Connect with us

Blog de Sucesos y Noticias

Independentismo Catalán: Una “cruzada” nacionalista sin objetivos políticos

Published

on

POR QUÉ SE PERDIÓ LA “BATALLA” DE CATALUÑA

Definitivamente, y dejando atrás la pasión política vivida en estos días, se puede decir que el nacionalismo catalán sale seriamente derrotado después de haber librado la batalla política más intensa y virulenta en los cuarenta años de historia democrática española. La apuesta por el independentismo debería haber concitado un mayor consenso en la sociedad catalana y puestos a embarcarse en una “cruzada” de estas características, tal como tenían previamente planeado, deberían haber llamado a una suerte de pacto nacional de mínimos para lograr sus objetivos políticos. 

por Ricardo Angoso

ricky.angoso@gmail.com

No deberían haber perdido de vista que en las últimas elecciones autonómicas en Cataluña el independentismo obtuvo el 47% de votos y que fue en función de una distorsión electoral manifiesta por la que obtuvieron mayoría en el parlamento catalán. Confundir el deseo con la realidad es una pulsión muy loable en poesía, pero resulta realmente patética y grotesca en política. Decía un presidente de Cataluña, Josep Taradellas, que “en política puedes hacer de todo menos el ridículo”. Eso es, precisamente, lo que han hecho aquellos que se embarcaron en una “cruzada” destinada a ser un manifiesto naufragio sin remisión, por mucha ilusión que hubieran puesto en la misma.

 Los nacionalistas catalanes se miraron siempre en el espejo de los procesos independentistas acontecidos en los países bálticos -Estonia, Letonia y Lituania- y en la antigua Yugoslavia para fijar su hoja de ruta, pero no deberían haber perdido de vista que en todos estos casos los porcentajes de apoyo a la independencia -si exceptúamos el caso montenegrino- superó el 90% de los sufragios y concitó un consenso casi unánime en casi todas estas sociedades. La guerra de Bosnia, precisamente, reveló dramáticamente cómo la falta de un consenso entre todas las comunidades convivientes en ese país llevó a una guerra interétnica entre serbios, croatas y bosnios que duró tres años, causó 200.000 muertes, dos millones de refugiados y cuantiosos daños materiales, aparte de un odio que al día de hoy no se ha apagado.

 

A la torpeza política manifiesta de los elementos más radicales que defendían la causa independentista, hay que añadir la titubeante acción de su máximo líder, el presidente Carlos Puigdemont, la  escasa capacidad para atraer fuerzas de los sectores indecisos por su propuesta extremista y marginal y su ceguera por seguir adelante con un proceso que tenía todos los visos desde sus inicios de acabar como, previsiblemente, terminó concluyendo. Actuar sin tener en cuenta el abanico de escenarios en que puede acabar una crisis es una imprudencia política que se paga con el fracaso absoluto, tal como les ha ocurrido a los líderes nacionalistas catalanes.

 Luego la consulta electoral convocadada para el uno de octubre fue una auténtica chapuza, un despropósito manifiesto nunca visto en un país europeo y desarrollado. El referéndum, si es que se le puede llamar así a ese sainete impresentable, adolecía de un censo legal y aceptado por todos, las papeletas no se atenían a la norma legal, algunos electores llegaron a votar varias veces, no hubo una campaña electoral sobre el asunto que se sometía  a la votación y nadie sabía a ciencia cierta donde estaban las mesas electorales para depositar las papeletas. Hubo centenares de irregularidades en todos el proceso, como por ejemplo en el nombramiento absolutamente irregular de los funcionarios elegidos para recibir los votos y controlar las secciones electorales, y también a la hora de ofrecer los resultados, previamente cocinados por quien estaba al frente del proceso y sin las mínimas garantías de ofrecer una mínima legitimidad democrática a la susodicha consulta. Tampoco hubo observadores electorales ni misiones exteriores o nacionales de observación electoral. La credibilidad de la consulta fue nula y nadie en la escena nacional o internacional le dio algún viso de legalidad a la misma. 

