿“libertad de prensa”?); amenazas de prohibición a redes sociales exitosas como TikTok, a menos que la puedan vender (llámese chantaje); prohibición de aerolíneas rusas o llenar de trabas a ciudadanos rusos para que no puedan visitar la Unión Europea (llámese rusofobia); prohibición a empresas para que no puedan exportar sus productos a China o Rusia, por ser supuestamente una “amenaza” a la seguridad nacional de Estados Unidos (¿“Libre Mercado”?), etc.

A lo anterior, hay que hacerse muchas preguntas. ¿Qué garantías, de ahora en adelante, puede haber para que un país pueda depositar sin que pueda haber la amenaza de “congelación” o confiscación de lo depositado en la esfera occidental? ¿Todo medio de comunicación relevante que sea crítico con las políticas del gran hegemón (Estados Unidos) será sancionado o derechamente prohibido? ¿Todo producto foráneo que sea exitoso dentro del Bloque Capitalista Occidental, habrá de ser prohibido o sancionado? ¿Qué empresas del Bloque Capitalista Occidental se le estará permitido hacer negocios dentro del Bloque Capitalista Oriental?

Tal como se está configurando todo, es difícil saber cómo habrá de quedar la denominada globalización o el denominado “Libre Mercado”.

Mientras todo apuntaba a desembocar en un mundo multipolar, Estados Unidos y sus aliados, al verse “amenazados”, se apresuraron a cerrar sus puertas para seguir sosteniendo su mundo unipolar basado en sus propios intereses.

Un punto clave en el nuevo escenario será China y toda su efervescencia global, ¿dónde quedará? ¿Toda su efervescencia global será reprimida? ¿Le cerrarán las puertas a China de la misma forma que le cerraron las puertas a Rusia? ¿La efervescencia global china irá en retroceso o en retirada dentro del mundo Occidental? ¿Qué pasará con la influencia china en América Latina? Las declaraciones últimas del Comando Sur pueden dar ya una idea de lo que podría pasar. ¿Los países de América Latina defenderán su soberanía y autonomía frente a las amenazas de Estados Unidos? ¿Estados Unidos querrá implantar nuevas dictaduras en América Latina para alejar la influencia del Bloque Capitalista Oriental, como si se tratara del pasado Bloque Socialista del siglo XX?

Estados Unidos y sus aliados, deberían aceptar que su época de dominio global está seriamente afectada y que deberían entrar en razón y aceptar el Orden Mundial Multipolar con el que se está abriendo paso el Bloque Oriental; que se abre camino no con las armas, sino con la cooperación, la integración, el respeto y la igualdad entre las naciones.

Los nuevos polos de poder no entran al terreno a destruir a los países que no quieran obedecer (Yugoslavia, Irak, Libia…). Tampoco se comportan como una centrífuga la cual debe absorber a los países en la “democracia”, los “derechos humanos” o el “libre mercado” para que puedan “entenderse”.

Estados Unidos debe entender que ellos solos no pueden hacerse cargo del mundo, y menos cuando emergen múltiples polos de poder.

La arquitectura global surgida después de la Segunda Guerra Mundial ha caducado. El actual desequilibrio existente en cuanto a la seguridad y la justicia ya es insostenible. No es posible que en pleno siglo XXI seamos testigos de múltiples ejemplos de inseguridad e injusticia. ¿Cómo el mundo puede tolerar aquello de “congelación” o confiscación de activos de países que han depositado su confianza en otros países? ¿Cómo es posible que seamos testigos de chantajes explícitos como el caso de TikTok en Estados Unidos? ¿Cómo es posible que los que fomentaron el “libre mercado” obliguen hoy a sus empresas a no exportar sus productos a países que también juegan al “libre mercado”? ¿Cómo es posible que los Grandes Medios de Comunicación no vean la injusticia cometida contra medios rusos como RT o Sputnik, la inclinación neonazi que ha tenido desde el principio los que defienden Ucrania de los rusos, o no puedan ver el actual genocidio que está cometiendo el Estado de Israel contra el pueblo palestino, cuyo principal auspiciador sigue siendo Estados Unidos? ¿De qué sirven estructuras u organizaciones como la ONU, OMC, OMS, CPI, … si somos testigos de todo lo anterior o más?

Níkolas Stolpkin

Analista político nacional e internacional – Political Analyst – Crítico de política y Cultura Contemporánea.

 

Continue Reading
Advertisement

Title

Categories

Trending

Copyright © 2020 Enfoque Periodístico. Created by Conectya.

shares