 

En esa consulta no se expresó la voluntad de los catalanes, sino más bien lo contrario: fue la expresión de una andanada irreflexiva y burda contra el Estado Español sin pararse a pensar en las secuelas que iban a dejar las torpes acciones llevadas a cabo por los líderes nacionalistas catalanes. Incluso el diario La Vanguardia, cercano al universo separatista, lo señalaba muy adecuadamente en uno de sus editoriales:” La voluntad real de los catalanes sólo se podrá verificar en unas nuevas elecciones –que posiblemente tengan lugar antes de que llegue el próximo verano– o en una consulta acordada con el Estado español de acuerdo con los márgenes que ofrece la Constitución, por ejemplo, su artículo 92. El asalto a la Constitución no es el camino, aunque centenares de miles de personas simpaticen con esa idea. No será fácil salir del actual laberinto. Reiteramos nuestras propuestas: reconocimiento del problema, respeto a la ley, espíritu democrático, serenidad, ánimo constructivo, diálogo y defensa de la convivencia”. Y, desde luego, ese editorial ha sido premonitorio: el presidente de Gobierno español, Mariano Rajoy, que hasta ahora había actuado con tibieza, lentitud y pusilanimindad manifesta, ya ha convocado elecciones autonómicas para Cataluña el próximo 21 de diciembre.

 DURO VARAPALO EN EL EXTERIOR A LA CAUSA CATALANA

Todo el proceso estaba desautorizado internamente, era absolutamente ilegal y no se atenía al ordenamiento constitucional español ni a las Leyes en vigor que también rigen en Cataluña. Si lo que se pretendía era cambiar la Constitución española, nuestra Carta Magna tiene varios procedimientos para hacerlo por vías legales y no provocando una ruptura constitucional ilegal y unilateral. Como señalaba un atinado editorial del diario El País, “violar las leyes, forzar las normas democráticas, romper la convivencia y, sobre todo, pretender privar ilegalmente de su ciudadanía y derechos a millones de catalanes y a sus representantes políticos legítimos dista mucho de constituir un comportamiento cívico y ejemplar”.

Ese comportamiento ha tenido mucho que ver con el nulo reconocimiento internacional que ha tenido la declaración de independencia aprobada en los últimos días en el parlamento catalán con el apoyo de 70 diputados sobre 135 que componen la cámara. La Unión Europea, los Estados Unidos, las Naciones Unidas e incluso Rusia han apoyado sin fisuras al gobierno español. A esos apoyos hay que sumar los de todos los países latinoamericanos a excepción de Venezuela.  

 El autoproclamado “ministro de exteriores” de Cataluña, Raúl Romeva, ha cosechado un notable y rotundo fracaso en la escena internacional, pese a haber gastado millones de euros en viajes, “embajadas”, reuniones, presentaciones y actos protocolarios para tratar de vender la causa separatista en el exterior. Ni un solo reconocimiento internacional han logrado los nacionalistas catalanes. Su soledad en la escena internacional es total y tendrían que haber entendido el mensaje: sin atenerse a la legalidad constitucional española nunca habrá diálogo ni reconocimiento alguno. Ahora habrá que esperar a ver qué ocurre en las próximas elecciones. Una victoria de los indepedentistas sería letal para Madrid, pero pase lo que pase las dos partes deberían haber entendido y sacado a alguna lección de la presente crisis en el sentido de que sin negociaciones no puede haber una salida al actual punto muerto. Las espadas siguen en alto, pero la crisis puede ser reconducida si algunos abandonan las precondiciones previas -no renunciar a la independencia- y otros tienden la mano a aquellos que han salido claramente derrotados.

Otros artículos de Ricardo Angoso

 

Agencias

Crisis política en Perú. Congreso destituye a presidente Castillo

Published

on

EP New York | Latinoamérica

Perú: el Congreso destituye al presidente Pedro Castillo

Perú — El Congreso peruano destituyó el miércoles al presidente Pedro Castillo poco después de que éste disolviera el Legislativo e instalara un gobierno de emergencia, en la mayor crisis política desde que llegó al poder hace poco más de un año.

Castillo fue destituido por “incapacidad moral” por 101 votos a favor, seis en contra y 10 abstenciones y será sucedido en el poder por su vicepresidenta Dina Boluarte, a quien se le tomará juramento en las próximas horas.

La votación se produjo el mismo día en que Castillo disolvió el Parlamento en una maniobra que varios actores consideraron un intento de golpe de Estado y que fue incluso criticada por algunos de sus propios funcionarios.

Boluarte, una abogada de 60 años, se convertirá en la primera mujer en alcanzar la presidencia en más de 200 años de república independiente. Bilingüe en español y quechua, fue elegida vicepresidenta en la boleta que llevó al poder a Castillo el 28 de julio de 2021.

Poco antes Boluarte había rechazado en su cuenta de Twitter la decisión del mandatario porque “agrava la crisis política e institucional que la sociedad peruana tendrá que superar con estricto apego a la ley”.

En un mensaje por la televisión pública Castillo había anunciado la disolución del Parlamento y la convocatoria a elecciones para un nuevo Congreso con facultades constituyentes que debía elaborar una nueva carta magna en un plazo de nueve meses.

Pero rápidamente perdió el respaldo de varios integrantes del gobierno que poco después renunciaron, entre ellos el jefe del ejército Walter Córdova y cuatro ministros, incluidos el canciller César Landa y el ministro de Economía, Kurt Burneo.

“En estricto apego a mis convicciones y valores democráticos y constitucionales, he decidido renunciar irrevocablemente al cargo de Ministro de Relaciones Exteriores ante la decisión del Presidente Castillo de cerrar el Congreso de la República, violando la Constitución”, publicó Landa en su cuenta de Twitter.

Por su parte, el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional indicaron en un comunicado que “cualquier acto contrario al orden constitucional establecido constituye una infracción a la constitución y genera el no acatamiento por parte de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional”.

En tanto, la Defensoría del Pueblo sostuvo en un comunicado que luego de varios años de democracia Perú se enfrentaba a un quiebre constitucional “que no tiene otra denominación que un golpe de Estado”. El organismo demandó la renuncia de Castillo y su puesta a disposición de la justicia por incumplimiento de la constitución “al haberse arrogado el poder que sólo pertenece al pueblo”.

“El señor Castillo debe recordar que no sólo fue elegido como presidente de la república si no que el pueblo también eligió a representantes para la función pública. Los actos de Castillo desconocen la voluntad del pueblo y son nulos”, indicó la Defensoría.

Castillo también había dispuesto que a partir de la fecha se gobernaría mediante decretos ley y ordenado un toque de queda a partir de las 22 hora local (0300 GMT) y hasta las 4 de la mañana (0900 GMT). A su vez exigió la reorganización del Poder Judicial, el Ministerio Público, el Tribunal Constitucional y la Junta Nacional de Justicia.

“Los Estados Unidos rechazan categóricamente cualquier acto extra constitucional del presidente Castillo para impedir que el Congreso cumpla con su mandato”, publicó en Twitter Lisa Kenna, embajadora de Estados Unidos en Perú.

Esta es la segunda vez en tres años que un gobierno cierra el Congreso. En 2019 el entonces presidente Martín Vizcarra cerró el Parlamento pero fue removido de su cargo un año después en noviembre de 2020 cuando hubo tres mandatarios en una semana en medio de protestas en las calles que dejaron dos muertos y 200 heridos.

La Fiscalía investiga a Castillo en seis casos preliminares, la mayoría por presunta corrupción, y su hipótesis es que el ahora exmandatario usó su poder para lucrar a cambio de otorgar obras públicas. Castillo ha negado las acusaciones.

El primer presidente de origen rural en 200 años de república modificó cinco veces su gabinete con más de 60 cambios de secretarios, lo que provocó una parálisis de varias políticas de gobierno.

Desde 2016 Perú vive una crisis política caracterizada por Parlamentos y presidentes de turno que buscan eliminarse por desacuerdos entre sí. En 2019 Vizcarra (2018-2020) disolvió el Congreso y convocó a elecciones legislativas. En 2020 el nuevo Legislativo removió a Vizcarra. El nuevo presidente, Manuel Merino, duró menos de una semana y renunció por las marchas populares. Francisco Sagasti llegó al poder y tras nueve meses entregó el puesto al actual mandatario.

En medio de la lucha por el poder, la sequía más potente en medio siglo golpea los Andes y miles de aldeas rurales sufren la falta de lluvias que no permiten el inicio de la siembra de papas. Los pastos naturales han comenzado a agotarse provocando la muerte de ovejas y camélidos. Al mismo tiempo la gripe aviar ha matado a más de 18.000 aves marinas silvestres y ha provocado al menos un contagio en una granja de aves que pone en peligro la crianza de pollos y pavos.

Además, desde hace una semana el país sufre una quinta ola de infecciones de COVID-19. Desde el inicio de la pandemia han muerto más de 217.000 peruanos y 4,3 millones se han contagiado, según datos oficiales.

AP

 

Continue Reading

Agencias

Organización Trump es culpable de fraude fiscal

Published

on

EP New York | Política

Organización Trump es declarada culpable de fraude fiscal

NUEVA YORK (AP) — La compañía de Donald Trump fue declarada culpable el martes de ayudar a sus ejecutivos a evadir impuestos sobre prestaciones extravagantes como apartamentos en Manhattan y autos de lujo, en lo que representa un significativo rechazo a las prácticas financieras de los negocios del expresidente en momentos en los que busca llegar nuevamente a la Casa Blanca.

Un jurado declaró a dos entidades corporativas de la Organización Trump culpables de los 17 cargos, que incluyen asociación delictuosa y falsificación de documentos mercantiles. Trump no estaba siendo enjuiciado. El veredicto en el tribunal estatal de Nueva York se produjo luego de unas 10 horas de deliberaciones a lo largo de dos días.

Las autoridades de Nueva York aseguran que continuarán su investigación en torno a Trump y sus negocios. La pesquisa, que comenzó hace tres años por posibles pagos para comprar silencios a nombre de Trump, se convirtió en un análisis sobre la valuación de activos de la compañía y las prácticas de pagos.

La compañía enfrenta una multa de hasta 1,6 millones de dólares. La audiencia de sentencia está programada para el 13 de enero. La defensa ya dijo que apelará el veredicto.

“Las compañías de un expresidente han sido declaradas culpables de crímenes. Eso es relevante”, dijo el fiscal de distrito de Manhattan, Alvin Bragg, al salir del tribunal. “Eso subraya que en Manhattan tenemos un estándar de justicia para todos”.

Trump, un republicano que anunció su candidatura rumbo a 2024 el mes pasado, arremetió contra el veredicto, al que calificó como una “cacería de brujas de Manhattan” encabezada por demócratas.

“Este caso no tiene precedentes ni involucró beneficio monetario alguno para estas dos corporaciones”, afirmó Trump en un comunicado. “La ciudad de Nueva York es un lugar difícil para ser ‘Trump’”.

El veredicto se suma a los crecientes problemas legales de Trump, quien enfrenta una investigación penal en Washington por la retención de documentos confidenciales en su finca Mar-a-Lago, así como por los intentos de anular los resultados de los comicios presidenciales de 2020.

Un fiscal especial del Departamento de Justicia recién asignado encabeza esas investigaciones. La fiscalía de distrito en Atlanta también abrió una pesquisa sobre los intentos de Trump y sus allegados de revertir su derrota en el estado de Georgia.

La Organización Trump — y el manejo de la misma por parte de Trump — fueron el hilo central del reality show “The Apprentice”, que lo afianzó como una celebridad a nivel mundial. La fama le resultó útil para impulsar su ascenso político, permitiéndole venderse ante los votantes como un exitoso empresario que podía aplicar las lecciones de ese ámbito en Washington.

El caso contra la empresa se basó principalmente en testimonios del exdirector financiero de la Organización Trump, Allen Weisselberg, quien previamente se había declarado culpable de cargos de que manipuló la contabilidad de la compañía para reducir sus impuestos sobre 1,7 millones de dólares en prestaciones adicionales. La fiscalía le prometió a Weisselberg una condena de cinco meses en prisión a cambio de su testimonio.

Para lograr la declaración de culpabilidad, los fiscales tuvieron que convencer al jurado de que Weisselberg o su subordinado, el vicepresidente senior Jeffrey McConney, eran “altos directivos” que actuaban a nombre de la compañía y que el plan también benefició a la empresa.

Por su parte, los abogados de la Organización Trump repitieron el mantra de “Weisselberg lo hizo por Weisselberg” durante todo el juicio, que se extendió por un mes. Sostuvieron que el ejecutivo había traicionado la confianza de la empresa.

Weisselberg también intentó asumir su responsabilidad en el estrado, diciendo que nadie en la familia Trump sabía lo que estaba haciendo.

“Fue mi propia codicia personal la que me llevó a esto”, declaró.

AP .

Continue Reading

Articulos Destacados

Winter Village y Bank of América iluminan el Bryant Park de Manhattan

Published

on

EP New York | Eventos

Por Gustavo Lugo

BANK OF AMERICA y el WINTER VILLAGE, realizó este 29 de diciembre su tradicional ceremonia de iluminación del árbol de navidad, con un deslumbrante espectáculo teatral de patinaje sobre hielo protagonizado por patinadores olímpicos y campeones mundiales Mirai Nagasu, Polina Edmunds, Ryan Bradley y Oona y Gage Brown, en la impresionante pista de 17,000 pies cuadrados.

Los artistas de Broadway Jessica Vosk y Jelani Remy, el equipo de patinaje sincronizado The Haydenettes y Figure Skating en Harlem, y fuegos artificiales, fue la sorpresa para los asistentes.

Este año el árbol mide 45 pies de alto y pesa más de 8,000 libras, y fue iluminado después de las 6 de la tarde con aproximadamente 12.000 luces.

La espectacular ceremonia de iluminación del árbol trajo a Bryant Park Winter Village el regreso del mes decenbrino y el espiritu de la navidad gracias a BANK OF AMERICA.

Con BANK OF AMERICA Winter Village, en Bryant Park, los neoyorquinos y turistas disfrutan de diferentes eventos en el Winter Village, con su pista de 17,000 pies cuadrados ofrece patinaje sobre hielo de entrada gratuita, patines de alquiler de alta calidad, espectáculos de patinaje y eventos gratis. La pista está abierta todos los días durante la temporada del tradicional Winter Village.

Su mercado al aire libre de inspiración europea, Holiday Shops by Urbanspace, cuenta con artesanos de Nueva York y de todo el mundo. Ubicadas a lo largo de los allées, plazas y terrazas de Bryant Park, las tiendas se encuentran en quioscos de “joyero” diseñados a la medida, para disfrutar de artesanías locales, provisiones artesanales y exquisitos obsequios de todo el mundo.

The Lodge, al aire libre junto a la pista, y después de patinar, los visitantes pueden relajarse con un cóctel festivo, disfrutar de una deliciosa comida y ver a los patinadores sobre hielo. Este acogedor destino de invierno cuenta con bares festivos y múltiples opciones gastronómicas para satisfacer los antojos de los neoyorquinos y visitantes por igual.

Además , el iglú privado es la mejor experiencia de invierno, donde pueden disfrutar de comidas y bebidas festivas en estos acogedores domos, a solo unos pasos de la icónica pista de patinaje sobre hielo, rodeados de los rascacielos en el centro de la ciudad.

Para los amantes de los eventos privados esta el famoso Overlook, un espacio para eventos privados y más grande, se encuentra sobre el encantador paisaje de Winter Village. Overlook es perfecto para fiestas, recepciones, eventos corporativos y más. El espacio presenta vistas panorámicas de la pista de patinaje, Bryant Park y Midtown Manhattan a través de sus paredes de vidrio y el techo transparente.



 

Continue Reading
Advertisement

Trending

Copyright © 2020 Enfoque Periodístico. Created by Conectya.

shares